Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 6 de agosto de 2018

¿Será la extrema deuda de Japón la próxima en explotar?

Guardar en Mis Noticias.

http://img2.rtve.es/i/?w=1600&i=1486727972680.jpg

 

 

 

 

 

 

 

    SPUTNIK NEWS.- La economía de Japón es una de las más desarrolladas, pero tiene un problema: la deuda estatal del país alcanzó en 2018 el 253% del PIB. Una cifra que coloca a Japón a la cabeza de la lista de países con mayor deuda respecto al PIB. Por encima, también, de Grecia, cuya deuda estatal alcanza el 180%, advierte Bloomberg.

 

 

    En 2017, Japón gastó el 24,1% de su presupuesto en pagar los intereses de su propia deuda. Unos intereses que, sin duda, aumentarán en 2018. Para seguir financiando el presupuesto mediante nuevos préstamos, el Banco de Japón está imprimiendo dinero infinito. Billones y billones de yenes, literalmente, del aire.

 

 

 

    Hace poco, el Banco de Japón inició una operación para controlar la curva de rendimiento. Lo que, en términos prácticos, significa que el organismo está dispuesto a hacer todo lo que haga falta para que el Gobierno no tenga que pagar un porcentaje de su propia deuda superior al 0,1% anual. Pero en el mercado de la deuda del país nipón reina la inquietud: los inversores han empezado a ponerse nerviosos y están vendiendo sus obligaciones: bonos, pagarés y títulos.

 

 

    Si la rentabilidad a 30 años de la deuda estatal de Japón alcanza el 1%, ese escenario puede obligar a los inversores nipones a devolver parte de las inversiones extranjeras en bonos por valor de 2,4 billones de dólares.

 

 

 

   La pregunta está en si eso será suficiente. Según la aseguradora estadounidense MassMutual Life Insurance y la japonesa Daiwa SB Investments, si nos basamos en el diferencial de 10 a 30 años, se observa que el rendimiento al final de la curva puede alcanzar el 0,95% o, incluso, el 1%.

 

 

    "El rendimiento de los valores a 10 años acabará creciendo hasta el 0,2% a largo plazo (…) Si aumenta la curva de rendimiento, aumentará también el atractivo de los bonos estatales, ya que los ingresos por los beneficios en moneda nacional y el aumento del valor de estos al acercarse la fecha de vencimiento exceden el rendimiento de los bonos extranjeros una vez que se deduce su valor", advierte Shinji Kunibe, director del departamento de renta fija de Daiwa SB Investments en Tokio, a Bloomberg.

 

 

    El rendimiento del bono del Gobierno japonés a 30 años aumentó hasta el 0,84% el 2 de agosto. Se trata de 12 puntos básicos más que a finales de julio y se redujo al 0,825% cuando el Banco Central nipón compró bonos. La operación no estaba planeada. Si la deuda japonesa sigue aumentando y Japón sigue imprimiendo papel, será una huida hacia adelante, advierten

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress