Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 18 de junio de 2018
"En la izquierda "rancia y radical" también festejamos

DIARIO DE UNA ROJA TRASNOCHADA

Guardar en Mis Noticias.

Quienes no participamos de esta fiesta de la democracia 2.0 que nos regala Pedro Sánchez estamos recibiendo - escribe Elisa Nieto - la enésima edición de los reproches de quienes se han vuelto a ilusionar, también por enésima vez (...).

Por ELISA NIETO / ESPINETA AMB CARAGOLINS.-

 

 

“Defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias”

 

Defender la alegría como una trinchera. Mario Benedetti[1]

 

 

 

 

      Quienes no participamos de esta fiesta de la democracia 2.0 que nos regala Pedro Sánchez estamos recibiendo la enésima edición de los reproches de quienes se han vuelto a ilusionar, también por enésima vez. Escuchamos "Nunca estáis contentas, aguafiestas, pincha-globos, así cómo vamos a avanzar, la izquierda siempre peleada, siempre enfurruñada. Es, como en El Rey León, el ciclo sin fin".

 

 

 

 

     Así las cosas, podría hablar de Grande Marlaska (el que en ocasiones no ve torturas[2]), de Iván Redondo (el Maquiavelo de todo esto, y si no al tiempo[3]), de Josep Borrell (alias “El Desinfectante”[4]) o de Carmen Calvo (representante de un feminismo compatible con el entusiasmo represor del 155). Podría tratar de explicar porqué figuras mucho más valiosas como Carmen Montón (digna defensora de la Sanidad Pública) o Mª Jesús Montero (valiente en su enfrentamiento contra la interpretación de la regla de gasto que ahoga a las administraciones locales) no compensan los venenos de este nuevo gobierno. Pero decido no hacerlo.

 

 

 

 

 

   Podría, además, blasfemar contra un Pablo Iglesias que, con un antológico tuit[5], se une de forma entusiasta a esa especie de “sé fuerte, Mariano” auspiciado por las cloacas. Podría centrarme en explicar porqué esos 280 caracteres representan sus 280 caras, pero no lo haré.

 

 

 

 

   Hoy quiero hablar de las cosas que me gustan, de las cosas que celebro. Y para ello no me voy a remontar a Octubre de 1917 o a enero de 1959. Ni siquiera me iré a los claveles de 1974 ni al EZLN de 1994.

 

 

 

 

    Sin ningún criterio de preferencia, y siendo consciente de que mezclo cuestiones cualitativa y cuantitativamente diferentes, quiero celebrar aquí y ahora todo lo que sigue:

 

 

 

  • El feminismo naxalita – de la selva, guerrillero y proletario – que fue liderado por Anuradha Gandhy y que sigue siendo un ejemplo de lucha[6].

 

 

 

  • Los inmensos avances sociales en Cuba, nuevamente reconocidos por Naciones Unidas en 2017[7]. A pesar de sus contradicciones internas, de décadas de bloqueo y los ataques constantes, sigue siendo un ejemplo indiscutible de dignidad.

 

 

 

  • Las mejoras sociales en Venezuela – confirmadas por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo [8] – que siguen avanzando a pesar de la guerra económica[9] y el hostigamiento político dentro y fuera de sus fronteras.

 

 

 

  • La Grecia rebelde que en 2015 dijo un rotundo No en el referéndum sobre la pertenencia a la UE (no entro en la traición inmediatamente posterior de Syriza porque prometí celebrar).

 

 

  • Las movilizaciones en Francia, un mar de huelgas coordinadas y entrelazadas, con ejemplos de solidaridad de clase tan importantes como la decisión de devolver la luz de forma gratuita a 300.000 hogares pobres y cortarla a las grandes empresas.

 

 

  • Las Marchas de la dignidad en 2014: dos millones de personas exigiendo “Pan, trabajo y techo” que han marcado la historia de este país.

 

 

  • El zarandeo colectivo que están dando Las Kellys[10], las huelgas en Amazon, de Panrico, la paralización del flete de armas a Arabia Saudí desde el puerto de Bilbao, el éxito judicial de algunos trabajadores de Glovo o las luchas en Murcia.

 

 

  • Las ingentes movilizaciones del No a la guerra en 2003 que contribuyeron a echar al gobierno del PP.

 

 

  • El estallido de rabia espontánea que supuso el 15M en 2011: un enorme aprendizaje social que llevó de nuevo a las calles a un pueblo que parecía dormido.

 

 

  • El ejemplo inmenso de experiencias locales como la del pueblo de Marinaleda. También, en otro nivel y desde otros parámetros, parte de las decisiones de algunos Ayuntamientos desde 2015. Celebro todo lo que, también desde dentro de la ballena institucional, haga avanzar mínmamente el nivel de conciencia[11].

 

 

  • La lección de movilización popular por el derecho a decidir que dio el pueblo catalán el 1 de octubre de 2017. Sí, a pesar de las contradicciones, las dificultades y los tufillos burgueses, yo la celebré y la sigo celebrando.

 

 

  • El tsunami feminista que invadió nuestras calles el 8 de marzo de 2018: celebración que, en mi opinión, debe ser compatible con la reflexión y la atención a las alertas ante el debilitamiento de la perspectiva de clase de un movimiento que no puede no tenerla[12].

 

 

 

 

   Podría citar muchos otros ejemplos, pero no hay ni tiempo ni espacio. Me alegra todo aquello que debilita la línea de flotación del sistema capitalista y patriarcal. Todo lo que nos señala la inevitabilidad de una rebeldía estructural.

 

 

 

 

    Yo celebro. Muchas cosas y con muchas ganas. Nosotras nos alegramos y aplaudimos muy a menudo logros y avances. No lo dudéis. Las gentes de la izquierda “rancia y radical” también festejamos. Vaya si lo hacemos. Es sólo que los avances que nos hacen sonreir no suelen ser subrayados en La Sexta, ni en la SER, ni abren telediarios, ni ocupan tertulias de futuros ministros. Rara vez son “trending topic”.

 

 

 

 

    Y es que lo que nos causa alegría suele asustar al sistema. Preocupa. Lo que nos hace bailar a menudo inquieta en La Moncloa, en La Zarzuela, en el IBEX, en Bruselas, en el FMI. No, no nos alegran los círculos eternos de ilusión-decepción-ilusión-decepción en el que está enfangada buena parte de la izquierda desde 1982 (año del despegue del PSOE). No olvidamos ni medio segundo quién es el PSOE y los límites brutales de lo institucional en el marco del UE y del euro. Estos límites son trincheras aún más sangrantes en el contexto de desmovilización que arrastramos y que, si no lo evitamos, se acentuará si cabe más ante este espejismo de cambio. O llenamos las calles, o tendremos más de lo mismo pero disfrazado de purpurina, lentejuelas y carcasa de plata.

 

 

 

    Nosotras sonreímos ante las grietas del capitalismo, ante la acumulación colectiva a través de luchas -pequeñas y grandes – a través de gestos, mediáticos o invisibles. Bailamos cuando vemos crecer la rebeldía, la de fondo, la que transforma y no sólo cambia, la que hace temblar ese tablero en el que ni queremos ni podemos estar: sabemos que siendo quienes somos nunca nos dejarán. El Scattergories es suyo[13].

 

 

 

     No queremos aguar la fiesta a nadie. Es sólo que, para nuestra clase, la trabajadora, sólo es posible otra fiesta completa, en otro sistema, con otra lógica y desde otros parámetros de clase y género. Desde esa premisa celebramos y lo seguiremos haciendo. Bailamos y festejamos las bombas de oxígeno por las que un día nos colaremos las gentes empeñadas en vivir con dignidad. Creedme.

 

 

Notas y referencias bibliográficas:

 

1. Extracto del poema de Mario Benedetti “Defensa de la alegría”, incluido en el poemario Cotidianas (1978-1979).

 

 

2. http://www.publico.es/politica/nuevo-ministro-interior-sospechas-torturas-detenidos-custodia-persiguen-grande-marlaska.html

 

 

3. “Es importante desideologizar los temas fundamentales” http://www.lasexta.com/noticias/nacional/ivan-redondo-hombre-que-susurra-oido-sanchez-sera-director-gabinete-presidente_201806075b18f0c60cf2792cab61bb0d.html

 

 

4. Hemos escuchado a Borrell decir que “Antes de coser las heridas hay que desinfectarlas, si no, se pudren”. Curioso símil para alguien de la época de la cal viva http://www.lavanguardia.com/politica/20171216/433655595420/elecciones-cataluna-21d-psc-josep-borrell-iceta-independentismo.html

 

 

5. https://twitter.com/Pablo_Iglesias_/status/1003966169068589057

 

 

6. https://redroja.net/index.php/noticias-red-roja/opinion/3949-feminismo-desde-la-selva-las-naxalitas

 

7. El hambre ha sido erradicada; Tasa de mortalidad infantil de 4,1 por cada 1000 nacidos vivos (una de las más bajas del planeta); esperanza de vida al nacer de 78 años; primer país en validar la eliminación de la transmisión materno-infantil del VIH/SIDA y la sífilis congénita; no hay analfabetismo; vacunación universal gratuita para 13 enfermedades; Dos tercios de su presupuesto destinados a educación, salud, seguridad social, cultura, deporte e investigación científica.

 

 

8. Avances significativos en la erradicación del hambre (reconocida por la FAO); disminución del porcentaje de familias en pobreza extrema de 21% a 7,3% sólo entre 1998 y 2011; aumento de un 74,1% de la inversión social; aumento del 40% del salario mínimo; incremento de más del 1500% de la inversión de salud (se han construido casi 14.000 centros de salud públicos); dos millones de viviendas entregadas entre 2017 y 2018. mhttp://www.ve.undp.org/content/venezuela/es/home/presscenter/articles/2014/06/25/onu-destac-los-logros-de-venezuela-en-materia-social.html

 

 

9. https://www.telesurtv.net/news/Experto-ONU-Alfred-de-Zayas-Venezuela–20180220-0053.html

 

10. https://laskellys.wordpress.com/manifiesto/

 

11. Aplaudo la labor concreta de Carlos Sánchez Mato en el Ayuntamiento de Madrid, acompañado, no lo olvidamos, sólo por una parte del equipo de gobierno.

 

12. https://politica.elpais.com/politica/2018/05/21/actualidad/1526890597_520717.html

 

 

13. Referencia a un anuncio famoso en 1992 https://www.youtube.com/watch?v=_HPa0DPBe3I

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Lunes, 18 de junio de 2018 a las 08:07
Manu Aranburu Agirre
Elisa donde hay que firmar, estoy de acuerdo, pero te olvidas de los 2500 conflictos medio ambientales del planeta, te olvidas del Reloj del Apocalipsis nuclear que esta a dos minutos, en fin que hay luchas por doquier por un nuevo planeta
Saludos Eko y K.
Desde el Pais Vasco

Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress