Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 25 de mayo de 2018

AGENCIAS: Miedo y asco en Wyoming: soldados de EEUU custodiaron armas nucleares bajo los efectos del LSD

Guardar en Mis Noticias.

 

https://rec-eph.primerahora.com/images/tnph3/615/304/1/1/615/304/2018/05/24/cropw0h01a70e5b824ad4e5fa0f90feeb9326401.jpg

 

 

 

 

 

 

 

    Un grupo de militares estadounidenses se enfrentó a un tribunal militar por custodiar uno de los arsenales nucleares más potentes del mundo… bajo los efectos de alucinógenos, informó la agencia AP.

 

 

    De acuerdo con los registros de la Fuerza Aérea de EEUU obtenidos por la agencia, en marzo de 2016 catorce militares estadounidenses adquirieron, distribuyeron y usaron LSD —así como otras drogas como éxtasis o marihuana— en la base militar de alta seguridad F.E. Warren, ubicada en Wyoming.

 

 

    Según declaró a la agencia Charles Grimsley, fiscal principal de uno de los tribunales marciales, "aunque esto suene como algo de película, no lo es". 

 

 

    Pese a que ninguno de los militares fue acusado de consumir drogas mientras se encontraba de guardia, el incidente supuso un fuerte golpe para la reputación de los cuerpos de misiles nucleares de la Fuerza Aérea estadounidense.

 

 

    El Escuadrón de Misiles 90, al que pertenecen estos militares, tiene asignado un tercio de los 400 proyectiles nucleares Minuteman 3, que siempre están en alerta y se ubican en silos subterráneos. 

 

 

 

    El inesperado 'enemigo' de los planes militares de Trump

 

 

    De acuerdo con el consultor y experto en temas nucleares independiente Stephen Schwartz, "este es otro golpe para la Fuerza Aérea, en particular para las fuerzas de ICBM —misiles balísticos intercontinentales—". 

 

 

    Por su parte, el teniente coronel Uriah L. Orland, un portavoz de la Fuerza Aérea, aseguró a la agencia norteamericana que "existen múltiples chequeos para asegurarse de que los aviadores en servicio no estén bajo la influencia del alcohol o las drogas para que puedan ejecutar sus misiones de forma efectiva y segura".

 

 

    Mientras tanto, los propios militares que consumieron LSD en la base militar secreta revelaron al jurado que sintieron "paranoia y pánico" durante horas. A su vez, la propia Fuerza Aérea reconoció que los consumidores de este alucinógeno sí pueden experimentar "pánico, sentimientos no deseados y abrumadores y experiencias espirituales no deseadas".

 

 

    No obstante, todavía no se sabe cuántas horas pasaron después de que los militares estadounidenses habían consumido el ácido, ilegal en EEUU. Al mismo tiempo, en 2006, el Pentágono eliminó la prueba de detección de esta droga de los procedimientos estándares para sus militares.

 

 

    Los 'testimonios' de los adictos

 

 

    Sin embargo, los investigadores afirmaron que los militares acusados consumían LSD —así como éxtasis y cocaína— tanto en la base como afuera. 

Según declaró bajo juramento el presunto líder del proceso del consumo de drogas, el piloto Nickolos A. Harris, nunca había tenido problemas en obtener drogas de fuentes civiles. Afirmó que personalmente consumió LSD en ocho ocasiones. 

 

 

    "Me encantó totalmente que mi mente se alterara", admitió. Aunque Harris fue sentenciado a 12 meses de prisión, el fiscal principal de este caso, capitán de la Fuerza Aérea C. Rhodes Berry, declaró que en realidad deberían ser 42 meses.

 

 

    "No me puedo imaginar nada más agravante que ser el líder de una organización de drogas en la Base de la Fuerza Aérea F.E. Warren", exclamó.

 

    En la corte, Harris contó de uno de los 'viajes' que tuvo bajo el LSD.

 

 

    "Los minutos parecían horas, los colores parecían más vibrantes y claros", declaró. Subrayó que "en general, me sentía más vivo".

 

 

 

    Aumenta el número de suicidios entre los militares de EEUU

 

 

    Según AP, la mayoría de los aviadores implicados en el incidente de drogas eran miembros de dos unidades de seguridad, encargadas de la defensa del armamento nuclear almacenado en la base.

 

 

    Casualmente, el entonces subsecretario de Defensa de EEUU, Robert Work, visitó la base tan solo un mes antes de que se hiciera pública la investigación sobre las drogas. No obstante, no fue informado del consumo de LSD por los militares, ni "vio nada extraño" durante su visita a Wyoming. 

 

 

    El uso de drogas por los aviadores estadounidenses salió a la superficie cuando uno de los militares publicó en su cuenta de Snapchat un vídeo en el que fumaba marihuana.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress