"/>
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 9 de abril de 2018
"Se pretende atrapar a los revolucionarios en una disyuntiva inaceptable: o con Lula o con la derecha"

LULA DA SILVA: ¿UNO DE LOS NUESTROS?

Guardar en Mis Noticias.

La izquierda se debate atribulada en torno a los últimos acontecimientos en Brasil. Lula, un líder político brasileño, de origen obrero y de indudable arraigo popular, ha sido condenado a 12 años de prisión por el delito de corrupción. Y, en una época caracterizada por la confusión ideológica, se pretende borrar la trayectoria gubernamental del líder del PT, así como la de este mismo partido, situándonos en una disyuntiva inaceptable: "Apoyar a Lula o entrar en una suerte de complicidad con la derecha".

POR MÁXIMO  RELTI PARA CANARIAS SEMANAL 

 

 

 

     La  "izquierda" - y en este concepto incluimos,  para hacernos entender por el "sentido común", tanto a la socialdemócrata como a la revolucionaria- se debate atribulada en torno a los últimos acontecimientos en Brasil. Lula, un líder político brasileño, de origen obrero y de indudable arraigo popular, ha sido condenado a 12 años de prisión por el delito de corrupción.

 

 

 

 

 

         La verdad es, no obstante que entre todo el liderazgo del reformismo político latinoamericano de las últimas dos décadas, Luis Inácio Lula da Silva fue el  que se situó  más a la derecha política. Y ello, a pesar de que tuvo en sus manos la oportunidad histórica de proporcionarle una orientación socialista al proceso político que había encabezado. En un Brasil depauperado, con millones de hambrientos y un importante movimiento social, contó con el enorme respaldo de  amplias masas populares. Sin embargo, por razones que no es posible analizar en el breve espacio de esta nota periodística, Lula  y su sucesora Dilma Rousseff,  con el apoyo de  un Partido del Trabajo corrupto hasta el mismísimo tuétano, convirtieron sus políticas gubernamentales en un flirteo permanente con los poderosísimos intereses de los consorcios industriales y agroalimentarios de Brasil. Sus gobiernos, lamentablemente, se perdieron en la ciénaga pantanosa y putrefacta de las concesiones, tanto  a favor de las clases hegemónicas brasileñas como de los propios Estados Unidos de América.

 

[Img #53584]

  Lula da Silva y Dilma Rousseff con Temer, quien fue socio de Gobierno de Rousseff antes de darle el Golpe

 

 

 

         Como  reiteradamente  sucede en la historia, Roma termina no pagando a los traidores. Y ello lo decimos con plena conciencia de que en la sociedad brasileña se produjeron  algunas discretas reformas  sociales positivas para los más pobres. Pero también hay que decir que  las  gigantescas concesiones de los gobiernos de Lula y Dilma Rousseff a los terratenientes y a la gran oligarquía brasileña   no compensaron,  ni de lejos,  la neutralización de los  potentes  movimientos sociales  que existían en Brasil, ni  la  ola de corrupción que vino después.

 

 

 

 

 

 

 

"En la encarnizada batalla política entre las

 

clases sociales, los espejismos suelen costar

 

muy caros y la mayoría de las veces

 

quienes  terminan pagando sus efectos  son

 

los de abajo"
 

 

 

 

 

       Difícilmente  se puede mantener que los gobiernos de Lula y de su Partido del Trabajo fueron de "izquierdas". No obstante, los medios de comunicación españoles, con el evidente objetivo de introducir la confusión política entre los más despistados, pretenden hacer extensivo el "fenómeno Lula"  - al que un día alabaron sin medida  como contraste con aquellos otros que les gustaban menos - a la suerte de todos los movimientos revolucionarios de América Latina. Y, puestos a agregar, tratan de incluir en  la debacle política lulista  a todas las causas realmente revolucionarias de todo el mundo. Como  han hecho en otras ocasiones, lo que las maquinarias ideológicas de la burguesía  demandan es que se ponga  "punto final" a cualquier  iniciativa socialmente transformadora, revolucionaria, que pueda darse en las sociedades del siglo XXI.

 

 

 

 

 

 

      Se entiende que desde sus perspectivas ello deba ser así.  Los retos de la competencia económica interimperialista son hoy de tal magnitud que se les hace imperativo ahogar ideológicamente cualquier atisbo de contestación que tenga su origen en las filas del anticapitalismo. Por eso, el aparato mediático pretende atrapar a los revolucionarios en una disyuntiva inaceptable a la que, sin embargo, algunos ya han sucumbido:  o con Lula, o con la derecha. No debemos admitirlo. Por una simple razón: porque Lula, desde su llegada al gobierno, no fue nunca uno de los nuestros, aunque  los encandilados por  sus destellos populistas así lo creyeran. Pero , sobre todo , porque en la encarnizada batalla política entre las clases sociales, los espejismos suelen costar muy caros y la mayoría de las veces quienes  terminan pagando sus efectos  son los de abajo.
 

 

 

 

[Img #53587]

  Lula Da Silva con el criminal de guerra George W. Bush, con quien estableció una relación tan cordial como refleja la primera de las  imágenes

 

 

 

         Durante años esta revista digital, en la que habitualmente escribo,  ha tenido que afrontar a contracorriente  el eco de nuestras críticas hacia determinados tópicos  o aparentes "novedades" políticas, fuertemente arraigadas en los ámbitos de la izquierda.  Ni que decir tiene que tal posicionamiento nos ha valido, en no pocas ocasiones, duros epítetos y  expeditivas descalificaciones. Ello ha sucedido, por ejemplo, en relación con temas tales como una indefinida "unidad de la izquierda", los "acuerdos electorales con el PSOE", o nuestras consideraciones sobre  la esencia política del fenómeno "Podemos". Con Lula y su denominado Partido el Trabajo  las posiciones de  este digital ha sido similares.

 

      No con el objeto de que los lectores puedan constatar lo que decimos, sino para que  cuenten con  análisis y aportaciones al respecto, ofrecemos los enlaces a diferentes trabajos publicados en Canarias-semanal en relación con este tema.

 

 

 

ENLACES A ALGUNOS ARTÍCULOS SOBRE LULA Y BRASIL PUBLICADOS EN CANARIAS SEMANAL

 

 

- BRASIL: ¿UNIR A LA "IZQUIERDA" ES APOYAR LA CANDIDATURA DE LULA?

 
- LA FANTASÍA DEL "PROGRESISMO" BRASILEÑO DE LULA Y DILMA ROUSSEFF


- "LO QUE SUCEDE EN BRASIL ES LA DESINTEGRACIÓN DE LA POLÍTICA CENTRISTA DE LULA Y ROUSSEFF"


- "LA GRAN BENEFICIARIA DE LA GESTIÓN DE LULA Y ROUSSEFF HA SIDO LA BANCA"


- "LULA FUE EL PADRE DE LOS POBRES Y LA MADRE DE LOS RICOS"

 

- BRASIL: EL COSTO POLÍTICO DEL INTERCLASISMO PROGRESISTA

 

 - JAMES PETRAS: "EL PARTIDO DE LULA ES UN PARTIDO DE CORRUPTOS Y OLIGARCAS"

 

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Lunes, 9 de abril de 2018 a las 17:32
AMEAUXET
Julio Yao Villalaz

No es nuevo lo que hoy sucede en Brasil, donde la presidente Dilma Roussef fue destituida por el Senado y “Lula” da Silva, ex presidente y nuevamente aspirante a la presidencia, está a punto de ser encarcelado. Ya otros dirigentes latinoamericanos han sido apartados del poder de esta manera, en violación de la soberanía popular.

Aplicado quizás más sutilmente, este procedimiento está extendiéndose por el resto del mundo. Así sucedió en Irán –cuando el ex presidente Mahmud Ahmadineyad trató de postularse a la elección presidencial– y en Francia, donde la candidatura del ex primer ministro Francois Fillon se vio gravemente lastrada por una serie de acusaciones y procedimientos judiciales emprendidos contra él a sólo días de la elección presidencial.

En todos estos ejemplos, la Justicia fue manipulada en contra de la soberanía del Pueblo.

Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress