Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 7 de septiembre de 2018
El pueblo palestino, los “débiles” que deben ser “masacrados y eliminados de la historia”.

NETANYAHU HABLA COMO HITLER: JUSTIFICA EL EXTERMINIO DEL PUEBLO PALESTINO

Guardar en Mis Noticias.

Leyendo este tuit del primer ministro israelí Binyamín Netanyahu y observando el mutismo mediático al respecto, nos percatamos que el Darwinismo Social o la “ley del más fuerte”, continúan vivos entre nosotros. “Los débiles son masacrados” y “los fuertes sobreviven”.

 

 

Por FERMÍN DOMÍNGUEZ PARA CANARIAS SEMANAL.ORG.-

 

 

    “Los débiles son masacrados” y “los fuertes sobreviven”. Leyendo este tuit del primer ministro israelí Binyamín Netanyahu, publicado esta semana,   y observando el mutismo mediático al respecto, nos percatamos de que el  Darwinismo Social o la “ley del más fuerte” continúa vigente entre nosotros.

 

 

    La repercusión de sus palabras no ha pasado de ser un vacuo  “escándalo de redes sociales”, como cualquier otro de los que día tras día circula por esos medios como herramienta de marketing político y de la farándula.

 

 

    Según la versión de los escasos medios que se hicieron eco de las despreciables palabras del primer ministro israelí,  el mensaje íntegro fue:

 

 

    “Los débiles se hunden, son masacrados y eliminados de la historia, mientras que los fuertes, para bien o para mal, sobreviven. A los fuertes se les respeta, y las alianzas se hacen con los fuertes, y al final la paz se hace con los fuertes”.

 

 

    Sin embargo, algunos  tuiteros  envueltos en el “escándalo”  reconocieron “reminiscencias" de los discursos de Adolf Hitler a partir de la comparación entre las palabras del primer ministro hebreo y las de un discurso del líder nazi en 1923:

 

 

    “La totalidad de la naturaleza consiste en una poderosa batalla entre la fortaleza y la debilidad, una eterna victoria de los fuertes sobre los débiles”.

 

 

 

    Y tienen razón quienes ven coincidencias, aunque paradójicamente se produzca entre el artífice del genocidio judío y el jefe del estado de Israel. Más allá de las palabras que se emplean en ambos está el sentido que ellas expresan. Tanto el despiadado discurso político  del jefe de gobierno israelí como el de Hitler provienen de una concepción del mundo y las relaciones humanas similares a las que viven los animales en la selva. Concebida de esta manera, la sociedad se entiende como un escenario competitivo, donde la “ley natural” garantiza que “los mejores y más capaces” conformen una élite preeminente que, por ese “derecho natural”, se encuentra investida “moralmente” para destruir al resto de personas.

 

 

 

 

    Este ha sido el resultado de la adaptación de las teorías del biólogo inglés Charles Darwin  a los problemas sociales. La influencia de esta concepción fue tan grande que no se libraron de ella ni siquiera algunos teóricos de la izquierda, como el anarquista francés Émili Gautier,  aunque en su particular interpretación Gautier invirtió los términos: en lugar de medir la evolución en términos de competitividad lo hizo en términos de cooperación.

 

 

 

 

    Aunque ello pueda pasar desapercibido, en el discurso socialdemócrata de la “igualdad de oportunidades” se encuentra también muy presente el "darwinismo social". ¿Cuáles son, por ejemplo, los principios de  Ley de Ordenación de la Universidad (LOU) para  la Universidad española? En apariencia se coloca a todos los aspirantes en igualdad de condiciones. En realidad, lo que se produce es una competencia desigual -como lo son todas- como forma de dificultar el acceso a los estudios universitarios a los hijos de los trabajadores. La cuestión no es si es posible o no que todos los jóvenes tengan un título universitario, sino quiénes deben acceder a la Universidad Pública. En las privadas el acceso está determinado, exclusivamente, por la capacidad económica por lo que, lejos de regirse por la "igualdad de oportunidades", lo hacen también por el  darwinismo social.

 

 

 

 

    Sin embargo, la más peligrosa de todas las derivaciones del darwinismo social se encuentra  en el eugenismo, eje central de las ideas del jefe del estado hebreo Benyamín Netanyahu. El eugenismo es una concepción según la cual se deben imponer  medidas activas para facilitar la marcha de la selección natural. Es lo que sirvió de base a las políticas de esterilización de los enfermos mentales o la práctica de la pena de muerte para los criminales. Y sirvió, igualmente, como respaldo "científico" de las ideologías nazi-fascistas y la llamada “Solución Final” para terminar con los judíos.  Y son precisamente estas mismas ideas racistas las que justifican el exterminio del pueblo palestino, porque son los “débiles” que, según determina Israel, deben ser  “masacrados y eliminados de la historia”.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
Fecha: Jueves, 13 de septiembre de 2018 a las 14:07
Ralph
Netanyahu no es judio,thegalaxiesdrid por eso habla como Hitler.
Fecha: Viernes, 7 de septiembre de 2018 a las 10:17
Campo de Batalla
-- ¿ Un deseo para terminar ?
- Deseo que volvamos la vista atrás en la historia y que no sigamos cometiendo esos fatales errores y no nos dejemos llevar por derivas eugenésicas de toda índole que nos prometen el "paraíso"... un paraíso que es el infierno para tanta gente inocente y que no tienen culpa de las taras ideológicas, políticas y morales de otros seres que se dicen y se creen superiores. No a la ley de la selva.
-- Muchas gracias, Onofre.
- De nada, ha sido un completo placer. Salud.
Fecha: Viernes, 7 de septiembre de 2018 a las 10:06
Campo de Batalla
CAMPO DE BATALLA CON Onofre
-----------------------------------------------------------------
-- ¿ Haces el amor o haces la guerra, Onofre ?
- Hago la guerra al capitalismo sin perder la ternura.
-- ¿ Qué te parece el asunto ?
- Pestilentes declaraciones de semejante sujeto.
-- ¿ Los débiles deben ser masacrados y borrados del mapa ?
- Eso es una aberración moral que nos lleva al desastre perpetuo.
-- ¿ Motivo ?
- Esas chifladuras darwinistas son completamente antidemocráticas y de una extrema peligrosidad.
-- ¿ Qué fuma Netanyahu ?
- Unos cigarros completamente nazificados.
-- ¿ Como se te queda el cuerpo con esto ?
- Muy inquieto por las ideas y pensamientos de semejante sujeto.
-- ¿ Hacía donde vamos con tales sujetos en el poder ?
- Hacía la completa esterilización de todo sentimiento y concepto humanitario de la vida social y política.
-- ¿ Palestina vencerá, Onofre ?
- La victoria palestina será la mejor medicina contra tantas enfermas ideologías y pensamientos supremacistas darwinistas.
-- ¿ Conclusión ?
- Todas estas aberrantes ideas son factibles desde una posición de extrema e injusta superioridad de fuerzas... carecen de autoridad moral.


Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress