Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 5 de abril de 2018
Trump no es el único presidente que ha desplegado tropas de la guardia nacional en la frontera con México

¿PARA QUÉ ORDENA TRUMP DESPLEGAR EL EJÉRCITO EN LA FRONTERA MEXICANA?

Guardar en Mis Noticias.

Después de conocerse que el presidente de Estados Unidos amenaza con desplegar tropas en la frontera con  México, muy pocos dudan que con Donald Trump el imperio haya regresado a la política de “Gran Garrote” o “Big Stick” sobre América Latina.

 

Por FERMÍN DOMÍNGUEZ PARA CANARIAS SEMANAL.ORG.-

 

 

    Después de conocerse que el presidente de Estados Unidos amenaza con desplegar tropas en la frontera con  México, muy pocos dudan que con Donald Trump el Imperio haya regresado a la política de “Gran Garrote” o “Big Stick” sobre América Latina.

 

 

    La decisión del jefe de la Casa Blanca no es diferente de aquella política de la relación diplomática e internacional aplicada desde 1901 por el entonces presidente de Estados Unidos Theodore Roosevelt, bajo la supuesta intención de "proteger los intereses norteamericanos".

 

 

    “Estuve hablando con el general Mattis -confirmó Trump- y vamos a hacer las cosas militarmente hasta que podamos tener un muro y la seguridad adecuada. Vamos a proteger nuestra frontera con el Ejército. Esto es un gran paso”.

 

 

    Por su parte, el gobierno mexicano respondió tibiamente a través de su canciller Luis Videgaray y  vía Twitter.

 

 

    “México ha solicitado a EU, por los canales oficiales, que clarifique el anuncio sobre el uso del ejército en la frontera. El gobierno de México definirá postura en función de dicha clarificación, y siempre en defensa de nuestra soberanía e interés nacional”.

 

 

    Las palabras de Videgaray se confirmaron con la solicitud formal que el embajador de México en Washington, Gerónimo Gutiérrez, dirigió a los Departamentos de Estado y Seguridad Interna para pedir clarificar los comentarios del presidente Trump.

 

 

   Aunque Trump no sea el único presidente que ha desplegado tropas de la guardia nacional en la frontera con México o que la ley norteamericana prohíba el empleo del ejército en dichas funciones, lo cierto es que el anuncio del magnate en funciones presidenciales es más que una expresión de su arrogante incontinencia verbal. Estados Unidos se ha vuelto una vez más hacia lo que siempre ha considerado su "patio trasero".

 

 

    A estas alturas, en cualquier caso, sería más que ingenuo seguir creyendo que la política imperialista se ha encontrado alguna vez sujeta a las decisiones coyunturales del liderazgo de turno.

 

 

    En cualquier caso,  Washington no está en el momento de aplicar el  Gran Garrote, que constituye la etapa final cuando las  políticas de presión no dan los resultados esperados. Esta es -sin lugar a dudas- la coyuntura actual, la del chantaje y la amenaza.

 

 

      Aunque queda mucho  por ver y analizar, el anuncio del despliegue del ejército norteamericano en la frontera con su vecino  constituye una clásica medida de presión. En lo más inmediato, en medio del rifirrafe sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ante el cual, según varios analistas, Donald Trump ha mostrado las cartas de su estrategia: dividir primero y luego vencer.

 

 

    En este sentido, reconocen que el presidente estadounidense “ha asumido personalmente el trabajo de "desgaste de canadienses y mexicanos".

 

 

 

    Al respecto, en septiembre de  2017 el presidente estadounidense declaró que estaría dispuesto a abandonar por completo el tratado si no le agradaban los términos de la renegociación.

 

 

 

   En defensa del sector automovilístico de Estados Unidos, por ejemplo, se busca aumentar el impuesto a las importaciones de automóviles que se ensamblan en México - gravamen al que no está sujeto por no considerarse una exportación entre los países miembros-  a pesar de que dicha medida elevaría sus costos de producción y, por tanto, repercutiría negativamente en las ventas.

 

 

 

 

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress