Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Jueves, 12 de enero de 2017
El grave riesgo de alimentar ilusiones

Rusia-EE.UU.: ¿Con quién hay que alinearse?

Guardar en Mis Noticias.

 


- Pinche AQUÍ para leer otros artículos de Manuel Medina

 

 

 POR MANUEL MEDINA / CANARIAS SEMANAL

 

 

     El presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, advirtió este jueves en su cuenta de Twitter que su país "reforzará y ampliará" su potencia nuclear. Trump se mostró partidario de una carrera armamentista en la que, según dejó manifiestamente claro en su comentario,  está convencido de que "resultarán ganadores".   En un insólito tuit, Trump afirmó que deben "reforzar y ampliar considerablemente" sus capacidades nucleares "hasta que el mundo vuelva a entrar en razón" en lo que respecta a este tipo de armamento.

 

 

 
     "¡Que haya una carrera armamentista, los superaremos en cada paso y también los sobreviviremos a todos!"- comentó desafiante el presidente electo, con igual euforia, en una entrevista realizada por la cadena MSNBC.

 

 

 

      Por su parte, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, no se quedó atrás. Casi simultáneamente, también este jueves, en un tono menos desafiante que el de Donald Trump  pero igualmente retador, manifestó en una rueda de prensa que los  EE.UU. "crearon las premisas para una nueva carrera armamentista", pero que su país "jamás aceptará involucrarse en una carrera  comprando aquello que no esté al alcance de su bolsillo".

 

 


      No obstante,  el mandatario ruso advirtió de que, aunque su gobierno no pone en duda que el poder militar de los EE.UU es muy grande, estima que las Fuerzas Armadas de Rusia "son más fuertes que las de cualquier agresor".

 

 

 

       La clara fijación de posiciones de ambos mandatarios no hace más que precisar el momento real en el que se encuentra situada  la humanidad a día de hoy.

 

 

 

 


¿HAY QUE ALINEARSE  A FAVOR DE UNA U OTRA GRAN  POTENCIA?

 

 

 

       En estos tiempos de profunda confusión ideológica, no son pocos los que interpretan equivocadamente que las razones para la defensa objetiva de los intereses de la  Humanidad se encuentran al lado de Rusia. La verdad es, sin embargo, que Rusia y su gobierno responden hoy estrictamente a los intereses de  los oligopolios que se crearon a partir de la implosión de la Unión Soviética y la deconstrucción del sistema socialista creado a partir de  1917. Tarea, por cierto, en la que el actual presidente Vladímir Putin,  discípulo dilecto de Boris Yeltsin,  desempeñó un importante papel.

 

 

 

 

     No obstante, el rol jugado por Rusia en estos últimos años como contrapeso a la hegemonía indiscutida de los Estados Unidos en el planeta ha alimentado la esperanza, en determinados sectores, de que el país dirigido por Putin pueda no solo poner fin a la expansión avasalladora de los Estados Unidos, sino también liderar un orden global más justo.

 

 

 

 

 

 

Hoy más que nunca, y por encima de vanas

 

ilusiones,  la reconstrucción del movimiento

 

por el desarme atómico, que tanto peso  e

 

influencia tuvo en las décadas de los 50, 60 y

 

70 del pasado siglo, resulta imperativa

 

 

 

 

      Sin embargo, a la hora de aventurar tal hipótesis  habría que tener en cuenta que la confrontación entre ambos países está respondiendo a un determinado estadio del desarrollo del sistema capitalista, que provoca que sus respectivas economías requieran de la expansión exterior y la hegemonía comercial,  como vía para su supervivencia como grandes potencias en el contexto  mundial .

 

 

      Ese fenómeno, independientemente de cuáles sean los países que los protagonizan, está claramente definido  con el término "imperialismo". De acuerdo con la experiencia histórica este tipo de confrontaciones entre intereses contrapuestos  de las clases dominantes de una u otra nacionalidad concluye fatalmente, de manera inexorable, en el estallido  de la guerra.

 

 


      No es la primera vez que los sectores más progresivos de la sociedad se alinean con algunos de los contendientes en este tipo de pugnas. Los resultados de tal confusión suelen ser siempre catastróficos para los pueblos, para sus clases trabajadoras y para las organizaciones tras la que éstas se agrupan.

 

 


          Las élites gobernantes de las partes en contienda tratan de alinear tras de sí al conjunto de las clases sociales, recurriendo al patrioterismo, a la religión o a los sentimientos nacionales. Ya sucedió así en el curso de la Primera Guerra Mundial, cuando parte de los sectores politicamente más progresistas de los países europeos se alinearon al lado de uno u otro bando, teniendo como brújula para su ubicación conceptos vacuos en un país capitalista, como son la "patria" o los "intereses nacionales".

 

 


         Tal equivocación sólo sirvió para  reforzar el poder y los intereses de las clases sociales hegemónicas, que atravesaban a principios del pasado siglo un difícil trance. Para los pueblos,  la elección  de un bando en función de reclamos equívocos sólo supuso un período  terrible de muerte y desolación.

 

 

 

      Por ello, hoy más que nunca, y por encima de vanas ilusiones,  la reconstrucción del movimiento por el desarme atómico, que tanto peso  e influencia tuvo en las décadas de los 50, 60 y 70 del pasado siglo, resulta imperativa.

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
14 Comentarios
Fecha: Domingo, 15 de enero de 2017 a las 22:41
luchu
Jarabe Koreano
Fecha: Sábado, 14 de enero de 2017 a las 10:59
manolo
Lo único que se, es lo que dicen los clásicos...cuidado con los pacifistas, porque al final acaban posicionándose con los fascis-imperialistas....los movimientos pacifistas y otros engendros, apoyan a los terroristas pagados por europa,eeuu, saudíes y sionista....diciendo que los rusos entraron en siria a asesinar a toda la población civil que estaba en guerra civil contra la dictadura. Obviando así los 5 años de invasión terrorista y verbalizando que era propaganda, que no hay terroristas pagados, que era Rusia y solo esta, la asesina. así lo expresaron los del MOC en una charla al respecto sobre la guerra en Siria y se quedaron tan panchos.
Fecha: Viernes, 13 de enero de 2017 a las 18:12
Sabio
Maldigo a los que hacen las guerras de baja intensidad !! los maldigo a todos !! las guerras de baja intensidad son un vicio imperial nauseabundo !!... malditas guerras de baja intensidad. Se empiezan en Yugoeslavia y se terminan en el quinto infierno.
Fecha: Viernes, 13 de enero de 2017 a las 18:03
Bobilines
No entiendo, nada... hay una guerra mundial en marcha y muchos bobos y bobas alegres no quieren darse cuenta.
Fecha: Viernes, 13 de enero de 2017 a las 16:34
Merardo
Si seguimos con las anteriores directrices imperiales de Obama la casa blanca no será el faro del mundo... lo será la prisión de Guantánamo. Así lo pienso y así lo digo.
Fecha: Viernes, 13 de enero de 2017 a las 16:26
Niñera
Los yankis son como niños... hay que enseñarles, formarles y educarles adecuadamente para la vida adulta pacifica y correcta a nivel diplomático y político mundial.
Fecha: Viernes, 13 de enero de 2017 a las 16:16
---
El portaviones ruso "Almirante Kuznetsov" de regreso de Siria, recala en Libia para mostrar el apoyo del Kremlin al general rebelde libio Jalifa Hafter.

Hafter que antes fue un hombre de la CIA, tiene el respaldo de Rusia y Egipto frente a las milicias islámicas.
Fecha: Viernes, 13 de enero de 2017 a las 14:53
conchi
Onofre, con esos análisis simplistas no llegamos a ninguna parte. Aprende de Arturo.
Fecha: Viernes, 13 de enero de 2017 a las 14:48
Bibiano
Señor Onofre, debe de dejarse de sentimentalismos baratos. La realidad es la que es. Rusia y su ejercito nos están sacando las castañas del fuego en Siria. Bienvenidas sean las alianzas temporales y coyunturiales si conseguimos frenar a la horda yanki y todos sus desmanes por medio mundo.
Fecha: Viernes, 13 de enero de 2017 a las 14:18
Arturo
Para referirnos a algo muy concreto. Nos podemos felicitar todos, por ejemplo, por el hecho de que Rusia haya decidido intervenir en Siria apoyando al gobierno de Assad, para evitar la victoria de los yihadistas financiados por el imperialismo occidental, sin que por eso nos confundamos acerca del carácter de Rusia y de su Gobierno, pensando que son nuestros "compañeros". Podemos y debemos precisar que Rusia interviene porque así está salvaguardando sus propias espaldas - ya que la guerra contra Siria también es contra ella -, sin que ello nos llegue a equiparar la intervención rusa con la de la de EE.UU. y sus aliados, como hacen los "ni-nis" que acaban justificando el discurso prootánico.
Fecha: Viernes, 13 de enero de 2017 a las 14:08
Arturo
Toda analogía se hace, lógicamente, entre fenómenos, elementos, momentos o contextos históricos que no son idénticos - si no no tendría sentido la comparación -. De lo que se trata es de saber si los elementos en común son más o menos significativos que las diferencias para realizar ese análisis concreto al que se refiere Juan Ramón Medina. Obviamente, el imperialismo de comienzos del siglo XXI no es exactamente el mismo que describió Lenin en su célebre obra, pero como los rasgos fundamentales que éste apuntó permanecen, concluimos que la categoría sigue siendo la más útil para explicar la fase actual del capitalismo. Por otro lado, también es obvio que EE.UU. sigue siendo la principal y más agresiva potencia imperialista y que Rusia, efectivamente, está siendo un freno a sus planes expansionistas. Pero precisamente para no quedarnos en lo más inmediato y superficial del análisis me parece oportuno el recordatorio que realiza el articulista...
Fecha: Viernes, 13 de enero de 2017 a las 10:50
Campo de batalla
CAMPO DE BATALLA CON Onofre

- ¿ Haces el amor o haces la guerra, Onofre ?
- Hago la guerra al capitalismo pero sin perder la ternura.
- ¿ Qué te parece el asunto ?
- Quiero saber lo que fuman ambos mandatarios.
- ¿ El motivo ?
- La brutal carrera armamentistica es una pelea de gallos que nadie va a ganar.
- ¿ Volvemos a los tiempos de la "guerra fría" ?
- Frío me quedo yo viendo este espectáculo dantesco.
- ¿ EE.UU ?
- Colecciona estados y países fallidos a su paso... muy deprimente su actitud.
- ¿ Rusia ?
- Parece que propone un alianza con China que puede dar mucho juego planetario... se aprovecha de los errores de su "enemigo".
-¿ En Europa ?
- Lo ideal sería que emergieran las luchas obreras y populares a gran escala... pero hay un gran momento de debilidad.
- ¿ España ?
- Hay que seguir luchando por salir de la OTAN por activa o por pasiva. La movilización en la calle nos aguarda.
- ¿ Con quien alinearse, Onofre ?
- Con el genero humano.
- ¿ Un deseo ?
- Paz para ahora y no para mañana.
- Gracias
- De nada, compañero.
Fecha: Viernes, 13 de enero de 2017 a las 10:34
a
Estoy escribiendo comentarios, un momento please.
Fecha: Viernes, 13 de enero de 2017 a las 10:10
Juan Ramón Medina
¿Qué tal si retomamos el análisis concreto de la realidad concreta? A lo mejor así encontramos no sólo similitudes sino también diferencias respecto a la situación previa a la I Guerra Mundial.

http://www.investigaction.net/es/lo-de-siria-es-sencillisimo-o-bien-demasiado-complicado-prefacio-de-yihad-made-in-usa/

Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress