Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 27 de febrero de 2018
Un regalo de 29 mil millones del gobierno Trump para el hombre más rico de EE.UU.

"SOCIALISMO" PARA MULTIMILLONARIOS

Guardar en Mis Noticias.

Como escribiera Eduardo Galeano, en su libro: “Patas arriba", “si Alicia renaciera en nuestros días, no necesitaría atravesar ningún espejo para conocer el mundo al revés: le bastaría con asomarse a la ventana”. Se encontraría con que, en ese mundo de nuestros días existe incluso un "socialismo" para millonarios.

 

 

Por FERMÍN DOMÍNGUEZ PARA CANARIAS SEMANAL.ORG.-

 

 

    Como escribiera Eduardo Galeano, en su  libro: “Patas arriba",  “si Alicia [Img #53009]renaciera en nuestros días, no necesitaría atravesar ningún espejo para conocer el mundo al revés: le bastaría con asomarse a la ventana”. Se encontraría con que, en ese mundo de nuestros días existe –incluso- un "socialismo" para millonarios.

 

 

 

    Según publican varias agencias de prensa,  Berkshire Hathaway, el holding del multimillonario estadounidense Warren Buffett, "recibió un cuantioso cheque de 29 mil millones de dólares del gobierno, gracias a la nueva reforma fiscal adoptada por la administración Donald Trump que redujo fuertemente los impuestos de las empresas”.

 

 

    Según la versión de las fuentes consultadas, en una  carta de Buffett dirigida a los accionistas se explica el porqué de las ganancias netas de las participaciones de su sociedad que alcanzaron la cifra de 65 mil 300 millones de dólares en 2017.

 

 

 

    "Gran parte de esas ganancias – subraya Buffett- no vienen de lo que hemos logrado en Berkshire". "Solo 36 mil millones proceden de nuestras operaciones, los otros 29 mil nos los entregaron en diciembre cuando el Congreso reescribió el código fiscal".

 

 

    Como se recordará, la reforma del gobierno de la Casa Blanca redujo la tasa impositiva de las empresas estadunidenses del 35 al 21 por ciento, lo que trajo costos adicionales unas empresas y enormes ganancias fiscales para otras, como Berkshire Hathaway.

 

 

 

    En el holding Berkshire Hathaway poseen participaciones una docena de grandes corporaciones de varios sectores de la economía estadunidense, como American Express, Apple, Bank of América, Charter Communications, Coca-Cola, Delta Air Lines, General Motors, Goldman Sachs, Moody's, Wells Fargo y Southwest Airlines.

 

 

    En definitiva, su beneficio neto – luego de la reforma fiscal de la Administración Trump- se incrementó de los  24 mil 70 millones de dólares en 2016 a los 44 mil 940 millones del cierre del 31 de diciembre de 2017.

 

 

    Pero, si todo lo anterior se antoja como el colmo de las  injusticias de este mundo, aún se debe añadir algo más al respecto: el fraude fiscal. En este sentido, se conoce que cuanta mayor es la fortuna, más alta es la evasión de impuestos. Fraudes que –por supuesto- no tienen  consecuencias penales cuando son detectadas por la “justicia”. De modo que esto les permite embolsarse -junto al trabajo no pagado a los asalariados en la producción- este otro dinero de las estafas fiscales.  

 

 

 

    Allá por  el año 1944, Friedrich Hayek -padre del neoliberalismo- escribió en su libro “Camino de Servidumbre” que “toda política directamente dirigida a un ideal sustantivo de justicia distributiva tiene que conducir a la destrucción del Estado de Derecho”.

 

 

 

    En otras palabras, que el ideal de “justicia distributiva” con el que soñaban los socialdemócratas, antes de asumir "por la Tercera Vía" estos planteamientos neoliberales,  no  es compatible con los fines de la “democracia liberal burguesa”.

 

 

 

    Es por ello que seguir esperando que desde los espacios políticos se generen leyes que promuevan  igualdad y justicia para todos es pensar religiosamente. El mito análogo a la santísima trinidad cristiana en su versión política -Gobierno, jueces y Constitución (Padre, hijo y Espíritu Santo)- no es de justicia, es enajenante. Esta perspectiva política forma parte de lo que se ha dado en llamar “servidumbre voluntaria”: el combate de los hombres y la mujeres “por su servidumbre como si se tratase de su salvación”

 

 

     Nunca se podrá insistir lo suficiente en que “sólo la lucha nos hará libres”.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress