Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 12 de abril de 2017
Los misiles con los que atacó Siria se fabrican en una empresa de la que es accionista

DONALD TRUMP AMPLÍA SU FORTUNA GRACIAS A LAS GUERRAS DEL EJÉRCITO ESTADOUNIDENSE

Guardar en Mis Noticias.

El magnate y presidente de los EE.UU. Donald Trump no posee solamente hoteles o campos de golf. Sus múltiples inversiones alcanzan también a la industria armamentística. Trump es accionista de la empresa Raytheon, en la que se fabricaron los misiles Tomahawk utilizados en el último ataque contra Siria (...).

 

Por JOSÉ MELQUIADES/CANARIAS SEMANAL.ORG

 

 

  Con una frecuencia cada vez más, los grandes empresarios están pasando de utilizar a los políticos como representantes de sus intereses a asumir personalmente esta labor, obviando el trabajo de sus tradicionales intermediarios.

 

 

    Una contradicción más de las tantas que caracterizan a nuestra supuesta "democracia representativa" y que no se justifica, siquiera, por la idea -extendida por las instituciones encargadas de reproducir la ideología dominente- de que "los hombres de negocio son los más preparados para gestionar la sociedad y resolver sus problemas económicos".

 

 

    Hoy, el ejemplo más representativo de ests tendencia lo encarna el último de los empresarios devenidos en jefes de Estado, Donald Trump, que se permite, sin pudor de ningún tipo, beneficiarse  económicamente de las guerras que el ejército de Estados Unidos desarrolla en todo el mundo.

 

 

    Como se conoce, Trump es propietario de hoteles y campos de golf y posee otras múltiples inversiones en muchos países. Además de ello, el magnate con residencia actual en la Casa Blanca tampoco a renunciado a  sus inversiones  en la empresa armamentística Raytheon.

 

 

 

    De esta forma,   Trump se estaría lucrando personalmente gracias a las guerras que actualmente lleva adelante en Irak, Siria Yemen o Somalia.

 

 

 

    La polémica por esta caso ha surgido después de que se conociera que los misiles Tomahawk que se usaron en los ataques estadounidenses contra una base aérea siria la pasada semana se fabrican en la citada empresa, de la que presidente estadounidense es uno de los más importantes accionistas.

 

 

 

    De acuerdo con información trascendida a los medios de comunicación, las acciones de Raytheon subieron en la Bolsa de valores inmediatamente después del ataque. En general, las acciones de los contratistas de defensa, tales como Boeing y General Dynamics, aumentaron  su valor desde la elección de Trump. Sobre todo, por su promesa de  impulsar un aumento “histórico” del 10 por ciento en el gasto militar estadounidense

 

 

 

    Tanto las primeras medidas de política exterior adoptadas por Donald Trump como sus intereses particulares no permiten presagiar, pues, que la nueva Administración norteamericana vaya a disminuir el grado de belicismo injerencista que caracterizó los dos mandatos de Barack Obama. Todo indica que podría suceder todo lo contrario.

 

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress