Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 10 de octubre de 2017
Según testigos de los asesinatos la fuerza pública estaría ocultando pruebas

LA VIOLENCIA DEL ESTADO COLOMBIANO AL DESNUDO

Guardar en Mis Noticias.

El ataque perpetrado el pasado domingo, contra miembros de una misión humanitaria, instituida para investigar la muerte de varios campesinos en “condiciones confusas” 48 horas antes a mano de funcionarios del estado, muestra claramente la pervivencia de la violencia estructural en ese país

 

 

Por CARLOS RAFAEL RODRÍGUEZ/CANARIAS SEMANAL.ORG.-

 

 

    El ataque perpetrado el pasado  domingo  en Colombia contra miembros de una misión humanitaria, instituida para investigar la muerte de varios campesinos en “condiciones confusas” 48 horas antes a manos de funcionarios del estado, muestra claramente la pervivencia de la violencia estructural en ese país, a pesar del acuerdo de paz firmado entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de la FARC-EP.

 

 

    Así lo acaba de denunciar la oficina de Naciones Unidas en Colombia -  una de las entidades que conforman la citada misión de investigación- en un comunicado hecho público el pasado lunes.


 

 

    Los hechos ocurrieron cuando los observadores, entre los que se encuentran, además, representantes del gobierno local, la iglesia y otros organismos, se desplazaban hacia el poblado El Tandil, en el violento municipio de Tumaco, costa del Pacífico colombiano, para investigar la “masacre de Tumaco” fueron atacados por miembros del ESMAD (antidisturbios) y Policía Antinarcóticos con bombas de aturdimiento, se emplearon gases y disparos.

 

 

   Al respecto, vale recordar que las cifras oficiales de la matanza que se intenta investigar, según cifras la coordinadora nacional de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana (Coccam), es mucho mayor que los datos ofrecidos por el Gobierno colombiano, quien sostiene que solo resultaron  muertos seis campesinos.

 

 

    Sin embargo, para los habitantes de la zona, al menos 10 de sus compañeros fueron masacrados y más de 15 resultaron heridos. 

 

 

    De acuerdo con una nota de Telesur, Luz Perly Córdoba, miembro de (Coccam) "todavía hay cadáveres en la zona que (los pobladores) no han podido recuperar, porque la fuerza pública está haciendo ocultamiento de pruebas".

 

 

 

    Y finalmente, como no podía ser de otra forma,   la versión preliminar ofrecida por las fuerzas de seguridad señalaba como responsable de la matanza   a “un grupo residual de la ex guerrilla de las FARC”. Una acusación totalmente falsa teniendo  en cuenta los testimonios de los testigos y los resultados de los exámenes forenses realizados a las víctimas. 








 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress