Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Por Manuel Navarrete (*) - Canarias Semanal
Viernes, 14 de septiembre de 2012
Sátira dedicada a los defensores de la llamada "democracia burguesa"

Si gobernara Ceaucescu

Guardar en Mis Noticias.

Nuestro colaborador Manuel Navarrete dedica esta sátira a "esos muchos que, bajo el pretexto de criticar el burocratismo (cosa que sería sana), acaban lavándole la cara a la llamada 'democracia burguesa', que, además de ser la peor y más criminal de las dictaduras, es la que nos oprime a nosotros".



« Vimos muchos de esos cadáveres, gracias a la difusión mundial de la televisión y gracias al buen trabajo de las agencias internacionales que nutren de imágenes a los diarios y a las revistas. Las hileras de muertos, deformados por la tortura, estremecieron al mundo. Después, algunos diarios publicaron la rectificación, que pocos leyeron: (…) los cadáveres no tenían nada que ver con esa historia, y no habían sido deformados por la tortura, sino por el paso del tiempo: los fabricantes de noticias los habían desenterrado de un cementerio y los habían puesto a posar ante las cámaras.»

Eduardo Galeano, Patas arriba. La escuela del mundo al revés.

 

 

    Si gobernara Ceaucescu, estaríamos jodidos. No habría ninguna libertad de expresión para esas multinacionales de la “información” que desenterraban cementerios para culpar a Ceaucescu (¿quién es en realidad el monstruoso?).


    Ana Pastor se quedaría sin un trabajo desde el que, vestida de etiqueta, informarnos de[Img #9922] nuestros auténticos problemas políticos y de la crucial disputa verbal entre el PP (recortar por principios) y el PSOE (recortar porque “obliga Europa”).


     El totalitarismo ideológico sería tal, que Belén Esteban no podría alienar al pueblo desde ningún plató televisivo repleto de cocainómanos.


    Eso sí, las autoescuelas y las guarderías serían gratuitas, la educación sería gratuita, la vivienda sería gratuita, no habría paro, no habría listas de espera en los hospitales.


     Pero la dictadura sería tan despreciable, que Emilio Botín no tendría derecho a pedir dinero al Banco Central (emisor de billetes) a un 1% de interés para especular comprando la deuda pública española y exigiendo un 7%.


     Amancio Ortega no tendría derecho a pagar el Salario Mínimo Interprofesional y saltarse todos los convenios colectivos.


    Florentino Pérez no le pagaría 30.000 euros diarios a un futbolista engreído para que luego encima se burlara del pueblo declarándose “triste” por la bajeza de salario.


   Sheldon Adelson no tendría derecho a construir un Eurovegas desde el que fomentar el proxenetismo como negocio y modelo de desarrollo para nuestro país.


    Juan Carlos de Borbón, en lugar de cazar y viajar, cobraría un salario de obrero y no tendría derecho a pensión por no haber cotizado en su puñetera vida.


    Aznar y Felipe González, en lugar de vivir a sueldo de magnates y multinacionales, limpiarían retretes y llevarían un cartelito colgado del cuello  para recordar su pasado de criminales de guerra en países como Yugoslavia e Iraq.


    La policía no echaría a palos a las familias trabajadoras de sus casas, sino que echaría a palos a los especuladores que intentaran echar de sus casas a las familias trabajadoras.


   La Guardia civil no apalearía a los trabajadores que protestan porque su empresa se salta el Estatuto de los Trabajadores, sino que apalearía a todos los jefes que incumplieran el Estatuto de los Trabajadores.


    Todo ello sería insoportablemente antidemocrático. Vale la pena apretarse el cinturón y sacrificarse para evitarlo.


    ¿Qué es la sanidad pública al lado de la insuperable libertad de expresión que supone el que los multimillonarios puedan montar canales de televisión para imponer su visión de las cosas?


   ¿Qué es la educación pública al lado de Belén Esteban chillando sobre los líos de alcoba de algún torero igualmente millonario?


   ¿Qué son el pleno empleo, los convenios colectivos o las pensiones públicas al lado de un lujoso casino para lumpen y depravados?


   ¿Quién podría no estar de acuerdo a renunciar a su empleo, su vivienda, su sanidad y su educación a cambio de la libertad de gritar como un gilipollas lo que quieras en mitad de la calle, aunque nadie te escuche porque todos los canales de televisión pertenecen a multimillonarios o dependen de su financiación?


   ¿Quién no cambiaría las pensiones de los ancianos y el bienestar de la infancia por el gratificante hecho de criticar a los tiranos más exóticos y alejados de aquí, de los que poco o nada sabemos exceptuando la propaganda de guerra de los desenterradores de cadáveres, olvidando a los tiranos del Ibex-35 que nos aplastan aquí mismo y a nosotros mismos?


   ¿Acaso la libertad será, como bajo el socialismo (y hablo, por supuesto, del socialismo real, incluso con todas sus imperfecciones y las críticas que podamos hacerle), tener asegurado el sustento material, la cultura y el tiempo libre para hacer ejercicio de ella?


   ¿No es acaso mucho más democrática la libertad que gozamos bajo el capitalismo, eligiendo entre asumir las miserables condiciones laborales del sector servicios o bien negarse a aceptarlas, con la consiguiente (aunque, eso sí, muy libre) muerte de hambre?

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
Fecha: Lunes, 8 de abril de 2013 a las 13:42
Paco
Estoy totalmente de acuerdo. Me parece contradictorio que aquellos que dicen que esto no es una democracia sino una dictadura no se den cuenta que desde los medios de esta dictadura se ha tratado como dictaduras a gobiernos que no permitieron que esos mismos "mercados" que nos tienen bajo sus zapatos hicieran lo mismo con su población. Al menos debería despertar ciertas dudas y plantearnos por qué creer tanto en algo que viene de las bocas de los que tanto nos mienten. Si los del 15 M supieran que sus eslóganes de "No nos representan, esto es una dictadura" ya lo había dicho el, mismo Gadafi en la primera parte del Libro Verde igual en la calle tendríamos a más gente concienciada de cual es el problema global.
Fecha: Lunes, 24 de septiembre de 2012 a las 22:56
Manuel
Salir de una dictadura como es el capitalismo para entrar en otra como ha sido el comunismo creo que no es buena idea. Ambos sistemas son detestables
Fecha: Lunes, 17 de septiembre de 2012 a las 15:02
Muy buena la satira, estilo la picaresca .Creo que para buen periodismo se precisa objetividad y biblioteca grande, con Benedetti y Galeano un buen arranque + algo del cancionero

Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress