Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 28 de marzo de 2018
"Los hechos objetivos acaban imponiéndose, las mentiras hay que repetirlas miles de veces"

CARLO FRABETTI: "SI ESPAÑA FUERA UNA NACIÓN NO TENDRÍA QUE DEFENDER SU UNIDAD A SANGRE Y FUEGO"

Guardar en Mis Noticias.

Si España fuera realmente una nación -como lo son Catalunya o Euskal Herria- no necesitaría defender su unidad a sangre y fuego -afirma Carlo Frabetti- como viene haciendo desde hace más de quinientos años (...).

 

Por CARLO FRABETTI.-

 

 


   Si España fuera realmente una nación -como lo son Catalunya o Euskal Herria- no necesitaría defender su unidad a sangre y fuego, como viene haciendo desde hace más de quinientos años. Y, por otra parte, no es casual que los genocidas que impusieron la falsa identidad española masacrando, expoliando y expulsando a los diferentes, pasaran a la historia como los Reyes Católicos, ni que fueran ellos los inspiradores del franquismo, que adoptó sin reservas su heráldica, sus lemas y sus símbolos. La admisión de lo falso y lo irreal solose puede llevar a cabo desde el delirio y solo se puede imponer con la violencia extrema. Los hechos objetivos acaban imponiéndose por sí mismos -por más que algunos se empeñen en negarlos-, pero las mentiras hay que repetirlas miles de veces, como decía Goebbels, para que los necios se las crean; y a quienes no se las creen hay que amordazarlos.

 

 

 


 

   A primera vista, resulta sorprendente que entelequias como la supuesta virginidad de María o la doble naturaleza de su hijo hayan sido defendidas a lo largo de los siglos con la mayor brutalidad; pero la tradicional alianza de la Iglesia Católica con los poderes establecidos hace de la quema de herejes -la defensa a ultranza de los dogmas-una necesidad de supervivencia, tanto para la primera como para los segundos. Y aunque ya no se puede quemar vivos a herejes, apóstatas y blasfemos, se puede seguir criminalizándolos, y el nacionalcatolicismo actual necesita continuar haciéndolo tanto como sus antecesores, los Reyes Católicos y Franco.

 


 

 

 

 

   Puede que los exabruptos de Willy Toledo o de la Hermandad del Sagrado Coño Insumiso sean de mal gusto y ofendan algunas sensibilidades; pero parece ser que, si no se agita ese trapo rojo ante el hocico de la bestia nacionalcatólica, mucha gente no se da cuenta de su tamaño y su ferocidad. Ni de su composición concreta, que incluye a organizaciones tan casposas y profundamente reaccionarias como la Conferencia Episcopal, el Opus Dei, los Legionarios de Cristo, Yunque, Hazte Oír o la Asociación de Abogados Cristianos, sin las cuales el PP no estaría en el Gobierno.

 

 


 

 

   Gracias, Willy, una vez más, por renunciar a tus privilegios de actor de éxito para convertirte en francotirador del antifascismo; gracias, mujeres de la Hermandad del Coño Insumiso; gracias, Cassandra, Hasel, Valtonyc, Drag Sethlas… Gracias por vuestro “mal gusto” necesario, por vuestra irreverencia liberadora. Gracias por poner en evidencia que quienes quieren imponer la espuria autoridad moral de la Iglesia, a menudo son los mismos que imponen por la fuerza la unidad de la inexistente España, dos irrealidades sinérgicas que solo la represión más brutal y las falacias más burdas pueden seguir manteniendo. Y no por mucho tiempo.

 

 

 

De La Haine

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Miércoles, 28 de marzo de 2018 a las 15:02
Eugenia
Cuando se empieza a ver y a pensar en diminuto...en vez de GLOBALIACION , y se vuelve al pasado ,para coger energía que ayude a justificar la regresión de ideas , mal va esa sociedad. Hay que empezar a ver y a pensar en GRANDE ! En un Planeta común en el que hemos aterrizado por un tiempo efímero y por el que pasamos peleándonos por repartirnoslo, por destruirlo y por ENEMISTARNOS. NO TENEMOS FUTURO COMO HUMANOS
Fecha: Miércoles, 28 de marzo de 2018 a las 14:42
Por culpa de un nacimiento.
Siempre he apostado y apuesto por la VIDA. Pero creo que el único aborto que hubiera librado a toda la Humanidad, de tantos genocidios políticos y eclesiásticos, hubiese sido el del feto de cristo ( sin apellidos conocidos).

Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress