Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 19 de marzo de 2018
Las Islas entre las tres comunidades con peor atención para los ancianos

CANARIAS, NO ES LUGAR PARA VIEJOS

Guardar en Mis Noticias.

Un informe realizado por la Asociación de Directores y Gerentes en Servicios Sociales indica que Canarias es la tercera comunidad con menos plazas de residencia para mayores financiadas con fondos públicos, en proporción a su población (...).

Por EUGENIO FERNÁNDEZ / CANARIAS-SEMANAL.ORG.-

 

       Canarias se encuentra entre las comunidades del Estado más "cumplidoras" con el techo de gasto impuesto por la Unión Europea y el Esjetuvo central. Este índice macroeconómico, sin embargo, no refleja las consecuencias que la austeridad neoliberal, aplicada a rajatabla por el Gobierno autonómico, acarrea a cientos de miles de canarios. Parados sin prestaciones, nuevos trabajadores pobres que deben recurrir a las instituciones de caridad al no poder afrontar sus gastos básicos con sueldos de miseria, familias desahuciadas a las que las instituciones no ofrecen ninguna alternativa habitacional... Un conjunto de colectivos sociales cada vez más numerosos entre los que cabe destacar también a los ancianos.

 

 

    En lo que respecta a este vulnerable segmento de la población isleña, el último informe realizado por la Asociación de Directores y Gerentes en Servicios Sociales a partir de los últimos datos publicados por el Imserso (de 2013) indica que Canarias es la tercera comunidad con menos plazas de residencia para mayores financiadas con fondos públicos, en proporción a su población, y la segunda con peor cobertura de servicios de teleasistencia para personas de más de 65 años.

 

 

 

 

   Las Islas cuentan tan solo con 3.766 plazas de residencia financiadas con fondos públicos, que atienden al 1,23% de los demandantes potenciales de ese servicio (306.270 habitantes con más de 65 años). Por debajo de ese indicador, solo se encuentran otras dos comunidades que suelen acompañar a Canarias en la mayoría de los rankins negativos en cuanto a indicadores sociales. Galicia, con un 0,88 %, y Murcia, con un 1,19 %, mientras que la media estatal se sitúa en el 8,46 %.

 

 

 

 

 

   El estudio revela, asimismo,  que el servicio de teleasistencia a mayores de 65 años solo llega en Canarias al 2,01 % de sus usuarios potenciales. 6.171 personas, sobre una población total por encima de esa edad de 306.270 ciudadanos). En este caso, por debajo de Canarias solo se encuentra Galicia, con una cobertura del 0,72 % y la media estatal es del 8,46 %.

 

 

 

 

   La Asociación de Directores y Gerentes en Servicios Sociales denunciaba este mismo lunes que los recortes sociales acordados en 2012 respecto a las personas mayores se han traducido en un descenso de 10.068 plazas de financiación pública en residencias y de 200.000 beneficiarios de teleasistencia en 2013.

 

 

 

   Según los últimos datos publicados por el Instituto de Mayores (Imserso) a 31 de diciembre de 2013, las plazas de financiación públicas en servicios asistenciales eran 181.656, frente a las 191.724 de 2012. Respecto al sistema de teleasistencia, el número de usuarios en 2013 era de 714.080 (910.894, en 2012) y en ayuda a domicilio había 340.960 personas atendidas (384.233, en 2012). También se ha registrado un descenso en las plazas de los centros de día públicos, de 57.178 en 2012 a 54.404 en 2013.

 

 

 

   Para la asociación de gerentes de servicios públicos, las reformas legislativas y presupuestarias aprobadas en 2012 se han traducido "en un retroceso en los cuatro servicios asistenciales" un año después, que ha afectado a 252.929 personas mayores, que dejaron de recibir esos servicios básicos.

 

 

  "Se han cerrado residencias o están sin ocupar las plazas"- denuncia el presidente de la asociación, José Manuel Ramírez, quien explica que en el sistema de financiación público "no se cubren las plazas de los mayores que se van muriendo, a no ser que estén dentro del sistema de la dependencia".

 

 

  "La financiación pública ha dejado de prestarse en servicios que no son de dependencia; hay muchos mayores que estaban siendo ayudados por los servicios sociales de las CCAA, ayuntamientos y diputaciones, y con los recortes del Estado y de esas instituciones no ha llegado esa financiación y se han cerrado centros o han dejado de ocuparse esas plazas"- explica Ramírez.

 

 

   El informe señala que las plazas residenciales de financiación pública se han reducido un 6 % y las plazas de financiación pública en centros de día en un 5 por ciento en ese periodo. El índice de ocupación de las plazas totales en centros de día es del 56 %, quedando 38.456 plazas sin ocupar.

 

 

   Según el informe realizado por esta asociación, Murcia, Canarias, Comunidad Valenciana, Baleares y Galicia, son las comunidades con peores coberturas de esos servicios para los mayores, mientras que Castilla-La Mancha y Cataluña son las que mejores.

 

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
6 Comentarios
Fecha: Miércoles, 28 de marzo de 2018 a las 20:51
Yo digo.
Que tengo derecho a vivir mi vejez tranquilo y libre, y libre ( recalco), y el imponerme la justicia una medicación sobre mi persona, de cuyo cuerpo y espíritu yo soy el único dueño, es una injerencia intolerable e inadmisible que daña los cimientos mismos de la libertad y de la naturaleza humana.
Fecha: Sábado, 24 de marzo de 2018 a las 12:23
Que se sepa.
Yo, viendo que en mi vejez iba a llevar el lastre, como lo estoy llevando, de una obligación impuesta por no sé qué artículos en contra de las libertades de las personas honradas. Entonces escribí a SSª la jueza que lleva los casos de estas personas afectadas o no de algún trastorno mental. Inserto solamente un par de párrafos para no cansar. > . No he recibido hasta ahora notificación ninguna de SSª. De todas formas ella va a cobrar lo mismo, será por eso que se aplica la ley del mínimo esfuerzo.
Fecha: Viernes, 23 de marzo de 2018 a las 11:11
El agradecido.
Como de bien nacidos es ser agradecido. Yo agradezco a CS el que me haya permitido usar su medio para exponer un asunto,el cual no interesa ni a jueces, ni a fiscales, ni a psiquiatras, ni a enfermeros-as, ni a trabajadores-as sociales, ni a terapeutas ocupacionales, ni a monitores-as...que esté en candelero mucho tiempo. Todo tapado y bien tapado.
Fecha: Jueves, 22 de marzo de 2018 a las 21:57
Mi látigo.
Señor DPJ, mi látigo verbal no es otro que el de la verdad de un hombre sufrido. Clavado en el madero de la injusticia que nace no solamente de los juzgados sino de una niña de papá y de mamá ( psiquiatra) que me llevo a los tribunales con la dañina intención de ponerme una tutela ( o sea anularme como persona y como hombre), y que en un juicio se quedó solo en la pócima de curatela para la medicación. Cuyo embrujo no pude impugnar por el hurto comentado. De la teta de la psiquiatría chupan muchos, tanto del estamento judicial como del psiquiátrico que se dan la mano. Y ¿ cuál es la teta?, pues los enfermos que no se curan nunca. Porque si los enfermos sanaran a los 15 o 20 días de tratamiento, se les viene abajo el techo que cobija a estos parásitos. Puesto que estarían de más los Centros de Salud Mental, los Hospitales Psiquiátricos...Y con un par de psiquiatras y otro par de enfermeras en la isla asunto resuelto. No les conviene que las personas sanen definitivamente, por tanto el látigo que duele es el de ellos y el de ellas.
Fecha: Jueves, 22 de marzo de 2018 a las 16:11
DPJ
El señor del comentario será un ex-labriego, pero se expresa como un látigo.
Fecha: Martes, 20 de marzo de 2018 a las 18:53
Dedicado a la justicia.
La justicia me está avasallando con el mirar burlón de las malnacidas. ¿ Quién es la justicia?, la justicia tiene nombre femenino; es una imaginaria mujer malvada que también aplica sus artículos legales donde no existe ilegalidad. Un sexagenario castigado, cómo un niño malo, a tomarse la medicación que la malvada bruja justicia le pone en la boca o le pincha en la nalga. Más allá del " trabajo" livianísimo de la psiquiatra de turno. La cual se limita conmigo a hacerme preguntas tontas, repetitivas, apuntando tonterías no sé si tergiversando mis palabras. Justificando así que se lleva el fajo de billetes merecidamente. Sin curar a nadie ( salvo excepciones que en todos los campos las hay), a lo sumo parchear o reducir algo los trastornos de los enfermos, los cuales sufren día tras día, como yo lo hice durante años. Más allá de eso, la malvada bruja justicia impone su maldad, poniéndole a un ex-labriego que sudó la camisa durante 32 años, el pesado yugo sobre su vejez del brebaje que preparó en una sentencia, la cual no pudo ser impugnada por culpa de un hurto de un hermano del ex-labriego. MAL HAGA nº2, Desde aquí la malvada bruja justicia abusa de las personas solas y sin amparo.

Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress