Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Por Cristóbal García Vera - Canarias-semanal.org
Lunes, 15 de abril de 2013
El economista afirma en Las Palmas que volvería a reclamar un pacto de gobierno con el partido socioliberal

Juan Torres López, sin alternativas al PSOE [Vídeo]

Guardar en Mis Noticias.

[Img #17019]   

 

      El pasado martes, 9 de abril, el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla Juan Torres López ofrecía en Las Palmas de G.C. una conferencia sobre  las "alternativas" que  - según el economista - permitirían superar la Crisis. Torres centró su exposición, indudablemente didáctica, en los desastrosos efectos que la desregulación financiera impuesta en las últimas décadas ha provocado en la economía mundial. Tampoco faltaron en su discurso, no obstante, contradicciones esenciales. Entre otras, su referencia a la  crisis medioambiental generada por la dinámica de crecimiento continuo inherente al sistema capitalista, sin el cual no se hubiera podido sostener -en unos pocos países occidentales y en un breve lapso de tiempo histórico- el Estado del Bienestar defendido por el profesor y  fundado en la superexplotación de la mayor parte de la población mundial.  No es el objeto de este artículo, sin embargo, efectuar una crítica de las concepciones y planteamientos teóricos del Sr. Torres López. Al lector interesado en este particular lo remitimos al muy recomendable trabajo "No hay alternativas. (Otro capitalismo es imposible)”, publicado en esta misma revista digital por Manuel Navarrete y no rebatido hasta la fecha en ninguno de sus aspectos fundamentales (1).

 

 

     Nuestra glosa se referirá, en este caso, a la traducción práctica de tales planteamientos. Es decir, a la propuesta política propugnada por Juan Torres para "salir de la crisis", sobre la cual tuvimos la oportunidad de interrogarle al término de su intervención.  En el turno de preguntas reservado al público asistente,  recordamos al Sr. Torres su apoyo al pacto de Gobierno suscrito en Andalucía entre el PSOE e Izquierda Unida, así como la posterior aplicación por parte de ese Ejecutivo  de las mismas políticas neoliberales que ambas organizaciones habían prometido combatir. Aludimos, igualmente, a cómo el propio Torres López terminaría sosteniendo - en una nota remitida a la redacción de Canarias Semanal - que "no podía pensar que IU acabaría (gobernando) tan de espaldas a la gente”, mientras que "del PSOE no esperaba nada" (2)Finalmente, le preguntamos si, a la vista de la experiencia andaluza, volvería a apoyar un pacto con el partido socioliberal.

 

 

 

 

¿MALA INFORMACIÓN SOBRE LOS POSICIONAMIENTOS POLÍTICOS DEL PROFESOR  TORRES LÓPEZ?

 

 

 

    Reconocemos que nuestra sorpresa fue mayúscula cuando, aprovechando la ventaja de quien sabe que su interlocutor no tendrá turno de réplica, el Sr. Torres comenzó asegurando que nuestro problema era el de "estar mal informado, a través de Canarias Semanal" sobre sus públicos pronunciamientos ya que  -dijo - "él no apoyó el pacto en Andalucía", sino que lo "reclamó". "Hice - afirmó- las propuestas que creía que debía de contener un pacto, y cuando se hizo un pacto que a mí no me parecía del todo acertado lo puse en cuestión". Tras realizar esta pirueta dialéctica para reconocer lo que antes había negado, el profesor prefirió evitar cualquier tipo de comentario acerca de lo que había escrito sobre Izquierda Unida y su forma de gobernar "de espaldas a la gente". Poco cabe añadir, por tanto, al respecto de nuestra supuesta "mala información" sobre hechos suficientemente conocidos y que cualquiera puede contrastar. Mucho más interés tienen, en cambio, otros aspectos de la contestación que nos ofreció el catedrático de la Universidad de Sevilla.

 

 

 

 

TORRES LÓPEZ: "CUALQUIER PARTIDO QUE GOBIERNE TENDRÁ QUE HACER RECORTES"

 

 

 

[Img #17055]    En el libro “Hay Alternativas. Propuestas para crear empleo y bienestar social en España” -escrito junto al profesor Vicenç Navarro y el diputado de IU Alberto Garzón- Juan Torres se refiere al “discurso neoliberal imperante”, que “repite que sólo se puede hacer lo que se hace y que no se pueden tomar otras medidas, porque el mundo ‘es así’, porque ‘Europa’ o ‘la globalización" o "los mercados’ no permiten que nadie se salga del camino trazado”. Acertadamente, los autores sostienen que dicho mensaje es falso y solo pretende conseguir que “la ciudadanía no responda cuando se aplican las políticas neoliberales que disminuyen su renta y su bienestar (3).

 

 

 

     En esta misma línea incidió el economista en su conferencia del martes, en referencia  a alguna de las excusas aducidas por el Gobierno de Mariano Rajoy. No aplicó el mismo rasero, sin embargo, al enjuiciar los recortes del Ejecutivo andaluz. Para justificar estos últimos, sostuvo que "cualquier partido político que gobierne tendría que aplicarlos, aunque contase con el 90% de los votos,  porque ha habido una crisis financiera que nos ha puesto a los pies de especuladores y nos ha generado una Deuda. Otra cosa es  -dijo- la actitud ante esos recortes y la manera de hacerlos".

 

 

 

     No es la primera vez, desde luego, que Torres López incurre en esta flagrante contradicción. Ya a mediados del año 2012 había manifestado la misma magnanimidad al analizar el recorte de dos mil quinientos millones de euros aplicado por la Junta de Andalucía o la disminución del salario de los empleados públicos.  "Se debe ser inteligente y no caer en una crítica descontextualizada de lo que hace este gobierno que solo favorecería al PP y a los poderes económicos" (4) – había advertido entonces el profesor a quienes desde posiciones de  izquierda criticaban al Ejecutivo socialdemócrata.. 

 

 

 

     Para el Sr. Torres, dicha contextualización requiere considerar las políticas del Gobierno andaluz a la luz de sus limitaciones y "obligaciones": "Hay que tener en cuenta que estas medidas no se realizan por voluntad propia sino como resultado de la obligación de no superar un déficit público superior al 1,5% contemplado en los PGE  impuestos por la mayoría absoluta del PP.  Una obligación que si no fuese cumplida llevaría consigo la intervención de la Junta de Andalucía y consecuencias mucho peores y que es necesario evitar en todo caso" (5).

 

 

 

     La endeblez de esta argumentación, sin embargo, salta a la vista, ya que  el  Ejecutivo de Mariano Rajoy podría esgrimir idéntica excusa, al estar igualmente supeditado al objetivo del déficit marcado por la UE y sometido a una eventual intervención en el caso de incumplir los dictados del capital europeo. Lo cierto es que, con este “inteligente” análisis, el profesor Torres no hace sino avalar la explicación proporcionada por el vicepresidente de la Junta y coordinador de IULV-CA Diego Valderas a  las bases irritadas de su organización, según la cual el Gobierno autonómico aplicaba los recortes por ¡"imperativo legal!".

 

 

 

    Una lúcida reflexión acerca del callejón sin salida al que conduce este intento de cambiar el sistema aceptando sus propias reglas de juego la realizaban recientemente desde las mismas filas de  Izquierda Unida: "Hemos cometido el error de aceptar la trampa socialdemócrata, que podríamos resumir en el lema: 'mejor practicamos nosotros los recortes, que dejarlos en manos del PP'.  Con ello todo nuestro trabajo como fuerza de oposición y de alternativa de gobierno se va al garete, pues no podemos dar gato por liebre, ni aplicar las mismas políticas bajo un paraguas de mayor "sensibilidad social" con los afectados por la crisis". (6) 

 

 

 

     Aunque dicho desenlace fue reiteradamente anunciado por quienes se opusieron al pacto propugnado por Juan Torres López, el catedrático –que como hemos visto se muestra mucho más comprensivo con las “insuficiencias” del Gobierno andaluz -  elude hoy aceptar cualquier responsabilidad por sus consejos, aplicando a los mismos una particular “estrategia de inmunización”. "La mayoría de las propuestas y medidas de Gobierno que yo hice junto a otros compañeros no las asumieron.  Ya me hubiera gustado a mi… yo que culpa tengo"- arguyó en Las Palmas con una proverbial ligereza.    

 

 

 

 

 

APUNTALANDO EL BIPARTIDISMO CON EL CONCURSO DE LA NUEVA SOCIALDEMOCRACIA

 

 

 

    De esta forma, con la tranquilidad de quien blinda sus proposiciones ante cualquier posible refutación, el profesor concluyó reconociendo en Las Palmas, sin ambages, que "si en las próximas elecciones hay una mayoría capaz de frenar un gobierno del PP  yo volveré a reclamar que se haga un pacto  para que el Partido Popular no gobierne", al que volvería a proponer, una vez más, sus recetas económicas.  Es decir, que volvería a apoyar una alianza con el Partido Socialista para evitar el ascenso de la “derecha”.

 

 

 

    Obviamente, el error de bulto de semejante planteamiento, que explica su inevitable fracaso, estriba en el hecho de continuar incluyendo al PSOE en el terreno de la izquierda, empecinadamente y contra toda evidencia. Con esta falsa premisa invalidando todos sus análisis y cálculos políticos, Torres López ha requerido de este partido – al igual que su colega Vicenç Navarro – un cambio de rumbo para la recuperación de sus “esencias socialdemócratas” que, como organización representante del capital, sencillamente no está en disposición de realizar en la actual fase de desarrollo del sistema económico contra el que el profesor afirma luchar.  El Sr. Torres, en efecto, se mece beatíficamente en la ilusión de que el PSOE podría cambiar "con ideas claras sobre a dónde quiere llegar" y contando con “suficiente apoyo y poder ciudadano". Llegando a afirmar que, "en una coyuntura adecuada y con apoyo social y de su partido", Alfredo Pérez Rubalcaba, "una personalidad política extraordinaria, de una gran formación y lucidez y de convicciones socialdemócratas y progresistas que me parecen firmes y fuera de toda duda...sería un presidente de gobierno capaz de poner en marcha medidas más cercanas al ideario socialista..." (7).

 

 

 

 

     Sea como fuere, el  pacto de gobierno defendido por Torres López es el que parece dibujarse hoy en el horizonte del Estado español, ante el inevitable desgaste del PP y el ascenso en intención de voto de IU, como consecuencia del justificado descrédito del PSOE. Llegado el caso, el Sr. Torres no tendría que esforzarse demasiado para hacer valer su criterio, al coincidir éste con la línea oficial de Izquierda Unida, formulada también bajo el eufemístico lema de  "evitar a toda costa que gobierne la derecha".

 

 

 

     El panorama político se presenta, pues, verdaderamente desolador. Justamente en el momento en el que la crisis capitalista ha venido a poner de manifiesto la verdadera esencia de la socialdemocracia europea, opciones políticas pretendidamente anticapitalistas se esfuerzan por apuntalar los podridos cimientos del sistema, con la aspiración de ocupar en un futuro cercano el lugar de los viejos partidos socialistas. Proyecto que en el Estado español, y conforme a la actual correlación de fuerzas de IU y PSOE, equivale a reforzar la rueda bipartidista que sufrimos desde la Transición, con el concurso de Izquierda Unida como socio menor de ese engaño “democrático” diseñado para mantenerlo todo “bien atado”.    

 

 

 

    No resulta necesario ser un eminente científico social, sino atreverse a asumir las evidencias empíricas existentes, para pronosticar que un Gobierno bipartito con semejantes mimbres continuará sometiéndose a los mandatos de “Europa” por “imperativo legal”, provocando en quienes depositen en él sus esperanzas de cambio el peor de los desengaños. Y es que el presunto “realismo” de quienes aspiran a reformar desde dentro las instituciones políticas y económicas creadas para garantizar la acumulación capitalista constituye, a la postre, la más reaccionaria y perniciosa de las utopías. Atrapados en este posibilismo institucional, ciertamente, no existen alternativas a los recortes neoliberales (8), ni resulta posible comenzar a organizar una resistencia efectiva para hacer frente a quiénes los imponen (9).

 

 

 

    Con toda razón, no obstante, podría reclamarnos el lector que, además de cuestionar propuestas ajenas, nos atrevamos a exponer las propias, sometiéndolas también a la crítica pública.  A ello dedicaremos la segunda parte de este breve trabajo.

 

 

 

Notas y referencias bibliográficas:
 

1. Manuel Navarrete. "No hay alternativas. (Otro capitalismo es imposible)". Laberinto/ Canarias-semanal.org

 

2. Torres López: "No podía pensar que IU gobernaría tan de espaldas a la gente". Canarias-semanal.org.
 

3. Vicenç Navarro, Juan Torres López y Alberto Garzón. "Hay alternativas. Propuestas para crear empleo y bienestar social en España". Pág 170.
 

4. Juan Torres López y Carlos Martínez García. "Sobre los recortes sociales del Gobierno andaluz". Página web de Juan Torres López.
 

5. Ibídem.
 

6. Rafael Silva. "Primer año de gobierno conjunto en Andalucía". Rebelión.
 

7. Juan Torres López. "Si no se cambia, se irá a peor". ATTAC-Mallorca.
 

8. Cabe recordar la significativa afirmación realizada por el Sr. Torres López en Las Palmas, anteriormente mencionada, sobre la supuesta "inevitabilidad" de los recortes, gobierne quien gobierne.
 

9. No se nos escapa, obviamente, que el trabajo político necesario para que un gobierno con verdaderas intenciones transformadoras contara con el apoyo necesario para enfrentar a sus enemigos estatales e internacionales se encuentra todavía por hacer. Sin embargo, parece difícil que dicha tarea de concienciación y organización pueda realizarse partiendo de la creencia, expresada por el Sr. Torres López, de que "hasta el momento, el Gobierno del PSOE e IU (en Andalucía) se ha venido dedicando a organizar la resistencia": "Sobre el gobierno PSOE-IU en Andalucía: ¿Valdrá la pena?".

 

 

 

(*) Incluimos a continuación un vídeo con la respuesta del profesor Juan Torres López en torno a su apoyo a los pactos de Gobierno con el PSOE y otro en el que, los lectores interesados, podrán ver la conferencia íntegra (1:46:31) del economista.

 

 

VÍDEO: El profesor Torres López defiende los "pactos de progreso"  contra el PP

[swf object]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VÍDEO: Conferencia íntegra de Juan Torres López

 

 

[swf object]

 

Noticias relacionadas
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
8 Comentarios
Fecha: Miércoles, 17 de abril de 2013 a las 07:45
Blancanieves
¿ QUÉ FUMA Jorge Montero ?...eso es lo que nos ha llevado a está situación: el no haber podido frenar y desenmascarar a la socialdemocracia a tiempo, es el momento de crear un alternativa de poder distinta a esas farsas de partidos, estámos en la obligación moral de crear o al menos de intentarlo un nuevo escenario socio-político en nuestro sufrido país...y si a eso lo llama radicalidad creo que está profundamente equivocado señor Montero, la radicalidad viene de la otra parte...no siembre confusión por favor.
Fecha: Miércoles, 17 de abril de 2013 a las 02:14
Jorge Montero
Tengo la opinion que tanto el articulista como los comentaristas sois muy radicales. A mí me parece que este hombre tiene buena voluntad. Piensa, y desde mi punto de vista, que las cosas deben hacerse con cierta moderación porque los radicalismos ya se sabe a dónde conducen. Creo que piensa con sensatez que con el Psoe se podría llegar a algún tipo de acuerdo ¿Y porqué no? ¿Es que acaso creeis que el Psoe gobernaría peor que el PP? La realidad impone sus criterios y parece claro que para salir de esta situación es necesario llegar a algún tipo de acuerco con lo que llamais despectivamente "la socialdemocracia". Me gustaria leer razonamientos en contestacion a estos puntos de vista mios.
Fecha: Martes, 16 de abril de 2013 a las 13:46
Blas Padilla
El día que el profesor Don Juan Torres activista de Izquierda Unida dio la conferencia, no llegue al comienzo de la conferencia, para ser mas exacto, llegue cuando Cristóbal García estaba terminando su interrogatorio. Es claro que el Sr. Torres López, es un político de la izquierda reformista cuando escribe o da conferencia, pero su activismo político lo desarrolla por la vía del pactismo más neoliberal, si a cambio le ofrecen a los suyos un sillón. Para justificar esto, el Catedrático de Economía Aplicada, a pesar de su inteligencia y de su capacidad de análisis, confunde al PSOE con una organización de la izquierda social.
Cuando escuche la respuesta que le hacía a Cristóbal García, no entendía nada, no entendía como le podía decir que estaba informado por el Canarias Semanal y por eso estaba mal informado, pues según este articulo y los enlace adjunto, no debe estar muy mal informado, tal vez el Pedagogo Don Juan Torres sea un desmemoriado.
Fue bochornoso escucharle decir, que “si los que están detrás de Canarias Semanal cree que se puede hacer algo mejor, que se presente a las próximas elecciones, que verán como también tienen que hacer recortes”. Al decir esto, recibió un tímido aplauso de sus parroquianos. No se quienes están detrás de Canarias Semanal, y si tienen intenciones de presentarse a las próximas elecciones, pero estoy seguro que el individuo en cuestión, no le dice lo mismo a los que están detrás de la prensa comercial y defensores de la política del poder establecido. Este Eurocomunista, solo le gustas que en sus conferencias acuda su público y además de no incomodarles, le aplauda. Este comentario no es un comentario político, porque el protagonista no se lo merece.
Solo me queda decir, FELICIDADES CRISTOBAL, FELICIDADES CANARIAS SEMANAL.
Fecha: Martes, 16 de abril de 2013 a las 09:54
Tasio
Con esta clase de personas mejor el silencio para el olvido, ya sabemos de qué van, de lo que ha dominado en los últimos 30 años en este defenestrado País monárquico. Parafraseando a Muñoz Navarrete, intento ser optimista en la voluntad, aunque pesimista en mis razones.
Fecha: Martes, 16 de abril de 2013 a las 00:13
Pedro
Coño, con perdón. Lo de Rubalcaba es muy fuerte. Me pongo a temblar sólo de imaginármelo de presidente. Menudo criterio el del economista.
Fecha: Lunes, 15 de abril de 2013 a las 14:41
Silvio
A ver si me aclaro. ¿Tanto rollo alternativo para luego acabar aupando a Rubalcaba al gobierno? Pues para ese viaje no hacían falta tantas alforjas, digo yo.
Fecha: Lunes, 15 de abril de 2013 a las 10:05
Adaiunay
No me agrada abusar de los adjetivos pero está claro que Juan Torres es un socialposibilista, tiene claro que sin los social-otanistas del ps'o'e no es posible avanzar, van de una de cal y otra de arena.
Fecha: Lunes, 15 de abril de 2013 a las 00:00
Don Gato
No entiendo nada, nada, nada. Todo esto me parece un ejercicio de trilerismo político, no se puede defender a estas alturas unos posicinamientos conciliatorios con posturas tibias con el sistema dominante...es más de lo mismo o hacemos un discurso rupturista y sin concesiones o estamos abocados al más profundo de los fracasos. Es penoso que la gente se tire por la ventana pero más penoso todavia es tirar por la ventana una esperanza de cambio politico y social...sencillamente decepcionante señor Torres.

Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress