Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 25 de junio de 2018
Lenín Moreno o el triunfo de la restauración conservadora neoliberal

MATAR A RAFAEL CORREA

Guardar en Mis Noticias.

A poco de posesionarse el 24 de mayo del 2017 como Presidente de la República, jurando continuar con la Revolución Ciudadana y exaltando la figura de Rafael Correa como líder de la misma, Lenín Moreno efectuó un viaje oficial a Lima, donde formuló numerosas declaraciones (...).

 

Por JAIME GALRAZA ZAVALA / CANARIAS-SEMANALORG.-

 


     A poco de posesionarse el 24 de mayo del 2017 como Presidente de la República, jurando continuar con la Revolución Ciudadana y exaltando la figura de Rafael Correa como líder de la misma, Lenín Moreno efectuó un viaje oficial a Lima, donde formuló numerosas declaraciones. Una de ellas resultó enigmática: refiriéndose al hecho de que allá se encontraba en la cárcel un expresidente peruano, Moreno lanzó al aire una enormidad; dijo: "En Ecuador no tenemos presidentes presos…, pero no hemos perdido la esperanza".

 

 

 

   La prensa limeña y muchos boquiabiertos paisanos del mandatario creyeron que se trataba de uno de esos malos chistes propios del ocupante de Carondelet. Mas enseguida vino una avalancha de acciones y sucesos que, lejos de ser una humorada, nos conducen al borde siniestro de un abismo, esto es a la restauración conservadora - neoliberal que con tanta oportunidad nos advirtiera Rafael Correa, hoy virtual candidato a la cárcel anunciada por Lenín Moreno.

 

 

 

Luego de que lanzara en Lima aquella insólita clarinada, sintiéndose segura, una creciente e implacable tribu de caníbales políticos se ha disparado para devorar a todos cuantos huelen siquiera a "Correismo" comenzando por el Vicepresidente Jorge Glas quien fue destituido del cargo mediante un golpe de Estado apenas disfrazado.

 

 

 

 

      Luego vino la destrucción de organismos constitucionales para llenarlos con toda clase de trujillos, merlos, macas y otras hierbas del frondoso huerto de la derecha, la falsa izquierda y el oportunismo galopante para arribar ahora sí de pleno al inicio de la fase final del entierro político del líder de la Revolución Ciudadana, mientras varios caciques de la tribu preferirían, de una vez, sepultarlo para siempre, ya que a unos su vigencia les dificulta la llenura de sus panzas insaciables, y a otros sus sueños de llegar algún día a tocar el cielo de Carondelet.

 

 

 

 

     Para lograr este anhelo se hace cualquier cosa, se teje todo tipo de artimañas judiciales, se inventan documentos, se pisotean leyes, se hace de la Constitución un rollo de papel higiénico, se convierte a cualquier pillo en "Cooperador Eficaz" y "Testigo Protegido" como ocurre con este colombiano que asegura de haber sido testigo de que hace más de 10 años los dirigentes de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) le entregaron a Rafael Correa montones de dinero a cambio de que saque a los norteamericanos de la base de Manta. Lo que por estúpido que sea evidencia la tenebrosa conexión que existe entre los designios de los yanquis para hundir a Correa, y la farsa judicial del siglo montada por fiscales, juezas, abogados, burócratas de alto copete, todo ello bajo el ancho paraguas de la prensa corrupta, de los medios de comunicación mercantiles liderados por los fidelitos Egas, que son a la vez grandes próceres de la banca chulquera y dignos alumnos del notario Cabrera.

 

 

 

   Por eso andan tan orondos los nuevos socios de la farándula política como Jaime Nebot, quien estuvo en Latacunga celebrando con la familia de Lenín Moreno el primer año del triunfo de la restauración conservadora neoliberal. Habrá que ver hasta cuando les dura la fiesta, concluida la cual gracias al levantisco pueblo ecuatoriano, momentáneamente confundido, veremos desarmarse la tribu, unos integrantes llevados en gajo a cualquier prisión, y otros huyendo a Miami para juntarse con los hermanos Isaías y más prófugos de la justicia.

 

 

 

(*) Jaime Galarza Zavala.  Escritor ecuatoriano

 

E-mail: [email protected]

Twitter: @jaigal34

 
 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress