Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Lunes, 7 de noviembre de 2016
La historia demuestra que sin didáctica ideológica no hay tampoco "salto cualitativo"

Syriza inicia un nuevo tsunami privatizador y cae en picaso en las expectativas de votos

Guardar en Mis Noticias.

 

- Pinche AQUÍ para leer otros artículos de Manuel Medina

 

 

 Por MANUEL MEDINA PARA CANARIAS-SEMANAL.ORG.-

 

     El gobierno socialdemócrata de Syriza, en Grecia, se ha embarcado en una gran operación de privatizaciones. La pasada semana, el Parlamento griego aprobó por 152 votos a favor y 141 en contra, una nueva legislación que en la calle ha sido empezada conocer con la significativa denominación de la "Ley Ómnibus". Se trata de una ley privatizadora de amplio espectro, mediante la cual el gobierno puede proceder a la privatización inmediata de grandes empresas públicas cuando lo estime oportuno. Con ella, el ejecutivo heleno mete en la recámara de posibles privatizaciones al grueso de los bienes públicos griegos,  a cuya venta podría proceder de forma automática, de acuerdo con las indicaciones de la Unión Europea.

 

 

    Este nuevo tsunami privatizador, emprendido por Alexis Tsipras prevé la salida al mercado  de la Compañía de aguas de Atenas y Tesalónica, de la Corporación pública de electricidad, de la industria de vehículos helena y del Metro de Atenas. Éstas empresas públicas pasarán, a partir de ahora, a un “superfondo de privatizaciones”, que tal y como su nombre indica, aglutinará a cualquier compañía pública susceptible de ser privatizada. De forma que el agua, la electricidad y el metro se agregarán  a la lista de los aeropuertos, autopistas y puertos ya presentes en ese superfondo.

 

 

       El "reformista" primer ministro Alexis Tsipras, que ha aprobado este paquete de medidas gracias al apoyo prestado por el partido derechista neoliberal ANEL, había prometido a sus electores que en ningún caso se iba a proceder a la privatización de los sectores públicos claves del país. Curiosamente, cuando hace unos años los viejos partidos griegos, Nueva Democracia y el PASOK,  avisaron acerca de la posibilidad de privatizar el agua, Tsipras los comparó con la dictadura de Pinochet.

 

 

      Durante la sesión parlamentaria que aprobó las macro privatizaciones, éstas fueron atacadas duramente en el Parlamento por los comunistas griegos del KKE,  que estimaron que el cuadro de medidas privatizadoras implementado por Syriza constituía un atentado contra los intereses de la clase trabajadora griega. El KKE se opuso en el pasado a llegar a un acuerdo de coalición con Syriza pues, según ellos, esta formación ocultaba ya desde entonces al pueblo griego cuál era su auténtico programa económico.

 

 

 

 

ENCUESTAS CATASTRÓFICAS PARA SYRIZA

 

 

       De acuerdo con una encuesta realizada en Grecia por la empresa demoscópica Electograph, la formación reformista socialdemócrata Syriza perdería casi 100 diputados si hoy se celebrarán elecciones. Según los datos aportados por la encuestadora, el resultado que arrojaría la celebración hoy de unas hipotéticas elecciones daría un giro de 180° a la composición del parlamento heleno.

 

 

 

   El año pasado, Syriza ganó las elecciones con un 35% de los votos. Sin embargo, de acuerdo con los sondeos realizados la pasada semana la estimación actual de los votos de Syriza apenas alcanza el 18%. Dicho en números institucionales: la formación socialdemócrata de Alexis Tsipras pasaría de 145 diputados a sólo 54.

 

 

 

     De confirmarse estos datos, la derecha de "Nueva Democracia", una suerte de PP a la griega, lideraría la mayoría política institucional, sumando 101 diputados más que los que logró en el 2015. Por otra parte, el partido de la derecha parafascista helena, Amanecer Dorado, ganaría seis parlamentarios más de los que ahora dispone

 

 

 

      Según la demoscópica Electograph,  el PASOK, el partido hermano del PSOE en Grecia , volvería a recuperar una cierta presencia en el escenario político griego, igualando en número de votos a los nazis de "Amanecer Dorado" .

 

 

     El Partido Comunista de Grecia (KKE) sería la quinta formación en el Parlamento griego con 22 diputados, siete más que en los  comicios de septiembre. Resultados, sin duda. todavia escasos si se tiene en cuenta que fue la unica fuerza politica que acertó en sus diagnósticos en relación con la alevosa traicion de  Syriza y  sobre la situación griega.

 

 

 

 

SYRIZA, UNA REFERENCIA POLÍTICA PARA LA  "IZQUIERDA"  ESPAÑOLA

 

 

     Syriza, la formación política en el gobierno, constituyó una suerte de "referente" ideológico para  organizaciones políticas españolas como Podemos, IU y otras. Sus líderes exhibían a Syriza como el único "camino realista" que se podía permitir la  izquierda europea.

 

 

 

     Aunque el programa político de la formación griega ya contenía las claves de su escasa disposición  a defender la independencia económica de Grecia frente a los mandatos de la Unión Europea, los partidos pertenecientes a la renovada socialdemocracia española defendían a Syriza  con el mismo fervor y entusiasmo con el que  un forofo  puede jalear a su equipo de fútbol.  Los encendidos apoyos no fueron nunca acompañados de un análisis político serio del programa de esa coalición, ni de su sinuosa trayectoria ideológica ni, tampoco, de la contradictoria composición de la coalición.

 

 

 

    Para el ex coordinador de IU, Cayo Lara, Alberto Garzón y el Secretario General de Podemos, Pablo Iglesias, Syriza se convirtió en una suerte de materialización de lo que ellos aspiraban a conseguir en el Estado español. Los tres líderes políticos se disputaban encarnizada y ridículamente la foto y el mitin junto a Alexis Tsipras. Aquellos que nos atrevíamos a apuntar  la incongruencia política del asunto éramos tratados de "sectarios", "antiguos" o "enemigos de la unidad". "Si te atreves a decir que el camino de Syriza ya lo habíamos recorrido en España con el eurocomunismo de Carrillo a principios de los 80,  los compañeros de IU te miran  como si fueras un apestado", nos comentaba  por entonces un viejo militante del PCE.

 

 

 

    Sin embargo, la ambigüedad con la que Syriza abordaba determinados temas cruciales para Grecia era evidente. En sus objetivos programáticos no se apuntaba siquiera cuál era el tipo de relación que ese país debía mantener con la Unión Europea. Ni que decir tiene que la dirigencia de la coalición dejaba aparcado el tema del papel clave que juega Grecia en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

 

 

 

      En el marco de la crisis por la que atravesaba el pueblo griego, era esencial que éste tuviera muy claro cuáles eran los retos que iba  a tener que afrontar. No obstante, de manera políticamente cobarde Syriza edulcoró ante su pueblo el duro camino que había que recorrer y afrontar, si se quería evitar que el país terminara convirtiéndose, como ha sucedido ahora, en una neocolonia bajo el mandato de  Bruselas y de la banca alemana y francesa.

 

 

 

 

      Pero no fue preciso que transcurriera mucho tiempo después del triunfo electoral para que el proyecto real  que Syriza representaba quedara vergonzosamente al descubierto. Las privatizaciones ordenadas por la Unión Europea fueron rápidamente puestas al orden del día por la nueva coalición en el poder. Los pensionistas vieron reducir vertiginosamente sus escuálidos estipendios. En unos pocos meses Syriza convirtió a Grecia en un mero retal en manos de los mercaderes de la gran banca europea.

 

 

 

       Hace sólo unas pocas fechas,  Otmar Issing, un tecnócrata  alemán  que ocupó el cargo de economista jefe del Banco Central Europeo, explicó públicamente las razones que había empujado a Bruselas para intervenir tal como lo hizo en Grecia: "El rescate financiero a Grecia, - dijo - en el año 2008, fue una decisión que tenía como finalidad realmente rescatar a los bancos franceses y alemanes, que habían prestado dinero al país heleno". Issing omitió, sin embargo, el "detalle" de decir que tales préstamos no se los hicieron al pueblo griego, sino a sus bancos, a sus especuladores y a su mafia financiera. Pero tampoco Tsipras fue capaz de explicárselo a su pueblo y ponerlo sobreaviso de que contra la penuria sólo podría caber una tenaz y dura  resistencia social.

 

 

 

 

SYRIZA, DESAPARECIDA DEL PRONTUARIO DE LA NUEVA IZQUIERDA SOCIALDEMOCRATA

 

 

 

      A partir del cataclismo del "referente político griego", nuestra izquierda ha  caído en un hermético y amnésico silencio. Ni un análisis, ni una valoración crítica o autocrítica de aquellos posicionamientos.  Tsipras y Syriza han sido simplemente  borrados del vocabulario de Pablo Iglesias y Alberto Garzón. Ni siquiera han tenido la honestidad política  de explicar cuál fue el origen de sus presuntos "errores de percepción", si alguna vez éstos llegaron a ser reconocidos. Simplemente, Syriza dejó de formar parte del prontuario de sus evocaciones cotidianas, pasando al  cajón de los recuerdos vergonzantes.

 

 

        Lo peor, en cualquier caso, es que tampoco a la izquierda de estos personajes y  partidos han sido frecuentes aportaciones teóricas  que sirvieran para desenmascarar los mecanismos que se esconden tras el fraude de unos y la estulticia de los otros, privando  así al sector más consciente de la sociedad de la rica didáctica ideológica que aportan los acontecimientos politicos cotidianos. Y la historia demuestra que sin didáctica, no hay  tampoco"salto cualitativo" que valga.

 

 

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress