Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Por Orlando Ruiz Ruiz (*) - Canarias-semanal.org
Lunes, 22 de julio de 2013
Una batalla revolucionaria por la igualdad de género

La mujer en Cuba: Justa mitad del derecho conquistado

Guardar en Mis Noticias.

En Cuba el género no es considerado como una variable más, sino como parte de una condición de vida, como elemento indispensable en la formulación e implementación de toda nuestra política económica y social (...).

[Img #19881]   Según datos del último censo mundial realizado en el 2011, en el mundo habitan unos  3 mil 42 millones de mujeres, casi la mitad de la población del planeta. Pero la igualdad de género y la emancipación de estas, lejos de ser uno de los ejes de la existencia de las sociedades contemporáneas, continúa siendo uno de los principales objetos de reclamo popular en no pocas naciones.  


   Aun cuando el reconocimiento de los derechos femeninos recibió un incuestionable impulso a partir del programa adoptado en la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer, realizada por la Organización de Naciones Unidas (ONU) en 1995 en Beijing, la discriminación que sobre ellas ha pesado durante siglos permanece todavía profundamente arraigada en las sociedades, y su paridad de derechos respecto a los hombres en el terreno laboral y en muchos otros campos es una meta aún por alcanzar.


   Muestra de los grandes desequilibrios que persisten a nivel planetario en materia de igualdad de género es que casi la mitad (48,4 %) de la población femenina con más de 15 años de edad permanece económicamente inactiva, mientras en algunas regiones la diferencia es mayor aún, con menos de 4 mujeres económicamente activas por cada 10 hombres empleados.


   Hace más de medio siglo, con la instauración en Cuba del poder revolucionario, las mujeres comenzaron a desempeñar un papel de primer orden en el desenvolvimiento del país. La creación de la Federación de Mujeres Cubana (FMC), el 23 de agosto de 1959, entre otras decisivas medidas del Gobierno Revolucionario, propició la existencia de oportunidades a las que nunca antes estas habían accedido.


   Hoy las cifras hablan por sí solas: las féminas representan en Cuba  cerca del 50 % de la fuerza laboral, más del 65 % de los técnicos y profesionales y casi la mitad de los de los parlamentarios y de los integrantes del actual Comité Central del Partido.


  

    Según indicó recientemente el informe Estado de las Madres del Mundo 2013, de la organización de derechos de los niños Save the Children, Cuba es el mejor país de América Latina y el Caribe para que las mujeres se conviertan en madres.



  Las estadísticas en tal sentido comparan las condiciones del desempeño materno en 176 países y tienen en cuenta el estado de bienestar y atención a las madres y sus hijos, el índice de mortalidad infantil, la educación y el nivel de ingresos reales, así como la situación socio-política de estas.


   No obstante los logros alcanzados, las autoridades cubanas y toda la sociedad se empeñan en la erradicación de los vestigios que entorpecen la total igualdad de género y el pleno ejercicio de los derechos de personas de uno y otro sexo.


   En tal sentido la III Evaluación del Plan de Acción Nacional de Seguimiento a la Conferencia de Beijing, realizado en La Habana hace apenas dos meses, tras reconocer significativos avances en la igualdad de derechos, oportunidades y posibilidades de las mujeres alcanzados en el país, proclamó que:  "Se trata de considerar al género no como una variable más, sino como parte de una condición de vida, como elemento indispensable en la formulación e implementación de toda nuestra política económica y social, que propicie permanencia y sistematicidad en los análisis y evaluaciones y que no tengamos que apelar solamente a estos espacios de seminarios nacionales para evaluar por dónde vamos, qué nos falta, a qué aspiramos y cómo construimos todas y todos una sociedad más justa".


   Del mismo modo, en el análisis se reconoció que hoy perviven concepciones sexistas, así como algunas limitaciones que contribuyen a naturalizar las desigualdades entre hombres y mujeres. Entre estas destacaron las referidas a la mayor integración entre organismos e instituciones que intervienen en el trabajo comunitario, la carencia de un adecuado enfoque de género en el análisis de las problemáticas sociales y la inexistencia de registros apropiados para evaluar y dar seguimiento a la problemática de la violencia intrafamiliar.


   Un tema muy debatido por su urgencia e importancia fue la inexistencia de una legislación familiar actualizada que brinde soluciones jurídicas a problemas complejos y sensibles, como las diferentes manifestaciones de violencia de género o en el seno del hogar. De ahí que se ratificó la necesidad de "priorizar en el más breve plazo la aprobación de las modificaciones al Código de Familia vigente y la creación de las normas procesales correspondientes".


   Tal determinación asegura que en Cuba, cada vez más, las mujeres continuarán siendo la justa mitad de todos los derechos  conquistados.



[Img #19906]

(*) Orlando Ruiz Ruiz periodista y escritor, es jefe de la Sección Internacional del periódico portavoz de los sindicatos cubanos "Trabajadores" y también colaborador de Canarias Semanal.org

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Martes, 23 de julio de 2013 a las 11:46
Ernesto
Señora Marta, ¿quién "dice" eso que usted da por cierto? ¿Tiene algún dato para avalar esa información tomada de la Razón o La Gaceta o simplemente se traga todo lo que le echan sin más o lo que le dice algún amigo suyo que quizá viaja a otros países con intenciones poco honestas? ¿Acaso no hay prostitución en el resto del mundo? ¿No la hay aquí a la vuelta de la esquina? ¿Es usted de las que se piensa que una revolución es un acto mágico mediante el cual el 100% de la población queda convertida a los nuevos valores socialistas? Sea un poco más seria señora y, sobre todo, aprenda a tener el debido respecto por los millones de mujeres cubanas que trabajan cada día para construir una sociedad mejor y para sacar adelante dignamente a sus familias. Piense un poquito, si es capaz, antes de soltar la primera sandez que la pase por la cabeza, "compañera".
Fecha: Lunes, 22 de julio de 2013 a las 16:48
marta
YA VES SIN ENBARGO DICEN QUE AHORA MISMO HAY MAS JINETERAS QUE EN BATISTA, SIGUE DICEIENDO: POBRE FIDEL Y POBRE REVOLUCION CON TODO LO QUE HA COSTADO Y SE VENDEN Y DESPRESTIGIAN A SU PAIS POR UN CELULAR, PIDE,PIDE,PIDE PIDE, DICEN QUE ESO ES LO QUE HAY?

Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress