Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 10 de abril de 2018
¿Se reabrirá la base de radio inteligencia rusa en Cuba?

CUBA VUELVE A ESTAR EN EL EPICENTRO DE LA GEOPOLÍTICA MUNDIAL

Guardar en Mis Noticias.

Con la caída del muro de Berlín y la desintegración de la URSS y del Pacto de Varsovia los ideólogos del sistema declararon el final de la Historia y de la llamada Guerra Fría (1947-1991). Sin embargo, para varios analistas, vivimos en el mundo actual amenazas de guerra mucho mayores que las que se vivieron en ese período de cuatro décadas de confrontaciones y tensiones

 

Por FERMÍN DOMÍNGUEZ PARA CANARIAS SEMANAL. ORG.-

 

 

    Con la caída del muro de Berlín y la desintegración de la URSS y del Pacto de Varsovia los ideólogos del sistema declararon el final de la Historia y de la llamada Guerra Fría (1947-1991).

 

 

    Sin embargo, para varios analistas, vivimos en el mundo actual amenazas de guerra mucho mayores que las que se vivieron en ese período de cuatro décadas de confrontaciones y tensiones que protagonizaron esencialmente Estados Unidos y la Unión Soviética.

 

 

    El momento más peligroso de esta etapa lo constituyó -sin dudas-  La crisis de los misiles en Cuba en 1962. Acontecimiento en el que, por vez primera vez, se tuvo consciencia de la posibilidad real de la autodestrucción de la especie.

 

 

    Cincuenta y seis años después, Cuba vuelve a estar en el epicentro de la geoestrategia de las dos principales superpotencias militares del mundo  actual:  Estados Unidos y Rusia.

 

 

    Así se desprende del análisis del periodista del diario   ruso Nezavisimaya Gazeta,  Serguéi Nikitin, a partir de la siguiente  incógnita: ¿cómo podría influir el cambio de poder en Cuba en el estatus del centro ruso de inteligencia radioelectrónica de Lourdes (*), clausurado en 2002?

 

 

 

    Para el analista, como el presidente del Consejo de Estado de Cuba, Raúl Castro, dejará la presidencia en abril del presente año y, previsiblemente, el actual primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Miguel Díaz Canel Bermúdez, ocuparía dicho cargo, la siguiente pregunta que se plantea es esta: ¿cómo se va a comportar este político de 57 años —quien ya se reunió con Vladímir Putin y Kim Jong-un y acompañó a Raúl Castro durante su reunión con Barack Obama en 2016—?

 

 

 

    En opinión de Nikitin, publicada en la Web Sputnik News,  La Habana "necesita a Rusia", ya que se ve obligada a hacer frente a los retos que plantean las políticas de la Administración Trump, que trata de anular los éxitos conseguidos por el expresidente Barack Obama en cuanto a las relaciones bilaterales de Washington y La Habana”.

 

 

 

    “De este modo, -continúa diciendo-  el futuro líder cubano podría intentar reabrir la base de inteligencia radioelectrónica, construida en el país caribeño entre los años 1962 y 1967”.

 

 

 

    En este sentido, -recordó el investigador-  “el propio Fidel Castro afirmaba que la base rusa era muy beneficiosa para las autoridades cubanas, ya que permitía obtener datos secretos acerca de los planes de Washington contra la isla”.

 

 

 

    Por su parte, el presidente de la Academia de Problemas Geopolíticos de Rusia, el general coronel Leonid Ivashov, consideró que la base de Lourdes recobra importancia para Rusia, toda vez que  se convertiría en un “elemento clave del sistema de alerta temprana de ataques nucleares o con misiles por parte de EEUU”. 

 

 

    Confirmó, asimismo, que "la clausura en su momento de este centro militar afectó a la seguridad de la Federación de Rusia". 

 

 

    Por otra parte, el expresidente del Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia, Viacheslav Trúbnikov, ratificó igualmente, que la base de Lourdes había sido "los ojos" de la URSS en todo el hemisferio occidental y su clausura "afecta nuestro conocimiento acerca de los procesos que tienen lugar en este territorio". 

 

 

    Como recuerda el periodista, “pese a que en julio de 2014, después de una visita de Vladímir Putin a La Habana, varios medios rusos y extranjeros informaron de que Cuba y Rusia tenían previsto reactivar el funcionamiento de la base, el propio Putin desmintió estas informaciones”.

 

 

 

    No obstante, para el articulista “aunque todavía no se sabe si habrá cambios en el destino de la base de Lourdes, "un lugar sagrado nunca está vacío [proverbio ruso]".

 

 

 

    En cualquier caso, -concluyó Nikitin- La Habana también firmó un acuerdo con Pekín para la construcción de un centro de inteligencia de señales en la isla”.

 

 

 

    (*) El centro de Lourdes, fue construido en la década de los 60, y desempeñó un papel fundamental en la intercepción de informaciones clasificadas en la época de la Guerra Fría. Esta avanzada base era capaz de interceptar datos de los satélites de comunicaciones y de los sistemas de telecomunicaciones estadounidenses, además de los datos secretos del centro de control de vuelos de la NASA.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Martes, 10 de abril de 2018 a las 11:46
AMEAUXET
RUSIA NO SÓLO DEBE DE ABRIR BASES DE ESPIONAJE ELECTRÓNICO EN CUBA SINO QUE TAMBIÉN DEBE DE TENERLAS EN VENEZUELA, NICARUGUA, ECUADOR, AMGOLA E INTENTAR VOLVER A INSTALARLAS EN RUMANIA, POLONIA, ALEMANIA Y EN ¿ESPAÑA?

La decisión de reapertura de la instalación de inteligencia sigue a la desición de Rusia de perdonar el 90% de las deudas pendientes de pago de la era soviética a Cuba.

Esto se suma al cúmulo de tensiones que están emergiendo entre EE.UU. y Rusia, que van desde la crisis de Ucrania, a la diversa postura de ambos países respecto a los conflictos de medio oriente, etc., y se nutre de la nueva estrategia geopolítica mundial de Putin y la debilidad creciente de los EE.UU. en el concierto mundial.

La estación de radar rusa de Lourdes, al sur de La Habana, fue la mayor base exterior de la Unión Soviética. La instalación se cerró hace 13 años debido a la mala economía situación en Rusia y también debido a las reiteradas peticiones realizadas por la EE.UU..

Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress