Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 16 de febrero de 2018
Los bebés de EE.UU. tienen un 76% más de riesgo de morir antes del primer año que sus pares de la OCDE

ES EL CAPITALISMO... ¡ESTÚPIDO!

Guardar en Mis Noticias.

La letal “violencia estructural” del capitalismo tiene rostro infantil en “país de las oportunidades y las libertades individuales”. En los últimos 40 años “alrededor de 600.000 menores y adolescentes han muerto en Estados Unidos” por alguna causa que el resto de países desarrollados ha conseguido sortear. Según publica Raúl F. Millares (...)

 

 

Por FERMÍN DOMÍNGUEZ PARA CANARIAS SEMANAL.ORG.-

  

 

 

    La letal “violencia estructural” del capitalismo tiene rostro infantil en el “país de las oportunidades y las libertades individuales”.  En los últimos 40 años “alrededor de 600.000 menores y adolescentes han muerto en Estados Unidospor alguna causa que el resto de países desarrollados ha conseguido sortear. Según publica Raúl F. Millares en la web El Salto, con estas cifras  Estados Unidos “obtiene las peores puntuaciones en todos los epígrafes sobre salud infantil respecto al resto de la OCDE”.

 

 

 

    Según el analista:

 

 

        “ya en los años 70 las cifras de mortalidad infantil en EE UU se torcieron: miles de niñas y niños estadounidenses morían o dejaban de salvarse mientras las estadísticas seguían mejorando a buen ritmo en el resto del denominado primer mundo. Y la cosa solo había empezado a empeorar...".

 

 

 

    En este sentido, apunta:

 

 

     todos “los estudios comparativos cosechan datos similares una y otra vez: mayor mortalidad infantil, menor esperanza de vida al nacer, peores índices de heridas y lesiones, más obesidad, más riesgo de infección por VIH, más embarazos adolescentes… Y todo, en el país que, paradójicamente, más gasta per cápita en sanidad infantil —2.660 dólares en 2014” 

 

 

 

    Lo significativo –subraya Millares- es que dichos resultados se producen contando con el mayor presupuesto del grupo de países que integran la organización.

 

 

 

 

    En opinión de Alexandra D. Forrest –que cita la fuente- coautora de un reciente estudio publicado en la revista Health Affairs:

 

 

     “a pesar del mayor gasto en salud infantil, creemos que las persistentes tasas de pobreza, los pobres logros educativos y la frágil red de seguridad social han convertido a EEUU en la más peligrosa de las naciones ricas para nacer”.

 

 

 

 

    El peligro de morir es tan alto que los bebés estadounidenses tienen un 76% más de riesgo de muerte.

 

 

 

     Al respecto se analiza el período comprendido entre 1961 y 2010 cuando las tasas de mortalidad infantil se redujeron en todo el mundo mientras que EE UU, no.

 

 

    Tal ha sido el alza - destaca el investigador - que:

 

       “a comienzos del siglo XXI,  si tenías entre 1 y 19 años en EE UU, tu riesgo de morir era un 57% mayor que el de el resto de menores en países ricos; y si tenías menos de un año, la cosa empeoraba: un 76% más de riesgo de morir que el de cualquier bebé de la OCDE”.

 

 

    En total, se computan “600.000 vidas jóvenes que podrían haberse salvado si las condiciones de vida en EE UU hubiesen mejorado al mismo ritmo que las del resto de sus pares".

 

 

 

    Las principales causas de dichas muertes se vinculan con “complicaciones perinatales —inmadurez, lesiones durante el parto, asfixia o atelectasia (obstrucción respiratoria) después del parto, enfermedad hemolítica (destrucción acelerada de glóbulos rojos), trastornos de la madre que afectaron a feto o bebé y malnutrición fetal—“.

 

 

 

    A esto se unen – según la nota- “los nacimientos prematuros y las cifras de bajo peso al nacer o las  complicaciones a los partos de las mujeres pobres”.

 

 

 

        En este sentido, se recuerda  un informe comparativo el Instituto de Medicina, una de las cuatro Academias Nacionales de EEUU,  Vidas más cortas, salud más pobre, donde se revelan  las carencias que más dañaban la salud norteamericana. Entre ellas, las “condiciones socioeconómicas adversas, hábitos poco saludables y un sistema sanitario fragmentado, todo ello en el contexto de una débil red de seguridad social que falla a la hora de amortiguar el impacto de estas circunstancias en la salud de la población más vulnerable”.

 

 

 

 

    El trabajo expone la relación directa entre mortalidad y pobreza: las tasas de mortalidad infantil comenzaron a empeorar cuando la pobreza infantil relativa empezó a extenderse en EEUU, entre los años 70 y 80. Una lacra, la de la pobreza infantil y maternoinfantil, que se muestra insistentemente letal para la salud: los nacimientos prematuros y las cifras de bajo peso al nacer se adhieren como rémoras a los partos de las mujeres pobres estudio tras estudio.

 

 

    Sin embargo, la letalidad del sistema de relaciones capitalistas no se reduce a la llamada violencia estructural.

 

 

 

 

    El concepto violencia estructural (o violencia institucional) fue acuñado por el sociólogo y noruego Johan Galtung, para dar cuenta de la  violencia difusa e indirecta que las estructuras dominantes de poder ejercen contra las clases populares. Desde este punto de vista solo se refieren a las consecuencias negativas sobre “las oportunidades de supervivencia, bienestar y libertad sin incluir las relacionadas con el empleo directo de la  violencia.

 

 

    En este último aspecto se encuentran, entre otras, las muertes vinculadas con las armas de fuego.

 

 

 

    “En EEUU – refiere la fuente - mueren por accidentes, homicidios y suicidios, cada año, 1.300 menores por arma de fuego y otros 5.790 sufren heridas. Más o menos, 82 veces más que en el resto de la OCDE. Entre niños varones negros no hispanos, las armas de fuego son la primera causa de muerte”.

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress