Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 19 de diciembre de 2016
"La tarea por la construcción de Poder se torna impostergable"

EL PODER: UN DEBATE PENDIENTE

Guardar en Mis Noticias.

"Parece imparable -sostiene en su última editorial la redacción de Espineta amb Caragolins - la tendencia a un mundo multipolar, sobre todo, en el plano económico. En Asia y Oriente Próximo el imperialismo norteamericano parece peder posiciones en detrimento de China y Rusia (...).

Sin un partido fuerte,
disciplinado y respetado,
es imposible desarrollar una revolución
o una rectificación verdaderamente socialista.

 

Fidel Castro

 

 

 

 

  EDITORIAL DEL Nº31 ESPINETA AMB CARAGOLINS / CANARIAS-SEMANALO.ORG.-

 

 

 

    Un breve repaso por los acontecimientos más importantes nos obligan a recordar la guerra imperialista en Siria, la guerra económica en Venezuela, el “golpe blando” en Brasil contra Dilma y la vuelta de gobiernos neoliberales en varios países latinoamericanos después de un ciclo “progresista”, el acuerdo de “paz” entre las FARC-EP y el gobierno Colombiano o el silencio informativo sobre lo que está sucediendo en Ucrania, el Brexit, el “no” a Renzi, la derrota de la ultra derecha en Austria –los medios festejan pero silencian que el neoliberalismo seguirá golpeando a los y las trabajadoras-, la alianza estratégica entre China y Rusia que potencia lazos económicos y militares o los diálogos entre Cuba y EEUU. Todos estos acontecimientos condicionados por una profunda crisis estructural del capitalismo. Una crisis cuya salida parece encaminarse a una Guerra Total.

 

 

 

     Quedan para el 2017 la materialización o no de las promesas de D. Trump como presidente de la primera potencia mundial: EEUU. Algunos analistas consideran que, de ser llevadas a cabo las promesas proteccionistas, nos encontraríamos a las puertas del fin de la Globalización –en ningún caso con el fin del capitalismo-. Otros, que el futuro presidente se verá condicionado y no podrá realizar cambios importantes por lo que seguirá la política actual. No descartamos una lucha encarnizada entre las diferentes tendencias que conforman el Poder. Habrá que seguir con atención los primeros cien días de mandato.

 

 

 

 

    Lo que parece imparable es la tendencia a un mundo multipolar, sobre todo, en el plano económico. En Asia y Oriente Próximo el imperialismo norteamericano parece peder posiciones en detrimento de China y Rusia. Nuevos monopolios ganan terreno. Por eso no es descabellado pensar un repliegue de los EEUU sobre lo que consideró siempre su “Patio Trasero”: Latinoamérica, un continente que posee grandes reservas naturales y mano de obra barata que permitiría mantener los desorbitados patrones de consumo. Por eso resulta imperioso descubrir y analizar las contradicciones que se abren: en ningún caso los polos emergentes convivirán en armonía.

 

 

 

 

    El “nuevo” gobierno español, encabezado por Mariano Rajoy y sostenido por el PSOE y Ciudadanos, parece encaminado a salvar el Estado. A la clase dominante. A la burguesía. Y para ello cumplirá con lo que “sea obligatorio” –según palabras suyas-. Esto implica, entre otras cosas, atender las exigencias de la UE respecto al déficit. Dado que hasta mayo no podrá disolver las cortes y convocar nuevas elecciones asistiremos a varias funciones de teatro. Durante el día “encarnizados” debates con la oposición y por la noche veladas intimas de negociación. Es importante ganar tiempo y evitar a toda costa la manifestación popular en las calles; de ahí la subida de Salario Mínimo Interprofesional y de impuestos a un sector del empresariado. Resta descubrir si éstos últimos verán recompensado el esfuerzo.

 

 

 

 

    A pesar del anuncio de que para el 2017 no habrá recortes, desde aquí consideramos que quienes vivimos de la venta de la fuerza de trabajo, de nuestro salario, continuaremos perdiendo calidad de vida. Puede que las medidas adoptadas actúen de anestesia y eviten multitudes en las calles pero no descartamos que el descontento social adquiera nuevas formas de manifestación. Posiblemente más violentas y dispersas, sin un objetivo claro, inconcientes, debido a la ausencia de organizaciones revolucionarias capaces de orientarlas.

 

 

 

 

    Mientras tanto en Catalunya el reloj de la desconexión sigue imparable según nos cuentan desde el Govern. La palabra Soberanía pero fundamentalmente Independencia aparecen a menudo en la prensa catalana. Algunos medios intentan definirlas. Otros dan por hecho que el concepto se explica por sí mismo. Y unos pocos buscan llenarlo de contenido.

 

 

 

 

       En este espacio somos consientes que las definiciones siempre son defectuosas, tienden a congelar los términos, a fosilizarlos, pero a veces es buenos al menos tener algo.

 

 

 

 

       Según el Che:

 

         “La importancia de los monopolios es inmensa, tan grande que hace desaparecer el poder político de muchas de nuestras repúblicas […] Todos los tratados, todos los códigos de derecho, todos los políticos del mundo, sostienen que la soberanía política nacional es una idea inseparable de la nación de estado soberano, de estado moderno, y si no fuera así, no se verían algunas potencias obligadas a llamar estados libres asociados a sus colonias, es decir, a ocultar tras una frase la colonización. El régimen interno que tenga cada pueblo que le permita en mayor o menor grado o por completo o que no le permita en absoluto, ejercer su soberanía, debe ser asunto que competa a dicho pueblo; pero la soberanía nacional significa, primero, el derecho que tiene un país a que nadie se inmiscuya en su vida, el derecho que tiene un pueblo a dar el gobierno y el modo de vida que mejor le convenga, eso depende de su voluntad y solamente ese pueblo es que puede determinar si un gobierno cambia o no. Pero todos estos conceptos de soberanía política, de soberanía nacional, son ficticios si al lado de ellos no está la independencia económica.” 1

 

 

 

  Insistimos: La independencia sobre la base de un sistema económico capitalista ¿qué soberanía política puede tener?

 

 

   El 10 de diciembre se cumplió un año más de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH), documento declarativo adoptado por la Asamblea General de Naciones Unidas en 1948.

 

 

   En un momento histórico atravesado por numerosos conflictos armados que dejan miles de muertos y refugiados. Un momento en el cual el avance de las políticas neoliberales capitalistas arrasan con las conquistas y concesiones sociales dejando miles de familias empobrecidas. En un momento en el cual nuestra libertad pende de un hilo desde Espineta amb Caragolins pensamos que resulta importante abrir el debate.

 

 

 

 

  Citamos algunos de los Derechos recogidos en la DUDH:

 

Artículo 1: Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.

 

Artículo 2: Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía.

 

Artículo 5: Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.

 

 

   Los derechos son violados en el momento en que se vuelven un obstáculo para el Capital. El dinero manda. Lo que significa que la DUDH pierde vigencia en función de la fase en la que se encuentre el sistema capitalista. En su mensaje a los Pueblos del mundo a través de la Tricontinental, el Che decía: “las burguesías autóctonas han perdido toda capacidad de oposición al imperialismo –si alguna vez la tuvieron- y sólo forman su furgón de cola. No hay más cambios que hacer; o revolución socialista o caricatura de revolución”.

 

 

  La tarea por la construcción de Poder se torna impostergable.

 


La Granja
 

Diciembre 2016

 

1 “Soberanía política, Independencia económica (20 de marzo de 1960)”; Ernesto Che Guevara, Obras Completas, tomo I, Pág. 30-31; Editorial Legasa 1995.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Martes, 20 de diciembre de 2016 a las 12:21
reme
el mundo económicamente es y seguirá siendo unipolar, otra cosa es políticamente, pero económicamente todos obedecen a las grandes empresas, inversores, paraísos fiscales, organizaciones comerciales y banca internacional.

Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress