Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Lunes, 6 de junio de 2016
¿Qué nos enseña el Gobierno griego sobre las propuestas socialdemócratas?

El gobierno de Tsipras impone el mayor plan de privatizaciones de toda Europa

Guardar en Mis Noticias.

Por más que se afirme que un gobierno socialdemócrata es siempre mejor, o “menos malo”, que un ejecutivo conservador la realidad revela justo lo contrario. Hoy -escribe nuestro colaborador Juan Andrés Pérez Rodríguez - el gobierno griego de Alexis Tsipras es el mejor ejemplo de ello (...).

 

       Por más que se afirme que un gobierno socialdemócrata es siempre mejor, o “menos malo”, que un ejecutivo conservador, la realidad revela justo lo contrario

 

 

  “La socialdemocracia europea es tan neoliberal como los conservadores”. Éstas no son palabras nuestras. Significativamente, se trata de la afirmación de uno de los inspiradores ideológicos de la nueva formación socialdemócrata española Podemos, el filósofo postmoderno argentino Ernesto Laclau (*).

 

 

 

     A pesar de que el propio Laclau pretendió “vender” a Syriza como una excepción a esta regla,  todos estamos siendo testigos de la actuación del ejecutivo griego y de cómo la actual fase de desarrollo del sistema capitalista no deja margen para la aplicación de las políticas neokeynesianas que, solo durante las campañas electorales, defienden las formaciones reformistas, para terminar aplicando luego la ortodoxia económica neoclásica.

 

 

 

     A la espera de que un futurible gobierno de Podemos e Izquierda Unida en España pueda arrebatarle este puesto de "privilegio", lo cierto es que hoy el gobierno de Alexis Tsipras, en Grecia, es el mejor ejemplo de ello y aventaja por la derecha a cualquier ejecutivo conservador en cuanto a la aplicación disciplinada de las políticas del recetario neoliberal.  

 

 

 

   Una vez más, el Parlamento griego ha asumido las políticas de “chantaje” del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea (CE), aprobando el enésimo  paquete de medidas antipopulares.

 

 

 

   Entre las medidas que se acaban de anunciar, destaca la eliminación gradual de la ayuda mensual para los jubilados con pensiones más bajas (Ekas). Una política  que encaja dentro de la contrarreforma de las jubilaciones aprobada a inicios de mayo y que prevé la desaparición completa de estas ayudas a partir de 2020.

 

 

 

 

       Por supuesto, las privatizaciones también están contempladas en la batería de reglas que se impondrán. Se reducen los plazos que debe cumplir el Gobierno de Tsipras  para vender el 20% del capital de la compañía estatal distribuidora de electricidad ADMIE, de cinco a cuatro meses. En una leonina disposición impuesta por Bruselas, si las acciones no se vendieran, el gobierno griego deberá aceptar sin rechistar su privatización total de la compañía de electricidad.

 

 

 

 

       Pero no quedará ahí la venta del patrimonio de los griegos. El Gobierno de Tsipras subastará 71.000 bienes de propiedad pública en lo que será el mayor plan de privatización de Europa.

 

 

 

 

      La extensa lista incluye hoteles y playas, islas y aeropuertos, ferrocarriles, sedes olímpicas, puertos, carreteras, propiedades históricas, entre otros bienes de propiedad pública. Se espera que el catálogo se amplíe en los próximos meses.

 

 

 

      El director de la agencia de privatización griega encargada de deshacerse de estos bienes, Stergios Pitsiorlas, calcula que para 2018 la liquidación de activos puede reportar 6.000 millones de euros.

 

 

 

      Una condición importantísima, si tenemos en cuenta que si antes del final de septiembre no se despacha esa parte de la empresa pública, “Grecia deberá aceptar su privatización completa”.

 

 

   

      Decir a estas alturas que el  gobierno encabezado por el socialdemócrata Tsipras se alinea nuevamente al lado de la Troika, en contra de su propio pueblo es, evidentemente, una perogrullada. El neoliberalismo económico ha entrado de lleno en la política del país.

 

     Al mismo tiempo,  en política exterior el Ejecutivo de Syriza no ha hecho otra cosa más que fortalecer sus vínculos y su papel dentro de la OTAN, comprometiéndose en acciones concertadas con el Estado terrorista de Israel, en el área mediterránea.

 

 

        A pesar de todo, no lo olvidemos, el voto de muchas personas todavía se orienta por la creencia infundada, pero impuesta por la ideología dominante,  de que cualquier gobierno socialdemócrata será siempre mejor, o “menos malo”, que otro gobierno conservador.

 

          

 

 

(*)http://www.elmundo.es/cultura/2013/11/07/527a6fb563fd3df81f8b458a.html

 

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress