Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 13 de septiembre de 2018
"Habrá disturbios callejeros, pánico generalizado y revueltas sociales a nivel mundial", afirman

ECONOMISTAS DEL SISTEMA AFIRMAN QUE EL MUNDO "ESTÁ AL BORDE UNA SUPERCRISIS"

Guardar en Mis Noticias.

De acuerdo con el análisis de dos reconocidos economistas del sistema financiero internacional, el mundo se aboca a una nueva crisis que tendrá un enorme impacto sobre la economía mundial (...).


Por CARLOS RAFAEL RODRÍGUEZ PARA CANARIAS SEMANAL. ORG.-

 

 

    De acuerdo con el análisis de dos reconocidos economistas del sistema financiero internacional, el mundo se aboca a una nueva crisis que tendrá un enorme impacto sobre la economía mundial. Una auténtica "supercrisis".

 

 

    El primero de los especialistas que realizó este pronóstico fue el  jefe del banco estadounidense JP Morgan —también conocido como el banco de la familia Rockefeller—, Marko Kolanovic.

 

 

    Según el informe de Kolanovic, a propósito del décimo aniversario de la crisis financiera mundial del 2008, los mercados financieros de todo el mundo son ahora incluso más vulnerables ante la posibilidad de una nueva crisis.

 

 

    En opinión de Kolanovic,  la vulnerabilidad de las actuales estructuras de los mercados financieros proviene de los… ordenadores.

 

 

    En la misma dirección se orientan las predicciones del principal economista de la agencia financiera Moody's, Mark Zandi, quién habla sobre el inminente 'shock' que podría desencadenar la nueva crisis económica.

 

 

    En su análisis, Zandi traza un paralelismo con la crisis del 2008. En aquella ocasión –subraya- “el desencadenante fue el mercado inmobiliario, cuyo cataclismo se abalanzó sobre todo el sector financiero y la economía en general. En esta ocasion la crisis podrían generarla las compañías estadounidenses endeudadas”.

 

 

 

    La razón -según Zandi- “ha sido la política reguladora de los últimos 10 años en EEUU que llevó al surgimiento de la burbuja de 'empresas basura'”.

 

 

    Pero, ¿qué consecuencias traería para el resto del mundo?

 

 

    Según, Marko Kolanovic, “en caso de darse esta crisis, habrá disturbios callejeros, pánico generalizado, revueltas sociales a nivel mundial inéditas en el último medio siglo y nacionalizaciones”.

 

 

 

 

     El economista considera que, “en el escenario más pesimista, la crisis tendrá una magnitud tan grande que, para salvar la economía, los bancos centrales se verán obligados a nacionalizar las compañías más afectadas comprando sus acciones en el mercado”.

 

 

 

 

    Para Kolanovic, un desenlace como este puede llevar a una "gran crisis de liquidez" que no podría  resolverse con la medida radical de los bancos centrales de imprimir más dinero, pues esto daría lugar a enormes consecuencias sociales y económicas de difícil pronóstico.

 

 

 

 

 

    Sin embargo, ello podría tener –según el especialista- "soluciones que no estarían determinadas por el factor humano, sino que lo decidirían los cálculos algorítmicos de las máquinas que gobiernan todo el sistema".

 

 

 

 

 

     "Los humanos - de acuerdo al análisis del tecnócrata - podrían volver a traer el orden al mercado y restablecerlo, pero eso sería posible solo en caso de que el 'shock' que pondrá comienzo a esta reacción en cadena de los ordenadores sea breve. No obstante, como el 'shock' tendría carácter sistémico, el mercado ya no podría ser rescatado con métodos convencionales".

 

 

 

 

 

    Los pronóstivos de estos dos economistas del establishment ponen de manifiesto, paradójicamente, el carácter irracional y caótico del sistema,  atrapado en una delirante paradoja: incluso con la advertencia interna de las consecuencias de la crisis, su dinámica intrínseca le impide eludir el camino hacia el despeñadero.

 

 

 

 

    Que por razones ideológicas no se atienda a las previsiones que históricamente se han venido realizando desde la tradición marxista,  puede resultar comprensible. Pero que se ignoren las previsiones que se hacen desde el propio  marco del sistema es un atrevimiento.

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Viernes, 14 de septiembre de 2018 a las 15:57
Modesto
No creo en mesías ni en catástrofes mesiánicas. Me hacen gracia los anuncios de crisis de los ricos. Para la mayoría de nosotros cada día es catastrófico y dormimos entre crisis y crisis. Más de la mitad del mundo no conoce otra vida que la catástrofe. En Asia cientos de millones han mejorado sus condiciones de vida, de hormigas a cucarachas. Por eso las ratas de Occidente hacen augurios tenebrosos. No sé si serán ciertos estos nubarrones o saldrá el sol. En las alcantarillas del mundo eso nos es indiferente.

Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress