Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 24 de abril de 2017
Testimonio de Aida Avella, superviviente del exterminio efectuado tras el anterior “proceso de paz”:

“EN COLOMBIA ESTÁN MASACRANDO A LA IZQUIERDA, COMO ANTES HICIERON CON LA "UNIÓN PATRIÓTICA”

Guardar en Mis Noticias.

Luis Alberto Ortiz Cabezas, era un guerrillero de las FARC-EP desmovilizado. No murió en combate, sino asesinado a sangre fría, después de ser excarcelado, tras acogerse a la amnistía de los acuerdos de paz de la guerrilla con el Estado (...).

 Por FERMÍN DOMÍNGUEZ / PARA CANARIAS-SEMANAL.ORG.-

 

 

      Luis Alberto Ortiz Cabezas era un  guerrillero de las FARC-EP desmovilizado.  No murió en combate, sino asesinado a sangre fría, después de ser excarcelado, tras acogerse a la amnistía  de los acuerdos de paz de la guerrilla con  el Estado.

  

 

 

        De acuerdo con el Estado Mayor Central de las FARC-EP.Pepe - que así era como se conocía al ex guerrillero -  fue asesinado por un paramilitar llamado Renol,  perteneciente a uno de los grupos  armados al servicio de los terratenientes que operan en la zona rural de Tumaco, en el departamento colombiano de Nariño. Esta área está inserta  en una de las las  regiones con  mayor número de hectáreas sembradas de coca de todo el país y con el mayor número de laboratorios dedicados a la producción de esa droga .

 

 

     Los hechos ocurrieron el pasado 16 de abril, mientras el ex guerrillero  visitaba a sus familiares. En una vereda de la comunidad, el ex combatiente fue abordado por el paramilitar  y asesinado de un disparo a quemarropa.

 

 

        Según el comunicado dado a conocer el pasado jueves por la FARC , Luis Alberto  Ortiz Cabezas, llevaba solo 15 días en libertad conforme a la Ley de Amnistía e Indulto aprobada en el marco del Acuerdo de Paz en Colombia.

 

 

      Para muchos analistas políticos colombianos, el asesinato del ex guerrillero recuerda inevitablemente el exterminio de la Unión Patriótica (UP),  He se produjo en La década de los ochenta, a raíz de los "acuerdos de paz" suscritos entre el gobierno de Belisario Betancur y los guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP).

 

 

      Y es que como recuerda  un comunicado del Estado Mayor de las FARC, este homicidio no es un hecho novedoso.  La muerte del ex guerrillero se suma a otros muchos asesinatos de esta naturaleza, contra líderes y activistas sociales. Solamente desde  la firma del “Acuerdo de Paz”, en noviembre del año pasado, los paramilitares han cometido 31 asesinatos con estas mismas características.

 

 

        A este respecto,  Aida Avella, sobreviviente  de la Unión Patriótica y actual candidata al Concejo de Bogotá por este partido,  advirtió que “en Colombia no hay garantías para hacer política y que están asesinando a los líderes de izquierda como ocurrió cuando fueron exterminados los miembros de su organización”.

 

 

        En relación con la ausencia de reacciones internacionales antes estos crímenes  execrables, de signo marcadamente políticos,  es destacable  el  mutismo del  Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luís Almagro, muy aparentemente preocupado por la “defensa de los derechos humanos” en Venezuela.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress