Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Por Orlando Ruiz Ruiz - Canarias-semanal.org
Martes, 23 de abril de 2013
"La revolución ha tenido que avanzar a contrapelo de las campañas mediáticas"

La prensa venezolana: un opositor político de armas tomar

Guardar en Mis Noticias.

Los agentes mediáticos se han convertido en un contendiente político de primer orden, capaz incluso de influir con sutiles o descarnadas campañas desestabilizadoras a fomentar crisis y entorpecer la marcha de los procesos electorales y las transformaciones sociales.

 [Img #17322]


 

     La Revolución Bolivariana de Venezuela ha tenido que avanzar a contrapelo de una descomunal campaña de los medios de comunicación privados. Desde la asunción al poder de Hugo Chávez, los periódicos, cadenas de televisión y emisoras radiales del país se pusieron al servicio de los intereses de la oligarquía -de la que los grandes propietarios de los medios forman parte-.


     El ex embajador de Cuba en Venezuela, Germán Sánchez Otero, sintetiza de manera magistral en su libro Abril sin censura las particularidades de este proceso: "Ante el desprestigio, disgregación y repliegue de los partidos políticos tradicionales, vencidos una y otra vez en las urnas y en la confrontación de ideas con Chávez, los medios asumieron el papel de oposición política del gobierno y desplegaron un tenaz ataque ideológico al proyecto bolivariano. Sin ningún pudor usaron los burdos artificios de la Guerra Fría y campañas mentirosas de corte fascista. Entre ellas, la idea matriz de que Chávez quería cubanizar a Venezuela, basándose ex profeso en una imagen falsificada del Socialismo en la isla, al que daban por fracasado y lo pintaban como la antítesis de la democracia, la libertad, la felicidad y hasta del reino de Dios".


    Ante la nueva derrota del representante de la derecha, Henrique Capriles Rodonski, el pasado 15 de abril un periodista venezolano mentiroso y falaz, que difundió diez o doce veces la supuesta muerte de Chávez antes de tiempo, afirmó que en un centro médico se escondían cajas con papeletas electorales. El local fue tomado por iracundos opositores, su mobiliario fue destrozado, los  doctores agredidos y los pacientes maltratados.


        En 1998 el primer gobierno revolucionario de Venezuela heredó un país polarizado hasta el tuétano, una polarización estructural, que provocara contrastes extremos entre miseria y riqueza, una injusta distribución de la renta petrolera e infinidad de paradojas  en la vida social, política y cultural.


       Cuando Chávez emprendió acciones para revertir tales antípodas, los causantes seculares de ellas desplegaron sus fuerzas y propiciaron el enfrentamiento entre dos polos de la población. Los adversarios del nuevo gobierno buscaban retomar por cualquier medio los mecanismos de poder que les permitiera sostener durante largo tiempo esa sociedad de disparidades e injusticias de la se habían hecho dueños. En esa pugna entre el aferramiento al pasado de algunos y la esperanza  en el porvenir de muchos, se colocó como juez la prensa oligárquica y pro imperialista que al formar parte del gran capital nacional ella misma, comenzó también a ver en peligro sus intereses.


        El proceso de profundas transformaciones sociales que ha vivido la nación suramericana a lo largo de la última década ha sido minimizado en los medios de difusión, mayoritariamente privados o pertenecientes a consorcios mediáticos internacionales, sin contar que desde el exterior grandes periódicos como El País, de España, o televisoras de alcance mundial con el signo hegemónico de la CNN han consagrado grandes espacios a fabricar mentiras y urdir inescrupulosamente agresiones en torno a Venezuela.


        Solo en los últimos dos años, el Gobierno Bolivariano destinó unos 23 millones de dólares a los cinco grandes proyectos dirigidos a la construcción de viviendas, la erradicación del desempleo, los subsidios a madres y ancianos de pocos recursos y la reactivación de la producción agrícola. La misión Saber y Trabajo, por solo citar un ejemplo, ha permitido en breve tiempo incorporar a la actividad productiva a cerca de 30 mil 873 venezolanos.


   Los resultados de esta resuelta voluntad política aplicada por Chávez desde los primeros momentos de su Gobierno hoy se pueden cuantificar en resultados que son ejemplo para el resto del mundo. Según datos de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), la indigencia en Venezuela bajó de 21,7 % en 1999 a 11,7 % en 2012, y la pobreza pasó de 49,4 % a 29,5 % en igual periodo, cuando precisamente en naciones ricas de Occidente estos mismos índices crecieron de manera alarmante. Ni una sola de estas realidades ha ocupado un titular en los espacios noticiosos, que sí han reseñado con saña detalles de la "violencia callejera" y otros males que precisamente son frutos de la desigualdad social y la pobreza engendradas por la explotación capitalista que ahora el país se empeña en erradicar.


   El ejemplo más reciente de la burda parcialidad mediática que ha sufrido la Revolución Bolivariana de Venezuela es el abrumador apoyo proporcionado durante su campaña al candidato de la oligarquía por la casi totalidad de las publicaciones, radioemisoras y cadenas de televisión subordinadas al gran capital. Esos mismos medios se volcaron luego al descrédito del Consejo Nacional Electoral y la conjura contra Nicolás Maduro, tras ser elegido presidente con el reconocimiento de observadores imparciales provenientes de numerosos países e instituciones.


    De tal modo, más que un vehículo de información, la prensa se ha convertido en un opositor político de primer orden en Venezuela, capaz incluso de influir con sutiles o descarnadas campañas desestabilizadoras a fomentar crisis y entorpecer la marcha de las transformaciones a favor del pueblo trabajador.



[Img #17320]

(*) Orlando Ruiz Ruiz periodista y escritor, es jefe de la Sección Internacional del periódico Trabajadores y colaborador de Canarias Semanal.com.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Lunes, 20 de mayo de 2013 a las 13:55
Familia,libertad,Nación
ALGUNOS APUNTES SOBRE EL ABORTO EN VENEZUELA.

http://danipirata80.wordpress.com/2013/03/23/algunos-apuntes-sobre-el-aborto-en-venezuela/

“En otras partes aplican el aborto, yo en eso, califiquenme de conservador pero no estoy de acuerdo con el aborto para detener un parto, sencillamente nació el niño con un problema, ahora hay que darle amor”. Hugo Chávez

Actualmente el aborto en Venezuela es ilegal salvo en casos de amenaza a la vida o salud de la mujer, malformación del feto o violación. La pena para una mujer que tiene un aborto es de 6 meses a dos años de prisión y la pena para un médico u otra persona que realiza el procedimiento es de uno a tres años. Se pueden imponer penas más duras si la mujer embarazada muere como resultado del procedimiento. La Píldora del Día Después es legal en Venezuela desde 2004.

El candidato opositor, el ultraderechista judío homo-pedófilo Capriles, quiere legalizarlo también defiende las uniones civiles del mismo sexo que, en este momento, en Venezuela no están aprobadas:

“Estoy contra la pena de muerte, a favor de la unión civil de personas del mismo sexo, me defino de centroizquierda y me siento cómodo si me llaman ‘progresista’. Estoy de acuerdo con el aborto terapéutico“.

Las leyes bolivianas permiten que el embarazo sea interrumpido en casos de violación, rapto no seguido de matrimonio, estupro o incesto o cuando la vida de la mujer está en peligro, aunque en todos los casos hace falta una autorización judicial.

Mientras que en Ecuador, la Asamblea Legislativa comenzó este año a discutir una legislación sobre aborto no punible. Sin embargo, la iniciativa quedó nula luego de que el presidente Rafael Correa advirtiera que vetaría “cualquier artículo sobre el aborto que vaya más allá de lo que ya existe en el Código Penal”, que establece excepciones de penalidad en caso de violación a una mujer demente o con retraso mental.

LA MONJA “REVOLUCIONARIA” TERESA FORCADES PROMUEVE EL ABORTO EN VENEZUELA.

http://danipirata80.wordpress.com/2012/07/13/teresa-forcades-desenmascarada-el-timo-de-la-monja-revolucionaria/

Ya hablamos del timo de la monja “revolucionaria“, timo publicitado por los mass mierdas. Esta agente de la élite malthusiana tiene como objetivo aumentar el número de abortos. Ahora se entienden mejor sus alabanzas a Chávez, solo era una manera de introducirse en Venezuela y engañar a los chavistas. Quien mejor que hacerlo que una retorcida monja católica feminazi que piensa que un feto es como un riñón

Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress