Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 6 de septiembre de 2018
"Hay dos mundos que se van distanciando poco a poco, con un corte generacional muy fuerte"

IÑAKI GIL DE SAN VICENTE: "LA PERSPECTIVA DE FUTURO EN EUSKAL HERRIA ES MUY INQUIETANTE" (*)

Guardar en Mis Noticias.

El reconocido periodista argentino Carlos Aznárez, entrevistó para Resumen Latinoamericano al militante de la izquierda abertzale y teórico marxista Iñaki Gil de San Vicente. De esta entrevista ofrecemos a nuestros lectores el fragmento en el que Gil de San Vicente analizó la situación política y social en Euskal Herria (...).

(*) Titular extraído del texto por Canarias-semanal

 

 


Por CARLOS AZNÁREZ (*) RESUMEN LATINOAMERICANO.-


 

 

    -¿Cómo evalúas la situación actual en el País Vasco, cuando ya han pasado siete años del abandono de la lucha armada por parte de ETA?

 

  -Se está dando una situación, que aunque paradójica, en cierta forma estaba previsto que fuera así. Hay un cambio de un sector a favor muy claro de priorizar la lucha institucional y parlamentaria, que anhela estar en el Parlamento y las instituciones vascongadas, desde una perspectiva de una negociación con la pequeña y mediana burguesía, con el Partido Nacionalista Vasco (PNV) aquí en la Comunidad Autónoma y con sectores representativos de ese partido como Geroa Bai en Navarra. Tienen un criterio de aunar esfuerzos de la llamada «sociedad civil», «sociedad democrática» etc., para una acumulación lenta en base a principios soberanistas, democrático-burgueses, de seguridad social, de derechos básicos que hay que recuperar después de tanta devastación social que han introducido, sobre todo el PP y el PSOE, los últimos dos gobiernos por parte de Madrid.

 

 


 

     Esa es la interpretación oficial, pública, porque esta interpretación está prometiendo que el llamado Nuevo Estatuto, en el futuro que se abre, va a garantizar la posibilidad de que Hego Euskal Herria, Navarra y Vascongadas, puedan defender sus derechos , puedan tener derecho a la palabra, puedan presionar a Madrid desde dentro de las instituciones españolas.


 

 

 

    Frente a eso, se constata una caída en las movilizaciones de defensa precisamente de esos principios. Mientras que por una parte hay movilizaciones de la juventud trabajadora, de las mujeres, de los jubilados y pensionariado, de la clase trabajadora, una movilización que se ve en las calles y que contrasta con la pasividad relativa que hay en el estado español. Hoy en Euskal Herria tenemos un nivel semanal del pensionariado movilizándose, la masividad de mujeres jóvenes trabajadoras que están en organizaciones también impresiona, los movimientos de los gaztetxes (centros sociales okupados) y de las organizaciones juveniles, son muy llamativos. También, la potencia de un nuevo sindicalismo de base joven que está avanzando hacia la izquierda viendo las limitaciones del sindicalismo clásico, incluso con tensiones entre las centrales LAB y ELA. Eso contrasta con la pasividad con las movilizaciones institucionales o del sistema parlamentario.


 

 

     Hay dos mundos que se van distanciando poco a poco, donde hay un corte generacional muy fuerte, donde por una parte el mundo joven y sectores veteranos que se están sumando a la lucha, no solamente del pensionariado sino también de mujeres, trabajadores y trabajadoras. Ese corte se ha visto recientemente en la movilizaciones en Iruña-Pamplona y en otros sitios, en las manifestaciones que se organizaron en defensa del barrio Errekaleor en Vitoria-Gasteiz hace unos meses, en muchos otros sitios se está viendo todo eso. Este distanciamiento entre la Euskal Herria real, de las calles, de las movilizaciones, y la Euskal Herria institucional en cierta forma estaba previsto porque hay un vaciamiento de militancia de la antigua izquierda abertzale clásica que ha quedado perpleja.

 


 

 

 

    Todo este bloque de problemas lleva, sin embargo, a otra contradicción: si el presente ya es duro la perspectiva de futuro es muy inquietante. En los dos últimos años el pueblo trabajador ha visto disminuidos sus ingresos en algo más de 600 euros mientras la burguesía se enriquece sobremanera. Por ejemplo, la industria del turismo, que en San Sebastián-Donostia supone en estos momentos el 13 o el 14% de la riqueza, por primera vez en los últimos años tiende a la baja. Todo indica que en el estado español el turismo ya ha llegado a un límite. Pero hay nubarrones más alarmantes: el precio del crudo, el aumento del coste del dinero, la impagable deuda del Estado, la decisión de la burguesía de no ceder, la ralentización del crecimiento económico, la pérdida salarial continuada mientras suben los precios, el envalentonamiento fascista. Por poner un último ejemplo: a nivel estatal los servicios básicos de una vivienda han aumentado un 27% en diez años, mientras el salario ha descendido un 8%, y estos porcentajes también golpean al proletariado vasco.


 

 

 

     -Por otra parte se da el hecho de que las fábricas se están yendo desde Euskal Herria a China.


 

 

   -Si, pero todavía es un proceso que no se ha precipitado. Hay algunas fábricas, pero la estructura económica vascongada, vasca en general, por ahora ha aguantado ese proceso. Sí hay fábricas antiguas que se quieren ir pero hay una contestación popular y obrera en ese sentido. De hecho el capitalismo vasco-español es el más industrializado del Estado, con diferencia. Pero también hay que advertir que la burguesía vasca es una de las más egoístas y neoliberales del Estado, y que si por ahora no ha podido implantar de golpe una austeridad feroz ha sido por la resistencia tenaz de la clase obrera y del pueblo.

 

 

 

 

     Entonces, la perspectiva económica es demoledora, la juventud no tiene perspectiva. Hay un estudio reciente a nivel de todo el Estado de Comisiones Obreras, que plantea que el 50% de la juventud en el Estado, un poquito menos en Euskal Herria, está condenada a trabajos basura, con unos salarios de miseria. El promedio de edad de la juventud para poder salirse de la casa familiar y crear su propia vivienda es de 30 años y luego, generalmente con la ayuda de los padres, poder comprar o alquilar un piso.

 

 

 

 

 

    En ese sentido, la perspectiva es demoledora, y por mucha caridad que haga el actual gobierno, el PNV, Geroa Bai o el PSOE, de aumentar un poco las pensiones, las prestaciones, la dinámica general del capitalismo es esa, más acentuada porque los datos desde 2017 a esta época dan que la producción media va bajando, dentro de poco ya se va a agotar la vida económica que daba la Unión Europea, el dinero barato va a desaparecer, y hay un montón de indicativos de que la economía lentamente va a ir descendiendo, como hemos dicho arriba.

 

 

 

 

    En ese doble panorama, por una parte, se da una situación socioeconómica que ya no va a mejorar y, por otra parte, hay un estancamiento de lo que han prometido como el Nuevo Estatuto lleno de grandes pretensiones sin contenido concreto alguno. El Nuevo Estatuto no va a salir, por mucho que el PNV lo rebaje para que sea aceptado por las fuerzas españolistas, no se va a conquistar a que su alta abstracción permite cualquier malabarismo, ya que el Estado español por imperialista que es no va a aceptar absolutamente ninguna de esas vías, y tampoco el PNV va a presionarle excepto mediante algunos lloriqueos cara a su militancia y para intentar engañar aún más a EH Bildu. Es una vía muerta, que lleva a la desilusión y al desengaño y frente a eso hay sectores que ya se están organizando por su parte, que están planteando debates muchos más en profundidad. Ese es el panorama, un escenario lógico de esclarecimiento frente a una situación que hace dos, tres, cuatro años indicaba que no había perspectiva.

 

 

 


 

    -¿Esa organización popular, desde abajo, de la que hablas, que se está dando fundamentalmente en Navarra pero también en otros sitios de Euskal Herria, está fuera de los partidos o de alguna manera los partidos tratan de subirse a esas movidas?


 

 

 

   -Está fuera de los partidos. Es una autoorganización juvenil, una autoorganización de personas mayores y adultas que apoyan a esa juventud, es una reactivación de las relaciones entre los sectores vecinales y obreros, de las preocupaciones teóricas, de los debates. En estos momentos hay cuatro o cinco páginas webs en las redes, con debates teóricos en Euskal Herria que tienen muchas entradas para una población tan pequeña.

 

 

 

    En realidad, es un proceso que ya funciona fuera de los partidos tradicionales porque en toda Europa se ha visto claramente un corte generacional, un agotamiento de los partidos tradicionales. El  desplome, por ejemplo, de Podemos es sintomático, en Euskal Herria otro tanto, encima agudizado por las tensiones que acabo de exponer.

 

 

 

 

    Eso no quiere decir que automáticamente vayan a salir otras formas organizativas ya desarrolladas en lo fundamental. Lo básico de ese proceso se está dado embrionariamente en la práctica, ya existe en inicio, el problema es ver cómo todo eso va a ir confluyendo y va a ir creando procesos de coordinación entre los diversos niveles. Y frente a eso, los partidos, sobre todo la izquierda abertzale oficial como se la denomina, están muy nerviosos, el caso concreto más reciente se dio ahora con lo ocurrido en el gaztetxe Maravillas (N.de R.: okupado por jóvenes que luego fueron desalojados con represión por parte de la policía y vuelto a okupar) por poner un caso, u otros similares, indican un nivel de nerviosismo creciente ya que ven que las cosas se les van de las manos.

 

 

 


- FRAGMENTO DE LA ENTREVISTA CONCEDIDA POR IÑAKI GIL DE SAN VICENTE A RESUMEN LATINOAMERICANO:

 

 

 

- Entrevista con Iñaki Gil de San Vicente “En toda Europa se ve claramente un corte generacional, un agotamiento de los partidos tradicionales”

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress