Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 5 de junio de 2018
La "izquierda institucional" sorprendida por el primer nombramiento gubernamental de Pedro Sánchez.

BORRELL, EL HOMBRE QUE VINO DE LAS "PUERTAS GIRATORIAS"

Guardar en Mis Noticias.

En menos de 24 horas, la llamada "izquierda institucional" de su Majestad, - escribe nuestro colaborador Aday Quesada- se ha echado manos a la cabeza por el nombramiento de un viejo peje de la política española, José Borrell, para ocupar nada menos que la cartera de Asuntos Exteriores. Algunos dirigentes de Podemos no han podido ocultar su "sorpresa" por la designación . Para el representante de la socialdemocracia catalana,Gabriel Rufián, el nombramiento ha sido "una vergüenza". ¿Qué es lo que esta gente esperaba realmente de Pedro Sánchez?

POR ADAY QUESADA PARA CANARIAS SEMANAL

 

 

     El nuevo presidente del ejecutivo español,  Pedro Sánchez, ofreció este martes la cartera del Ministerio de Asuntos Exteriores a Josep Borrell, un genuino representante de las generaciones de políticos que  contribuyeron a construir el actual régimen monárquico. Posiblemente porque su nombramiento nombramiento estuviera ya previamente concertado, Borrell no dudó un solo instante en aceptar la designación, con visibles muestras de júbilo.

 

 

       Josep Borrell, que cuenta ahora con 71 años de edad, nació en Catalunya. En el año 1991, el entonces presidente Felipe González lo nombró Ministro de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente. No obstante, desde el año 1984 había ejercido de Secretarío de Estado de Hacienda, designado por el mismo gobierno socialdemócrata.

 

 

 

 

      Con el  PSOE en la oposición, Borrell ganó las  primarias  en su partido  para ser nominado a la candidatura a la Presidencia del Gobierno . No obstante, bien sea por venganzas cainitas dentro de su propio Partido o, simplemente, porque la mala suerte se cruzó en su camino, apenas transcurrido un año de la designación tuvo que dimitir en el  2000 en favor de Almunia,   un candidato que disfrutaba de las simpatías oficiales de la dirección del PSOE.

 

 

 

     La razón de su alejamiento estuvo provocada por un escándalo  por fraude fiscal, protagonizado po estrechos colaboradores suyos mientras fue Secretario de Estado de Hacienda. Pese a que continuó vinculado hasta el tuétano en las instituciones políticas de la Monarquía, el escándalo supuso un grave quiebro en su carrera que frustró sus ambiciones políticas.

 

 

 

 

      En la misma línea seguida por los altos cargos del gobierno, tanto del PP como del PSOEBorrell hizo uso, cómo no, de las llamadas "puertas giratorias", entrando de lleno en la empresa privada. Primero recibió los favores de la empresa Abengoa, que lo insertó en el 2009, como miembro  de su Consejo de Administración . Un año después,   Abengoa lo nombró  presidente de su Consejo asesor internacional, lo que le supuso la friolera de €300,000 anuales. Quizás esa sea una de las razones por las que en estos días  en el entorno que rodea a Pedro Sánchez,  se  sostiene que una condición "sine qua non" que deben tener los ministros “es venir bien aprendidos de casa”. A nadie le cabe duda de que Josep  Borrell reúne ese  y otros requisitos en lo que  relaciona con los negocios y las impresas internacionales.

 

 


 "SORPRESAS"  EN LA " IZQUIERDA INSTITUCIONAL" ESPAÑOLA

 

 

 

       Si bien resulta comprensible que  los diputados de Unidos-Podemos, que con gritos entusiastas de "¡Sí se puede!", "¡Sí se puede!"  celebraron la designación parlamentaria de Pedro Sánchez,  acogieran ahora con "sorpresa" este primer nombramiento ministerial, menos explicable ha sido la reacción de Gabriel Rufián, el aparentemente feroz portavoz adjunto de ERC. Con un atónito "¡qué vergüenza!", "¡qué vergüenza!", recogió el representante  de Esquerra la noticia de que Borrell  iba a ser  el próximo Ministro de Asuntos Exteriores.  Rufián incluyó en su cuenta de Twitter un vídeo en el que puede verse como Borrell se refería a la necesidad de "desinfectar Cataluña", y hacía burlas sobre  el encarcelado Oriol Junqueras.

 

 

         Éstas estupefactas reacciones  de nuestra "izquierda alternativa  institucional"  no hacen sino poner de manifiesto, en el mejor de los casos, una imperdonable ingenuidad. En el peor, un oportunismo político que repugna.  ¿Qué era lo que esperaban de Pedro Sánchez? 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress