Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 2 de mayo de 2018
El alto jerarca de la Iglesia Católica había sido "cardenal papable" en el último cónclave

EL CARDENAL JEFE DE LAS FINANZAS VATICANAS JUZGADO POR PEDERASTIA

Guardar en Mis Noticias.

El cardenal australiano George Pell, Jefe de la finanzas vaticanas, será juzgado por un tribunal de su país acusado por diferentes delitos de Abusos sexuales en contra de menores. Pell, de 76 años, y que fue papable en el último cónclave que eligió al Papa Francisco, se declaró "no culpable" en el proceso previo

REDACCIÓN CS  / AGENCIAS

 


     Según informó la cadena local australiana ABC, el cardenal de la misma nacionalidad, monseñor George Pell, será juzgado por un  tribunal por la práctica de la pederastia. Los magistrados concluyeron que existen suficientes evidencias para la apertura de un juicio formal contra el cardenal australiano Pell, que hasta ahora había desempeñado  la altísima responsabilidad  de la jefatura   de las finanzas del Vaticano.

 

 

    La magistrada Belinda Wallington, informó la cadena ABC, falló en un proceso preliminar que comenzó el pasado 5 de marzo, en contra del cardenal, por múltiples acusaciones históricas de presunto abuso sexual en contra de un número indeterminado de menores, que por razones del secreto de sumario, no se ha dado conocer.

 

 

       El cardenal Pell, de 76 años, y que fue papable en el último cónclave que eligió al Papa Francisco, se declaró "no culpable", ante el tribunal

 

 

         Hasta el momento se ha sabido que el cardenal Pell deberá responder a “múltiples acusaciones de distintos querellantes” de acuerdo con el fallo de la magistrada Belinda Wallington, quien desestimó siete acusaciones vinculadas a un querellante”, según informó el periódico “The Guardian”.

 

 

 

       Las pruebas se mantienen en secreto, aunque a lo largo del proceso se pudieron conocer algunos detalles sobre las acusaciones. Entre las mismas figuraba una   de cuando era arzobispo de Melbourne, durante la década de 1990, y otra, cuando era sacerdote en Ballarat, su ciudad natal, en la década de 1970.

 

      El proceso contra Pell comenzó después de que el Cardenal declarara en tres ocasiones como testigo ante la Comisión Real que investigó la respuesta de las instituciones públicas y religiosas de Australia a los abusos sexuales de menores cometidos en su seno.

 

 

        Según la Comisión Real australiana, la Iglesia católica había recibido quejas correspondientes a 4.500 personas por presuntos abusos a menores cometidos por unos 1.880 miembros de la institución, particularmente sacerdotes, entre 1980 y 2015, aunque algunos casos se remontan, incluso,a la década de 1920.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Jueves, 3 de mayo de 2018 a las 14:14
El cosquillas
UNA LLAMADA AL PALACIO DE ROUCO:
- Ring, ring, ring...
- Sí, Rouco Varela al aparato.
- Señor Rouco, nos concede
una pequeña entrevista para Canarias Semanal.
- Por supuesto, pregunte usted.
- Señor Varela, ¿ están poseídos los pederastas
eclesiásticos?.
- Sinceramente, creo que sí. Los demonios
no respetan a nadie.
- Muy interesante. Dígame ¿ cómo es el proceso
que sigue un demonio para poseer a una persona?.
- Pues, pues, pues, se meten por la boca, eso,
por la boca.
- Y ¿ si se tiene la boca cerrada?.
- Esperan a que se abra.
- Muy interesante. O sea entran por la boca
de los curas y se meten en sus pirulas.
- Exactamente, son revolucionarios
de los órganos genitales.
- Muy interesante. ¿ Tiene problemas con su picha?.
- ¿ Quién yo?.
- Usted puede estar poseído ¿ o no ?.
- Yo, yo, yo, no estoy poseído.
- Como ha abierto la boca; algún demonio
puede haber aprovechado la ocasión.
- ¿ Qué clase de periodista es usted?.
- Señor Rouco, aquí las preguntas las hago yo.
Y esta es la última, ¿ cuáles son sus apetencias
sexuales?.
- ¡ ¿ Cómo se atreve? !.
- Señor Rouco, a más se atreven los demonios.

Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress