Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 29 de enero de 2018
¿Batalla ideológica en la dirección del PCE?

LLAMAZARES DICE QUE LA "RECONVERSIÓN" ANTI EUROCOMUNISTA DE LA DIRECCIÓN DEL PCE, ES PURO "POSTUREO"

Guardar en Mis Noticias.

"Me da grima, escribe el dirigente político socialdemócrata Gaspar Llamazares en un artículo crítico contra la reconversión supuestamente "leninista" de la dirección del PCE - presenciar cómo un secretario general del PCE falsea la historia de su partido y echa barro sobre su pasado, acusándole de traición... La caricaturizarcion del papel jugado por el PCE en la Transición y la descalificación del eurocomunismo, están sirviendo a José Luis Centella para justificar un postureo “rupturista” .

        Según mantiene el ex Coordinador General de IU, Gaspar Llamazares, en un artículo titulado "El PCE niega la memoria de lo mejor de la izquierda y compromete su futuro", la reconversión política que dicen sus dirigentes se está produciendo en la actual dirección del PCE no es más que un "postureo" .

 

 


       "Me da grima - escribe Llamazares - presenciar cómo un secretario general del PCE falsea la historia de su partido y echa barro sobre su pasado, acusándole de traición. Haría mejor explicando en qué lo ha convertido y por qué hoy gobierna Rajoy. ¿Es por la necesidad de liberarse del peso de una mochila que dificulta la “superación” que le exige Podemos?".

 

 


 

       Para el político socialdemócrata, lo que él denomina la "caricaturización" del papel jugado por el PCE en la Transición y  la descalificación del eurocomunismo, están sirviendo a José Luis Centella para justificar un postureo “rupturista” con la propuesta de que las Cortes redacten una novísima Constitución. Según Llamazares, Centella acusa ahora a su partido de haber renunciado a la “ruptura democrática”, conformándose con la “ruptura pactada” y "de no haber planteado en 1978 la exigencia de la República, de la salida de la OTAN y del fin del capitalismo ".

 

 


 
       Mantiene en su artículo Llamazares ,  que Centella se contradice al reconocer que en 1978 “no había hegemonía” para conseguir la "ruptura democrática" y que el PCE hubo de aceptar la reforma para no quedarse excluido ni “fuera de juego”. También confiesa Centella que “entrar a debatir si las concesiones fueron mayores de las que tenían que haber realizado (…) es una cuestión difícil de dilucidar”. Por tanto, se pregunta Llamazares, ¿a qué vienen tan injustificadas críticas?"

 

 

 

 

El ex coordinador de IU acusa en su artículo al todavía secretario general del PCE de:

 

 

        "abundar en la tesis de un PCE domesticado por los poderes fácticos a la par que asume tanto la fuerza y violencia de los aparatos represivos de la Dictadura, como la tajante negativa del PSOE junto al resto de la oposición democrática a participar en una ruptura frontal. Bien sabe Centella que el PCE sólo convenció a la Junta Democrática para que abrazara ese objetivo y que se la jugó por conseguir una legalización que los procedentes del Régimen querían negarle y que el resto de la oposición quería postergar hasta después de las elecciones" .

 

 

 

 

        Añade Llamazares, que  aunque Centella reconoce que la Constitución del 78 estableció una democracia política homologable a la de los países democráticos de nuestro entorno, ahora, llevado por el análisis de lo que pudo haber sido, manifiesta que la Carta Magna, debió implantar una “democracia social”, olvidando que la Constitución define España como un “Estado social y democrático de derecho”.

 

 

 

     Gaspar Llamazares acusa, asimismo, a Centella de   "arremeter contra el eurocomunismo", afirmando que "el PCE tenía que haberse unido a los partidos comunistas griego y portugués, no sólo al francés y al italiano" .   

 

 


          "Aquel PCE - agrega en su artículo Llamazares- no planteó la necesidad de acabar con el capitalismo ni la convocatoria de un referéndum sobre monarquía o república, como afirma Centella con razón. En aquel momento, pedir el paso del capitalismo al socialismo hubiera sido tan esperpéntico como inútil. Sólo el PSOE, junto al MCE y la ORT, ondeó temporal y demagógicamente la bandera republicana, cuando sabíamos que el dilema entonces no era entre Monarquía y República, sino entre dictadura y democracia. El PCE podría haber cometido un error similar al de 1931, cuando salió a la calle gritando “¡Vivan los Sóviets”, mientras la consigna del pueblo era “¡Viva la República!”.

 

 

 

        El connotado político socialdemócrata mantiene  en su escrito que Centella "se equivoca cuando dice que el eurocomunismo sólo pretendía reformar el capitalismo “para hacerlo más social”. Me remito a los escritos de Enrico Berlinguer y de Santiago Carrillo (“Eurocomunismo y Estado”) que insisten en avanzar en la vía democrática hacia el socialismo, a la luz de las experiencias de Dubcek en Checoslovaquia (1968) y de Salvador Allende en Chile (1973)" .

 

 

 

      Según  Llamazares:

 

 

     ""pese a quien pese, el PCE hizo lo que pudo en la Transición, e hizo lo que debió en las condiciones cambiantes de aquel período dramático de la historia de España. La crítica es pertinente, la manipulación del pasado, no. Y considero que las críticas o autocríticas habríamos de dirigirlas a los años sucesivos, cuando gobiernos en democracia han olvidado sistemáticamente los compromisos con la memoria, la república, el sistema electoral o la democratización de todos los aparatos del Estado. Aún más, creo que es posible que el PCE y también IU sean responsables de haber convertido la táctica y la relación de fuerzas que imperaba en la transición y hasta el 23F en estrategia política, dejando en un segundo plano objetivos a los que nunca se ha renunciado, pero que hemos postergado casi cuatro décadas. Es ahí donde nos toca también rectificar" .
 

 

 

 

Precisa, además, que:

 

     " no responde a la verdad que el PCE renunciara a movilizar al pueblo para que se desmantelaran las bases militares de la OTAN. Desde 1981 se organizaron marchas anti-OTAN hacia Rota y Torrejón, trasladando el debate al Parlamento. Recuérdese incluso que Izquierda Unida se creó a partir de la Plataforma contra la entrada de España en la OTAN, posición que obtuvo casi 7 millones de votos (el 39,85%) en el referéndum del 86" .

 

 

 

 

       Llamazares finaliza su artículo  afirmando que:

 

 

     "plantear la revisión de la transición como una receta para esta nueva etapa genera problemas. No me extraña que con estos mimbres ideológicos e históricos, las líneas rojas entre la izquierda y entre lo nuevo y lo viejo hayan derrotado la voluntad de cambio: Puro sectarismo. Además, compromete el futuro, pues en vez de situarnos ante la contrarrevolución conservadora que está en marcha, no solo en los Estados Unidos, nos coloca en un supuesto proceso de transición donde sí cabe el debate manido entre reforma y  ruptura. Idealismo sobre la correlación de fuerzas. Mientras, se eluden la necesidad de colaboración en la izquierda política y social y el reconocimiento del papel autónomo de sindicatos y movimientos sociales para evitar un ciclo largo de la derecha y la extrema derecha - en España y en Europa- que dé al traste con las ya debilitadas conquistas democráticas y sociales" .

 

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
4 Comentarios
Fecha: Martes, 30 de enero de 2018 a las 12:26
Tobías
Demasiados farsantes y submarinos varios entre las filas y campo de la izquierda política, un verdadera pena... pena muy angustiosa. Estoy de acuerdo con Llamazares en que la marea derechista y ultraderechista que se avecina en Europa y estado español es muy grande y de una gran potencia reaccionaria. La izquierda y el comunismo-socialismo espera que cada cual cumpla con su deber. Salud.
Fecha: Martes, 30 de enero de 2018 a las 09:02
AMEAUXET
NUNCA HAN TENIDO INTENCIÓN DE SER COMUNISTAS

EL PCE, son bipolares y tienen un mensaje para el pueblo y otro para el capital, el verdadero.

HABLAN PARA BORDELINES O, QUÉ?

El PCE desde que terminó triunfante la sublevación fascista del 36 ha trabajado de forma pertinaz para alejarse de la URSS y dirigirse hacia el IMPERIO YANQUI

¿QUÉ ES ESTO DE RUPTURA PACTADA?

si es ruptura no es pacto las dos palabras juntas no casan

POR SUS HECHOS LOS CONOCERÉIS

Reformar el CAPITALISMO para hacerlo más SOCIAL ¿QUÉ COSA?

EN LA TRAICIÓN (TRANSICIÓN) HIZO LO QUE SE PUDO

Sus silencios fueron y son más elocuentes que sus palabras

BUENA PREGUNTA

¿PORQUÉ NO SE UNIÓ AL PCP?

Simplemente iría contra los designios de la CIA para evitar que la PENÍNSULA IBÉRICA CAYESE EN MANOS DE LA ORBITA SOVIÉTICA

¿ERA POSIBLE QUÉ EL EJÉRCITO ESPAÑOL VIRASE A UNA ALIANZA CON LA URSS PARA MANTENER SU SOBERANÍA NACIONAL FRENTE A LOS YANQUIS?

SI, LE COSTO A CARRERO SU VIDA... PERO EL PCE NUNCA QUISO EXPLORAR ESA VÍA..., LOS RUSOS SI

CON ARMAS Y BAGAJES SE PASARON AL POSE DE WILY BRANDT Y EL DE LOS GAL, PARA TOCAR MOQUETA

ROSA AGUILAR

Pactando, dentro PSOE, INTERNACIONALMENTE con la política de MONSANTOS
Fecha: Martes, 30 de enero de 2018 a las 08:29
Redstar
Tan difícil es de entender que el PCE debe ser:
Repúblicano, (según UP, la República no es prioritaria)
Socialista, (UP defendiendo la imposible reforma del capitalismo)
Laico, (UP dando medallas a la virgen y apludiendo al papa)
Pro-autodeterminación, (presos políticos catalanes a la calle)
y, por supuesto, entre otras cosas, ANTIIMPERIALISTA, (la OTAN dirigiendo Podemos Madrid) ...
Como decía, ¿es tan difícil de entender?

Is it so difficult to understand that the PCE must be:
Republican, (according to UP, the Republic is not a priority)
Socialist, (UP defending the impossible reform of capitalism)
Secular, (UP giving medals to the virgin and applauding the pope)
In favor of self-determination, (Catalonian political prisoners out of prison)
And, of course, among other things, ANTIIMPERIALIST, (NATO ruling Podemos in Madrid)...
As I was saying ... is it that difficult to understand?
Fecha: Martes, 30 de enero de 2018 a las 07:50
Redstar
Es cierto que "esta reconversión marxixta-leninista" parece sólo "postureo"; UP será el psoe 2.0 (de hecho, ya lo es).
También es cierto que no tiene mucho sentido criticar como se está haciendo lo que hizo el PCE hace 40 años; sinceramente creo que hizo lo que pudo aunque posteriormente pudiera haber hecho algo más.
Pero es gracioso que sea Llamazares, el fundador del partido giliprogre socialmemócrata Actúa, el que lo diga.

It's true that "this Marxist-Leninist reconversion" seems to be just "a pose"; UP will be the psoe 2.0 (in fact, they already are so).
It is also true that it is pointless to criticize, the way they are doing it, what the PCE did 40 years ago; I honestly think that they did what they could although they could have done more later.
But it is FUNNY to hear Llamazares, the founder of the arse-progressive and socialdumbcrat party Actua, saying it.

Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress