Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Por Juan Antonio Sánchez Campos
Martes, 6 de marzo de 2018

El Banco de España reprende a la propiedad

Guardar en Mis Noticias.

Que el Sr. Linde, Gobernador del Banco de España se refiera a las pensiones de una manera tan poco digamos éticamente correcta resulta - escribe JUAN ANTONIO SÁNCHEZ CAMPOS - poco menos que insultante (...).

   Que el Sr. Linde, Gobernador del Banco de España se refiera a las pensiones de [Img #53132]una manera tan poco digamos éticamente correcta, porque lo de política según dicen las malas lenguas no es compatible con su ejercicio, resulta poco menos que insultante a quién lo escuche detenidamente. Tratar de reprocharle a los jubilados y jubiladas de este país el hecho manifiesto de que las pensiones se les han caído a las cloacas por una mala gestión del Gobierno junto al Banco de España o las entidades de crédito alentadas por la supremacía de la banca alemana por poner un ejemplo; alimentando la duda de que hemos sido la ciudadanía en general culpables de que el ahorro no se haya hecho manifiesto de seguridad en su calidad de vida, deja poco que aludir en favor de la clase adinerada, de los políticos y de la casta de todos y cada uno de sus líderes desde que el Partido Popular se aficiono a meter mano en la caja de las pensiones de manera obsesiva para salvar los muebles de su situación ventajosa en el primer escalafón de la gobernanza de España.

 

 

    Desde fuera de nuestras fronteras sin lugar a dudas, seremos un caso pintoresco de ciudadanía en la que el lugar habitual de residencia, pagado con los esfuerzos del trabajo, sea considerado por este señor desalmadamente incorrecto como una retribución en especie asumida en lugar de haber usado dicho dinero para abrir un Plan de Pensiones cuando apenas comenzó el propietario a recabar un pequeño capital con el que asumir la compra de su hogar. Y es que al Sr. Linde, venido de sabe qué lugar de la clase social, no le duelen prendas dejar en mala situación a los ciudadanos y ciudadanas que compraron su vivienda y ahora, por causas ajenas, imputables al Gobierno, se ven en la tesitura de gestionar una nueva hipoteca para satisfacer las demandas de su familia, muchos integrantes en paro de larga duración o personas dependientes cuya Ley de Dependencia tarda demasiado en aprovisionarles de las necesidades más básicas, dignas y concisas para sobrevivir.

 

 

    La creación de los Planes de Pensiones se hizo en su día `para servir como ingreso paralelo al de la jubilación futura, una hucha en la que depositar lo que a sueldos medios sobraba a lo largo del año y que con una rentabilidad en la mayoría de las ocasiones un poco superior al de una cuenta corriente, prejuzgase una pensión complementaria cuya suma fuese una vida un poco más confortable. De lo que se olvidaron con la creación de semejante producto de ahorro fue de que en las familias españolas la propiedad de la vivienda era un proyecto hereditario, en los genes sociales y culturales de nuestra gente, alejados del uso del arrendamiento y cercano a que tener una vivienda era el objetivo primordial en su vida, junto a la creación de una familia, en la atención de unos hijos y en el amparo de un techo propio en el que cobijarse.

 

 

    Lo que no ha lugar es tratar de influir en la culpabilidad de la sociedad española como causante de la crisis y lo que parece poco previsible es que alargar la edad de jubilación atrape nuevos recursos para sostener las pensiones pues, por contra, retrasara la entrada en el mercado laboral de nuevos protagonistas de futuras generaciones. Claro que contratar productos financieros servirá para ir avanzando hacía el abaratamiento de las pensiones y el beneficio de las grandes multinacionales con ofertas variopintas al gusto del consumidor, o menú o a la carta, eso será cuestión de verificar los recursos de cada cual porque la desigualdad social irá en aumento como consecuencia de que quién disfrutará de un buen Plan de Pensiones será el que más aporto al sistema, es decir, los directivos de esas mismas financieras y los consejeros delegados de esos mismos partidos. La privatización llega poco a poco a hacerse visible en los programas de los que dicen ser progresistas antes que liberales y defensores de sus intereses por más que digan hacerlo por los que representa o quiere llevarse a sus filas para obtener resultados favorables.

 

 

    Pues sí, según el Banco de España, todos y todas hemos fracasado de forma imperiosa, hemos contribuido a la llegada de una crisis y somos culpables de ser propietarios de un piso, vamos que como si hubiésemos contagiado los mercados nosotros u nosotras en lugar de como se ha demostrado fuesen los bancos y las cajas las que rebosantes de generosidad nos usaron como alimento de sus ansias por devorar todo lo que se le pusiese delante para influir en la hinchazón de sus cuentas.  Así nos ha dejado este individuo tras unas fuertes declaraciones en las que manifestaba que el español era culpable del mal del país, por inducir al banco hadarle dinero y por comprar los pisos cuyas licencias, proyectos, impuestos y tasas sirvieron para engordar la contabilidad de la Administración. Buen culpable es quién trata de proteger los intereses de su familia, el que trabaja para gastar el dinero en bienes de primera necesidad; no es del mismo grado el que dice hacerlo para que la economía resurja, por mucho que la retribución en especie que dicen es el hogar donde viven los que no supieron asistirse de medios diferentes no le sirva de mucho a la hora de poner un plato de sopa caliente en la mesa.

 

 

     Los ladrillos se los comieron los que incentivaron la creación de inmuebles, la cal la absorbieron para dejar blanco el saldo de los españoles y la arena para cargar sobre sus espaldas una deuda que ahora parece infinita con el Gobierno y el Banco de España reprendiendo nuestra aptitud. jasc

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress