Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 4 de enero de 2018
Una cuestión de confianza entre alidados

EL CÍNICO INFORME DE ESTADOS UNIDOS SOBRE EL GASTO MILITAR EN EL MUNDO

Guardar en Mis Noticias.

En oposición a la lógica con las que el sentido común entiende las crisis económicas nacionales e internacionales, el gasto militar mundial en lugar de reducirse, aumenta más de 42% entre 2005 y 2015 como media.

 

 

Por FERMÍN DOMÍNGUEZ PARA CANARIAS SEMANAL.ORG.-

 

    En oposición a la lógica con la que el sentido común entiende las crisis económicas nacionales e internacionales, el gasto militar mundial en lugar de reducirse ha aumentado, como media, más de un 42% entre 2005 y 2015.

 

 

    Así lo recoge un informe elaborado por el mismísimo Departamento de Estado de EEUU, citado por la web rusa Sputnik News: "Gastos militares mundiales y transferencias de armas – 2017".

 

 

    De acuerdo con la fuente militar, "entre 2005 y 2015 el monto anual promedio de los gastos militares mundiales parece haberse incrementado entre un 26 y un 46%".

 

 

    En dicho informe se precisa que “el monto concreto de gasto militar pasó de 1,35 billones de dólares en 2005 a cerca de 2,76 billones de dólares en 2015 lo que representa más de un 42%” en tan solo una década.

 

 

    Por otra parte, en el informe del Departamento de Estado -tercero de su tipo en ser publicado- se precisa que dicho aumento es una clara demostración de confianza en EE.UU. por parte de “los gobiernos de países ricos y democráticos”

 

   

    Estos países –refiere el documento- “confían cada vez más en EEUU como fuente de armas, una tendencia que ha contribuido al comercio de armamento y al crecimiento de la participación estadounidense en las exportaciones de este rubro de 78% a 83% en los 11 años analizados”.

 

 

    Sin embargo, más allá de que las cifras podrían ser aun mayores -teniendo en cuenta que los gastos militares se encuentran camuflados en los presupuestos dentro de otros muchos ministerios y departamentos- las razones para justificar tal aumento en los gastos militares  no son precisamente "la confianza". Más bien sucede todo lo contrario.

 

 

    Ante todo, los gastos militares han venido creciendo en los últimos 75 años de manera alarmante. Antes de la Segunda Guerra Mundial estos gastos en todo el mundo fueron estimados en unos 48 mil millones de dólares de la época, En el año1972 estos gastos ya habían llegado a unos astronómicos 240 mil millones.

 

 

    Para comprender realmente el trasfondo de este asunto es necesario apreciar , enm primer lugar, el peso económico de los gastos militares y el rol de Estados Unidos como principal potencia imperialista.   Y, por otro lado, el hecho de que los gastos militares han tenido y tienen una doble dimensión: por una parte sriven  de base para el desarrollo de la guerra como arma, imprescindible, para mantener la dominación política en el capitalismo  y por otra han sido el principal estímulo a la acumulación en este sistema, con una economía en la que la industria armamentista ha llegado a adquirir un peso fundamental. 

 

    La expansión del gasto militar contemporáneo no puede entenderse si no se examinan las peculiaridades de las guerras y de la producción de armamentos como mercancías en el capitalismo y su estrecha relación con otras industrias.

 

 

    Pero no solo por ello. La producción de armamento, incluido el nuclear, no se detuvo con el fin de la Guerra Fría por cuestiones geoestratégicas. Las pugnas interimperialistas y la necesidad de dominación imponen también la carrera de armamentos a nivel global.

 

 

    No por casualidad, a partir del año 2000 Rusia, como nueva potencia capitalista, emprendió un proceso acelerado de reconstitución de su poderío militar, tomando en cuenta la creciente amenaza de Estados Unidos y la OTAN. Recordemos  que Rusia ha sido prácticamente rodeado por bases militares asentadas en algunos países del antiguo campo socialista.

 

 

   Por otro lado se encuentra el caso de China, donde los gastos militares no fueron importantes hasta el año 2009, cuando estos se triplicaron ostensiblemente hasta la actualidad donde se ubica como segunda potencia en este rubro.

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress