Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 4 de abril de 2018
Los ferrocarriles, los aeropuertos, la cadena supermercados Carrefour, los empleados de la limpieza…

OLA HUELGUÍSTICA EN FRANCIA: ALGO "DIFERENTE" APUNTA EN EL HORIZONTE LABORAL FRANCÉS

Guardar en Mis Noticias.

La Francia de Emmanuel Macron se levantó esta semana enervada. Desde 1995 no se conocía en este país un movimiento huelguístico de tal magnitud. Pero, sin embargo, eso no es lo más importante. Lo relevante de esta insurrección laboral no sólo es que está planeada para durar a lo largo de los próximos meses, sino que además diversos sectores de los trabajadores franceses se están concertando para impedir la ola de privatizaciones que tiene previsto el gobierno de Macron. Y por si fuera poco, a ellos se han añadido también los jóvenes y descontentos universitarios galos (...)

  POR M.J. JEDMAN PARA CANARIAS SEMANAL

 

 

   Desde los campus universitarios, pasando por los supermercados y alcanzando a las  mismísimas terminales  aeroportuarias,  la agitación vibra en la Francia de Emmanuel Macron. De acuerdo con todos los indicios, la agitación  huelguística promete ser larga e intensa. Y lo que resulta aún más esperanzador: los estudiantes y los trabajadores de otros sectores han empezado a tomar  iniciativas similares por su cuenta.

 

 

 

      Esta no es la primera turbulencia social significativa que se produce bajo la presidencia  del flamante mandatario Macron. Pero en esta ocasión la ola huelguística tiene un carácter mucho más amplio que todas las acciones precedentes.

 

 

       La huelga de este fin de semana en la empresa que más empleados tiene de toda Francia, los supermercados Carrefour, fue seguida por similares movimientos huelguísticos en los ferrocarriles  y en los aeropuertos  este lunes, golpeando de manera drástica a toda la red del transporte, a lo largo y ancho del país.

 

 

 

      Sin embargo, no parece claro todavía  que la diversidad  de  estas protestas pueda verse unificada en un único movimiento. En gran parte, los tics huelguísticos  permanecen cercados todavía en el aislamiento.  No obstante, lo que el activismo de izquierda denomina la "convergencia de las luchas" parece estar imponiéndose.

 

 

 


 
LOS TRABAJADORES FERROVIARIOS

 

 

 

       Después de unirse a los funcionarios públicos en protesta el 22 de marzo, los trabajadores de los ferrocarriles en toda Francia iniciaron huelgas este mismo martes. Los sindicatos exigen al gobierno que abandone ipso facto sus proyectos de "reforma", que afectarán frontalmente a los intereses de los trabajadores y que estos estiman que en realidad son la primera fase de una oleada de privatizaciones a gran escala del sistema ferroviario nacional, que hoy permanece bajo la propiedad pública. Para combatir los proyectos privatizadores gubernamentales, los trabajadores han planificado una cadena de "acciones laborales", de dos días cada una, separadas por intervalos de tres días. Y así hasta el 28 de junio.

 

 

 

      Las huelgas están apoyadas por las cuatro principales centrales sindicales. En ese concierto se encuentra, sobre todo, el peso de la CGT, que es el sindicato más fuerte de Francia. Le siguen otros sindicatos más moderados, como la CFDT y la UNSA. Pero también  la organización sindical más radical, la  SUD-Rail, que hoy es la tercera en importancia en el país. Este sindicato ha solicitado de sus afiliados que sean ellos mismos, a través de asambleas generales diarias, quienes decidan los planes de huelga.


 

 

 

        Sin embargo, pese a la abundante participación  el movimiento huelguístico dista mucho todavía de alcanzar la magnitud de  aquellos otros que  se produjeron en 1995, cuando la acción industrial ferroviaria y del sector público detuvo todas las comunicaciones en el país, logrando derrotar los planes de jubilación propuestos por el gobierno.

 

 

 

LOS SUPERMERCADOS, LOS BASUREROS Y LOS ESTUDIANTES

 

 


      El pasado fin de semana tuvo lugar, igualmente, una huelga nacional  en la cadena de supermercados Carrefour, el mayor empleador del sector privado francés, en respuesta contundente al anuncio por parte de la empresa nada menos que de  2.400 despidos , así como del cierre de trescientas  tiendas para  principios de este año.

 

 

 

     Los basureros franceses no se quedaron atrás. También se declararon en huelga. Fueron convocados por la CGT. Exigen que sectores de trabajadores adscritos al sector privado sean reconocidos como laborantes del sector público. Reclaman, igualmente,  la posibilidad de jubilarse anticipadamente, así como una  reducción de su jornada laboral . Los basureros levantaron numerosos piquetes en los suburbios de París. La CGT confirmó, asimismo, una significativa  participación  el oeste y el norte.
 

 

 

          Pero el movimiento no quedado reducido a una huelga de asalariados. La tensión social se ha trasladado a los campus universitarios del país. La principal área de confrontación entre gobierno y estudiantes está establecida en un reciente plan gubernamental   por el que se pretende  revisar los procedimientos de admisión de estudiantes universitarios, autorizando a las Universidades públicas a rechazar la admisión de estudiantes potenciales  en determinadas  especialidades . Para la izquierda universitaria,  las reformas de en Emmanuel Macron  han traspasado la línea roja marcada por el movimiento universitario, y constituyen una alarmante amenaza en contra de la esencia misma del sistema de la Educación Superior francesa, caracterizada por su bajo costo y el acceso abierto.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Miércoles, 4 de abril de 2018 a las 08:35
GRAMSCIEZ
La France paralysé ?
Non !
La France paralysée .
SALUT !
Fecha: Miércoles, 4 de abril de 2018 a las 07:01
Saburo
Una pregunta me corroe desees el 8 de marzo, tendrá el 1 de mayo tanta difusión como el día de la mujer (trabajadora.,aunque se olvidaron muchos de estos último). Mi modesto entender me hace pensar que no,todo aquello que nos haga concienciarnos de nuestra pertenencia a una clase social no se puede airear.
Proletarios del mundo levanten se y caminen....... Salud!1

Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress