Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 18 de abril de 2018
"Dentro del local esa madrugada había sido una jornada tranquila"

JUICIO DE ALSASUA: DECLARAN EL DUEÑO Y LA CAMARERA DEL BAR DONDE SE PRODUJO LA REYERTA (VÍDEOS)

Guardar en Mis Noticias.

El ya famoso "juicio de Alsasua", en el que se piden nada menos que 60 años de cárcel contra algunos de los acusados por una pelea en un bar, en el que algunos parroquianos y los guardias civiles protagonizaron una reyerta, cumplió este miércoles su tercera jornada.

REDACCIÓN/ AGENCIAS

 

[Img #53717]       El ya famoso "juicio de Alsasua", en el que se piden nada menos que 60 años de cárcel contra algunos de los acusados por una pelea en un bar, en el que algunos parroquianos y los guardias civiles protagonizaron una reyerta, cumplió este miércoles su tercera jornada.

 

   En el curso de esta última sesiónle tomaron declaración al dueño y a la camarera del bar   Koxka, lugar donde presuntamente se desarrollaron hechos que la fiscalía califica como de "terrorismo".


 

         En su declaración ante el tribunal, ambas personas manifestaron que dentro del local no se había producido ningún tipo de agresión en contra de los guardias civiles ni tampoco de sus respectivas acompañantes. Por el contrario, ambos  calificaron esa noche fue “tranquila” y que tan solo se apercibieron de que había habido un enfrentamiento cuando salieron fuera del local y vieron al teniente de la Guardia Civil tirado en el suelo.

 

 

        El dueño, por su parte, manifestó que   Maria José, una de las novia  de los guardias civiles le había llamado “hijo de puta por dos veces”,  que él piensa que lo insultó porque lo había confundido con otra de las personas que habían participado  en la reyerta  

 

 

       La camarera dijo haberse enterado de que se había producido una trifulca  fuera del local porque se lo dijo su jefe, y ha señalado que también se enteró de que “el sargento y alguien más” se habían enzarzado en una fuerte pelea “y se cayeron al suelo”.  

 

 

        En su declaración contó, además, que cuando hay peleas en el bar, bajan la música y encienden las luces. Pero indicó que aquella nocho hubo necesidad de hacerlo porque ella, personalmente, no pudo ver "nada". "Yo me enteré a finales de agosto de que ese chico (el teniente) era guardia civil", relata; también dice que ese día las víctimas estaban tranquilas, "de fiesta".

 

 

      El dueño del bar aseguró que el teniente de la Guardia Civil y su pareja eran habituales en su local . “Iban prácticamente todos los fines de semana y era una pareja muy educada y respetuosa”.

 

 

       Negó rotundamente que en una declaración ante la policía afirmara que lo sucedido durante aquella madrugada hubiera sido algo preparado y organizado previamente. “Yo estoy convencido de que no fue nada   premeditado".

 

 

       El dueño del Koxka confesó que después de los sucesos habia recibido amenazas, y que le habían llamado por teléfono personas que le cantaban el Cara al Sol o han pedido reservas para comer al nombre de Francisco Franco.

 

1 DECLARACION DE LA CAMARERA

 

 

2 DECLARACION DEL PROPIETARIO

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress