Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Domingo, 9 de septiembre de 2018
Batalla sin cuartel entre dos fracciones del capitalismo estadounidense

TRUMP: "¡QUIERO LA CABEZA DEL TRAIDOR!"

Guardar en Mis Noticias.

 

REDACCIÓN CANARIAS SEMANAL

 

 

     El enfrentamiento entre dos fracciones del capitalismo estadounidense, con intereses claramente contrapuestos, está alcanzando a su cénit. La pasada semana el bastión intelectual del sector en las clases hegemónicas  proclives al neoliberalismo globalizador, el New York Times, públicó una carta anónima de un  alto funcionario del gobierno norteamericano, perteneciente a una autocalificada  "resistencia silente", en la que se afirma que en el seno del propio aparato administrativo gubernamental de ese país se ha abierto una lucha interna en contra del liderazgo del magnate Donald Trump, al que en el mismo artículo se  califica de "mezquino", "truculento" e "ineficaz".


 

 

 

       Ni que decir tiene que la andanada periodistica provocó de forma inmediata  la furibundia del primer mandatario norteamericano, alcanzando  ésta temperaturas realmente explosivas. Trump se refirió al autor del artículo con el calificativo de "cobarde", solicitando del  New York Times,  vía Twitter, que rebele ipso facto el nombre auténtico del autor, amparándose para su exigencia en el pretexto de la "seguridad nacional"   


 

 

 

       Fuentes diversas, próximas a la Administración estadounidense,  han indicado que la Casa Blanca ha emprendido una “búsqueda frenética” para dar con el paradero de la identidad de quien redactó la carta, señalando además los nombres de 12 sospechosos cuya trayectoria es preciso Investigar .


 

 

       Ni que decir tiene que el mismo jueves de la semana pasada, un gran número de altos funcionarios amedrentados, enviaron cartas timoratas  en las que negaban la autoría de la "fechoría". Un Trump  rodeado de rayos y truenos,  exigía simultáneamente  al fiscal general la apertura de  una investigación con el fin de  encontrar al "traidor" lo   antes posible.

 

 

 

       Hay que advertir que este fuerte contratiempo para Trump no es casual, ni se produce inmotivadamente. Dentro de unas pocas   semanas tendrán lugar las elecciones para la renovación de una  parte del Senado y de la Cámara de Representantes.

 

 

 

      De acuerdo con las encuestas se prevé que  los demócratas obtendrán en las mismas  alrededor del  60% de los votos. Ello supondría que  el sector "pro Trump", que aspira al desarrollo de la industria y la empresa nacional, perdería su mayoría en el Congreso, abriendo de esta forma no sólo la posibilidad de  la formulación de un impeachment cuestionador de la continuidad de Trump, sino que en cualquier caso  podría bloquear  su política económica, hoy en franca contradicción con los intereses multinacionales del sector financiero y especulativo del capitalismo estadounidense.

 

 

        Al ultraderechista Donald Trump le espera , pues, un duro Gólgota  en el curso de los dos próximos años, si antes un letal impeachment no pone una lápida funeraria sobre su controvertida gestión política.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress