Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 25 de junio de 2018
Podemos e IU ya no mentan a Syriza ni siquiera para criticarla

GRECIA PAGARÁ INTERESES DE LA DEUDA HASTA EL AÑO 2060

Guardar en Mis Noticias.

El Eurogrupo y el propio primer ministro griego Alexis Tsipras - escribe nuestro colaborador Ipso Facto - han estado celebrando al compás el final del rescate griego. Se trata de una mentira concertada. El Eurogrupo necesita celebrar algo en una Europa que por momentos se derrumba. Alexis Tsipras necesita presentarle a su pueblo una "victoria" aunque esta sea pírrica. Ambos entonan al unísono aquella canción infantil que comenzaba con un "¡Vamos a contar mentiras!".

POR IPSO FACTO  PARA CANARIAS SEMANAL

 

 

      El Eurogrupo realmente no se lo creía. Pero tal y como corren las cosas  en  Europa había que tener algo que celebrar y el  final del tercer rescate a Grecia era una oportunidad que pintaban calva. Conviene puntualizar, para conocimiento de nuestros lectores en Canarias Semanal, que el Eurogrupo es un "órgano informal" de la UE, en el que los ministros de sus Estados miembros discuten sobre cuestiones relacionadas con la marcha del Euro. Pero en él no sólo debaten, sino que también toman decisiones que afectan a la vida de millones de personas. Sí, sí, de personas como usted y como yo.

 


 

       Como decía, el Eurogrupo no se lo creyó, pero tampoco  lo hizo Alexis Tsipras, el Primer ministro griego, que tuvo que hacer que lo  celebraba,  no obstante, despojándose de su corbata ante sus afines, como símbolo de que volvía  a asumir su "liderato popular."

 

 

 

        Se trata pues de dos celebraciones simuladas, de dos comedias simultáneas. ¿Por qué? Por varias razones. Porque el Eurogrupo continuará controlando la economía y los recursos fiscales griegos. Porque la "asistencia" financiera europea a Grecia, que ha ascendido a la friolera de 300.000 millones de euros, se ha destinado fundamentalmente a rescatar a los bancos alemanes y franceses. Porque en la economía griega ya no hay nada que rescatar, todo ha sido vendido -hasta las cosas más insignificantes- a las grandes multinacionales europeas a precio de saldo de feria.

 

 

 

      El paripé de Tsipras quitándose la corbata, como quien se desprende del nudo del ahorcado, es un intento más, de entre los muchos que ha escenificado este podemita a la griega, de presentarle a su pueblo  una victoria, aunque esta sea dramáticamente pírrica.

 

 

 

      Y es  que la verdad es que su fraternos socios europeos  han impuesto a Grecia, como medidas colorarias  a estas "celebraciones", un auténtico régimen draconiano consistente en:

 

 

      Mantener un superávit primario – destinado a pagar los intereses de la deuda– del 3,5% del PIB hasta 2022 y del 2,2% hasta el 2060; es decir, seguirá pagando a los acreedores casi tanto como lo que gasta en educación un país como Irlanda, el 3,7%. Que viene a ser, también, algo similar a  que el Eurogrupo le pida que cierre todas sus universidades y escuelas para puedan pagar los intereses de la Deuda.

 

 

     Continuarán, cómo no, ejerciéndose los controles trimestrales,  las obligaciones inquisitoriales de más reformas y privatizaciones. ¿Y todo esto a cambio de de qué? De un misérrimo aplazamiento durante  10 años  para los vencimientos de una Deuda que alcanza el astronómico registro de 180% del PIB.

 


       Calculen hasta qué punto resulta repulsivo el festejo de Alexis Tsipras, cuando hasta el nada sospechoso y conmiserativo  FMI ha manifestado su desacuerdo por la dureza mostrada por el Eurogrupo hacia Grecia. Pero  que no cunda el pánico. Tampoco la señora Lagarde se rasgará las vestiduras en solidaridad con el pueblo heleno.

 

 


       Y a todas estas, ¿qué comenta  al respecto, por cierto, la izquierda socialdemócrata española - Podemos, IU y otras adherencias - en relación con el papel desempeñado  por Syriza en toda esta lamentable andadura? Silencio. Un enmudecido silencio. Repentinamente la foto de Tsipras y Syriza  desapareció de todos los  álbumes de conmemoraciones de quienes veían en el eurocomunismo griego una senda para marchar. Ya no se les menciona ni siquiera para criticarlos.  En sustitución de aquellos paradigmas políticos hoy ya se han inventado otros en la política de gestos de galería y "cambios de muebles" de Pedro Sánchez, para poder mantener elevada la la esperanza entre sus cada vez más desconcertados  afines.

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
Fecha: Lunes, 25 de junio de 2018 a las 21:13
Alberto Kuhn
Hoy parece algo indiscutible que el capitalismo atraviesa una dura crisis política, económica, institucional… Sin embargo, en ningún momento de la historia una formación social ha caído por sí sola. Para que su caída se pueda producir es precisa la existencia de un conjunto antagónico y organizado que sea capaz de destruir esa formación social. En las sociedades occidentales ese sujeto ha desaparecido. Existe como clase , pero no como clase organizada. . Durante la sociedad esclavista fueron los propios esclavos, de una u otra manera, los que con sus luchas protagonizaron esa destrucción. Durante la sociedad feudal fue la burguesía organizada la que acabó con los privilegios feudales. Pero causa de una serie de fenómenos f que no vienen ahora al caso, el proletario de nuestros días ha perdido - ignoramos por cuánto tiempo- a su vanguardia organizada. La cuestión crucial es si los efectos devastadores de un capitalismo insaciable logrará destruir el planeta antes de que la legión de asalariados que producen la riqueza puedan liberarlo. Nada está escrito, nada es inexorable.
Fecha: Lunes, 25 de junio de 2018 a las 17:42
AMEAUXET
UN TONTO NO SE PUEDE REÍR DE NADIE. ES SIMPLEMENTE UN PAYASO ADEMÁS DE,

¡UN TONTO ÚTIL AL CAPITALISMO!

EL CAPITALISMO ES INVENCIBLE, HOY...

Dos fuerzas sólo pueden cambiar este rumbo CAPITALISTA

1.- EL FASCISMO (cuando la burguesía teme al pueblo organizado y con determinación de cambiar su trágico destino)


2.- EL COMUNISMO

Que a día de hoy carece de una estructura y organización política y adolece de una determinación para virar el rumbo mundial CAPITALISTA (y tan siquiera regional) y de ahí que aparezcan oportunistas (populistas no comunistas) SYIRIZA, PODEMOS IU PCE Y UN LARGO ETC.

Ello es así porque el CAPITALISMO combate cualquier intento de organización desde sus inicios con corrupción, chantaje infiltración desaparición y que intente eliminar el capitalismo y utiliza la represión física y política para que ninguna fuerza no democrática (según intereses capitalistas) intente llevar a cabo un cambio real en las posiciones actuales de los NUEVOS RICOS QUE EJERCEN EL PODER Y CONTROL MUNDIAL y que además, se encuentran perfectamente organizados y anclados en sus respectivos países y con tentáculos en todas las esferas de poder regional y mundial

NOS SÓLO GEMIMOS
Fecha: Lunes, 25 de junio de 2018 a las 07:26
Redstar
Se está partiendo de risa porque ha conseguido que la izquierda socialmemócrata y giliprogre haya vuelto a engañar al pueblo una vez más.
Si lo pensamos, la verdad es que es gracioso.
No nos cansamos de que nos tomen el pelo.

He is cracking up because socialdumbcracy and arseprogressivism have managed to deceive the people once again.
If you stop and think about it you'll realize that it's funny actually.
We don't get tired of being treated as fools.

Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress