Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 31 de julio de 2017
El saqueo no solo se produce para destinarlas a playas articifiales, sino también a la construcción

THE GUARDIAN: EMPRESAS UBICADAS EN CANARIAS SAQUEAN LAS ARENAS DEL SAHARA OCCIDENTAL

Guardar en Mis Noticias.

El periódico británico The Guardian aseguró en un extenso articulo publicado el pasado viernes, que las autoridades españolas han iniciado una investigación sobre la importación clandestina de arena procedente del Sáhara occidental, ocupado hoy por Marruecos, con destino a cubrir la falta de arena de determinadas playas del sur grancanario.El periodico britaniico señala a la empresa ANFI


      El periódico británico The Guardian  aseguró en un  extenso artículo, publicado el pasado viernes, que las autoridades españolas han iniciado una investigación sobre la importación clandestina de arena procedente del Sáhara occidental, ocupado hoy por Marruecos, con destino a cubrir la falta de arena de determinadas playas del sur grancanario. El periódico británico señala directamente como responsable de tales importaciones ilegales a la empresa ANFI.

 

 

     Según "The Guardian", alrededor de 70.000 toneladas de arena procedentes del antiguo Sáhara español pueden fácilmente derivar en  un conflicto geopolítico, en el que una de las acusaciones más graves contra la empresa citada es la de que habría procedido a esa importación en contra de lo determinado por  el  derecho internacional en relación con  la última colonia española en el continente africano , hoy ocupada por el ejército marroquí.  

 

 

 

     Según el periódico británico, expertos en derechos humanos  mantienen que si la arena importada a Gran Canaria era realmente originaria  del Sáhara ocupado por Marruecos,  ello constituiría una flagrante violación de dos  importantes resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, así como  de los reiterados fallos de la Corte Internacional de Justicia, relacionados con el tema.

 

 

       La empresa Anfi, - cuya irrupción en Gran Canaria ha estado caracterizada por frecuentes  interferencias de sus ejecutivos en la política  local canaria -,  insiste en que no ha hecho nada malo, que no ha cometido ningún delito.

 

 

      Según los portavoces de  Anfi, su visión consistió en tratar de crear una suerte de "nuevo Edén" en el valle de Tauro, en el sur de Gran Canaria. Su paradisiaco proyecto se inició hace dos décadas, marcando con ello  el principio del fin  de la costa marítima natural canaria en el sur de la Isla.  


 

 

    De acuerdo con la información de  The Guardian, Anfi alega que le era imposible obtener la arena para su playa de 300 metros, en  la costa del sur grancanario. Y por ello  tuvo que "mirar más lejos" . El periódico británico trató de  aclarar si la dirección de la empresa conocía el origen del producto importado. Un portavoz de la misma, Rubén Reja,  contestó ambiguamente que  ésta procedía  "del Sahara”  . Según le contó a los periodistas del  periódico británico, este tipo de importaciones constituía una "práctica normal"  en el Archipiélago Canario.


 
 
 
 
 
        No obstante,  "las sentencias de los organismos internacionales al respecto es muy clara: No se puede explotar los recursos naturales de los territorios ocupados, a menos que los ingresos retomen como beneficios para la población local", aseguró  el profesor Stephen Zunes, un experto en el conflicto entre Marruecos y su colonia ocupada, el  Sahara Occidental.

 

 

 

       Según el citado periódico, "el comercio con el Sahara Occidental ha suscitado fuertes controversias, ya que este ha sido ocupado por Marruecos desde hace más de 40 años. El pasado diciembre, la Corte europea  declaró que el comercio de productos agrícolas y pesqueros originarios del Sahara Occidental era ilegal" .

 

 

 

       El periódico cuenta que cuando el pasado mes de abril, un periodista de investigación adscrito su plantilla visitó el Sáhara Occidental. Sus movimientos fueron seguidos de cerca por la policía marroquí, tratando de obstaculizarlos  a través de  frecuentes controles.  Las autoridades le prohibieron que tomara muestras de la arena saharaui.


 

 

        No obstante, se pudo obtener y sacar al exterior una muestra de ella  . El profesor Valentin R Troll, de la Universidad de Uppsala, en Suecia, un especialista en la geología de las Islas Canarias, constató que, en efecto, la arena de Tauro era mineralógicamente “muy similar” a la muestra del Sahara Occidental. Pero que ello  ocurria igualmente  en  otras playas artificiales canarias. En cualquier caso, ello no constituia  una prueba concluyente.  

 


      La arena,  que es un producto aparentemente abundante. Pero,  en realidad, se trata de  un bien escaso. La enorme demanda de su utilización en la construcción, en la fabricación de vidrio y en la electrónica, la están convirtiendo en oro.

 
 

 

       Pero, el comercio de arena con el Sahara Occidental es  considerablemente más grande que lo que puede ocupar la playa de Tauro. Existen, igualmente, evidencias  de que la  arena procedente de ese territorio  del continente africano, se está suministrando a la industria de la construcción en Canarias.
 

 

 

       "En ausencia de un embargo efectivo, las empresas sienten que pueden hacer lo que quieran", dijo Erik Hagen, de la "Western Sahara Resource Watch" , que realiza un seguimiento del comercio  exterior con el  territorio ocupado. “Los principios del derecho internacional se aplican, pero no hay consecuencias legales para las empresas transgresoras.”

 

 

 

 

     “El comercio no es neutral, así que si usted decide operar con Marruecos con productos del Sahara Occidental sin el consentimiento de los saharauis, con este comercio lo que se hace realmente es apoyar la colonización y la ocupación del Sahara Occidental”, dijo Florent Marcellesi, un eurodiputado de los Verdes .

 

 

 


       Por su parte, el Frente Polisario, un movimiento de liberación saharaui, presentó una demanda contra el comercio de productos agrícolas y de la pesca a la corte de justicia de la UE en 2015, que provocó el fallo histórico por parte de la corte europea en diciembre pasado .

 

 

          Curiosamente, uno de los promotores del comercio canario con el Sáhara occidental ocupado hace unos años, fue el senador del PSOE  y magistrado, Arcadio Díaz Tejera.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress