Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 7 de febrero de 2018
Potencialidades y límites de esta forma de producción

COOPERATIVAS DE TRABAJADORES: ¿UNA ALTERNATIVA AL CAPITALISMO?

Guardar en Mis Noticias.

 

Por CARLOS RAFAEL RODRÍGUEZ PARA CANARIAS SEMANAL.ORG.-

 

 

 

 

   En una economía capitalista las cooperativas de trabajadores enfrentan obstáculos enormes para el logro de sus objetivos. Para ellas se convierte en una meta  casi inalcanzable romper con la lógica imperante del mercado y resistir la tentación de reproducir sus mecanismos  para poder sobrevivir.

 

 

    Esta es precisamente la situación a la que se enfrentan en Argentina las "cooperativas de ahorro y crédito", según el articulista José Yorg.

 

 

    Según revela Yorg en su trabajo “Los desafíos de las cooperativas de ahorro y crédito ante la arremetida neoliberal financiera”, “el dinamismo de la actividad económica mundial bajo los designios crecientes de la actividad financiera […] ejerce una influencia demoledora en las estructuras productivas y económica de los pueblos”.

 

 

    Para el analista, “resulta necesario abrir canales de reflexión, estudio y debate sobre la naturaleza y característica del funcionamiento y tendencia de esta arremetida neoliberal financiera como primera actitud para conocer en profundidad a lo que se enfrentan dichas cooperativas”.

 

 

 

    Para hacerlo - señala- hay que considerar también “algunos indicios ciertos y concretos" que se dan en diferentes países de Latinoamérica con el ataque gubernamental contras las cooperativas por la vía de los impuestos, con el que se pretende llevarlas a la ruina, después muchos particulares depositaran sus esperanzas en ellas tras sufrir nefastas experiencias con los bancos.

 

 

    En este sentido, recordó la experiencia de Argentina, cuando se estableció la restricción de la libre disposición del dinero de los depositantes – medida que se denominó “corralito”- que bien podría volver a suceder.

 

 

 

    Es evidente, en cualquier caso,  que la posibilidad real de superar el capitalismo depende de la existencia un proyecto político revolucionario de transformación integral de la sociedad. Sin dicho proyecto, en muchos casos las cooperativas  terminan transitando“en la dirección de las empresas capitalistas más convencionales, contratando a trabajadores no-socios como una forma de expandir la producción en lugar de expandirse mediante la plena incorporación de socios".  Por otro lado, y transcurrido un tiempo,  muchos de quienes  laboran como socios en la cooperativa, acaban viéndola como un medio de vida similar al que se ofrece en el marco de una empresa cualquiera y no como un medio de ir construyendo un germen de sociedad futura.

 

 

    Las cooperativas aisladas, en definitiva, no  constituyen una fuerza capaz de subertir el el sistema. Su papel, sin embargo, no debe ser subestimado.   Ante todo, por su carácter  defensivo  contra el cierre de fábricas y los despidos por parte de la patronal. Pero también como instrumento que, aun con todas sus limitaciones, puede contribuir a la concienciación de la clase trabajadora en la lucha por la construcción de una verdadera sociedad socialista, que no será posible sin la lucha revolucionaria contra el conjunto de los patrones-empresarios y contra el Estado que defiende sus intereses.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress