Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Jueves, 24 de diciembre de 2015

Resultados 20/D-2015: Gran Coalición (PP-PSOE) o nuevo proceso electoral.

Guardar en Mis Noticias.

    El pasado domingo, 20 de diciembre de 2015, tuvieron lugar las Elecciones Generales de España. En dichos comicios, las urnas arrojaron unos resultados novedosos. No cabe duda de que el multicolor ha entrado de plano en el habitáculo de la Cámara Baja, es decir, el Congreso de los Diputados de España. Tras lo expuesto, convendría señalar los hechos más sobresalientes de tan magno evento.

 

    La primera nota a destacar, incuestionablemente, se refiere a la desaparición de las instituciones del partido político UPyD, de doña Rosa Díaz; lo cual tuve la oportunidad de pronosticar hace muchos meses atrás, en un análisis político efectuado a través de una emisora de radio local.

 

    Otra nota de importancia está referida al indubitado ascenso de la formación violeta o malva, liderada por don Pablo Iglesias (PODEMOS junto a la suma de otros grupos políticos localistas); convirtiéndose con rotundidad en la tercera fuerza política del País, tras haber conseguido la suma de dicha coalición de partidos un total de sesenta y nueve escaños (69).

 

   Igualmente conviene destacar la presencia en el Congreso del partido naranja, liderado por don Albert Rivera, habiendo logrado la estimable cifra de cuarenta escaños (40).

 

    Finalmente, no por menos reconocido conviene destacar la necesidad de reformar la Ley Orgánica de Régimen Electoral General, amparada por un sistema injusto (Ley D´Hondt). Dicho sistema de reparto de escaños ha terminado noqueando a IU, liderado por don Alberto Garzón; partido político a nivel nacional que obtuvo novecientos veintitrés mil ciento treinta y tres votos (923.133), alcanzando únicamente dos escaños. Mientras, “Compromis-Podemos-És el moment” con seiscientos setenta y un mil setenta y un votos (671.071), obtenía 6 diputados; o,  por ejemplo, el grupo Coalición Canaria-PNC lograba un escaño con apenas ochenta y un mil setecientos cincuenta votos (81.750). Todo ello, por sí mismo, resulta tremendamente desproporcionado e injusto. Los números muestran la cruda realidad. Ello nos lleva, de manera inequívoca, a asegurar la existencia de un serio problema de representación. Debe afrontarse, indubitadamente, una reforma urgente e inmediata del sistema del reparto de escaños. El voto de un ciudadano debe valer lo mismo que el de cualquier otro. Por lo tanto, no puede continuar soportándose un sistema que castiga a fuerzas con presencia en todo el Estado español, mientras se premia a partidos políticos de implantación a nivel de comunidad autónoma. Es más, sólo los partidos con representación real en todo el territorio nacional deberían ser los únicos que, legítima y legalmente, pudieran presentarse a las elecciones generales al Estado. (1)

 

 

   Una vez expuesta las principales novedades surgidas de los comicios del 20 D/2015, y el problema que ocasiona un injusto sistema de reparto de escaños, hemos de pasar directamente a la cuestión del pacto electoral más idóneo y acertado, tanto para España, como para los intereses de los dos partidos mayoritarios, salvo que quieran terminar siendo sustituidos por el nuevo bipartidismo.

 

 

[Img #42402]

 

 

   Sin duda alguna, el nuevo bipartidismo tratará de rentabilizar su posición, pero esto no debe hacerles perder el norte al clásico bipartidismo. No olvidemos que cuatro años dan mucho de sí. La única opción viable de supervivencia y remontada del PP y del PSOE, en los próximos cuatro años, pasa por limar asperezas, viejas rencillas y, corrigiendo errores del pasado; unirse en una gran coalición de gobierno con un socio no necesario, pero siempre útil, que no les planteará grandes dilemas, dando una imagen de pluralidad ideológica. Es decir, aprovechar la ductilidad de Coalición Canaria- PNC. Cualquier otra opción de pactos socavaría, más pronto que tarde, indubitadamente, la estabilidad del Estado por un lado y, al mismo tiempo, terminaría debilitando por igual tanto al Partido Popular como al Partido Socialista Obrero Español.

 

      Asimismo, conviene advertir que de caer PP-PSOE en la sinuosa, tendenciosa y hábil estrategia, planteada por Albert Rivera, líder del partido naranja, que pasa por recomendar al PSOE que se abstenga –igual harán ellos- al objeto de que el candidato Rajoy pueda lograr el nombramiento de Presidente de un Gobierno en minoría, ello resultaría un grave error.

 

    En el caso de que los ideólogos del PP-PSOE no sean capaces de enmendar la situación, probablemente y contrariamente a lo que malos agoreros pronostican, en el caso de que no formen la gran coalición requerida, terminaría resultando todo lo contrario. Es decir, el hundimiento final de ambas formaciones políticas. No olvidemos que la política de gran nivel no pasa por propuestas de café, por más loables que éstas pudieren resultar en la oposición. No es lo mismo arengar o platicar a un auditorio predispuesto a escuchar lo que le agrada, que tener que regir todo un País, tanto en cuestiones de políticas internas, cuanto respecto a las relaciones externas de todo nivel.

 

 

     Por lo tanto, reitero, los dos grandes partidos (PP-PSOE), ambos venidos a menos por no haber enmendado a tiempo sus errores; en el caso de que no estén a la altura exigida por la ciudadanía española tras los resultados electorales del pasado domingo 20 de diciembre de 2015; terminarán hundiéndose ellos solos. Cuestión de tiempo. Si, por el contrario, deciden mediante la aplicación de la sapiencia requerida solventar la situación en el sentido expuesto en los párrafos ut supra; corrigiendo defectos y volviendo, en los próximos cuatro años, a recuperarse del desafecto de los votantes de ambas formaciones políticas, seguramente recuperaran el crédito electoral que ahora han prestado al nuevo bipartidismo. No olvidemos que tanto Ciudadanos como Podemos se han nutrido del descontento o desafecto de los votantes o afines del clásico bipartidismo (PP – PSOE). Lo que está aconteciendo es fruto de simple desafección ideológica, fácilmente solucionable apenas se pongan a la tarea ambas formaciones políticas (PP-PSOE). Itero, de lo contrario, muy poco me equivocaré, terminarán favoreciendo al nuevo bipartidismo naciente, regalándoles cuatro años para que se fortalezcan y, al mismo tiempo, para debilitar más aún a sus rivales (PP-PSOE).

 

 

    Por otro lado; no deben olvidar (PP – PSOE) que el tiempo y la situación (caso de Cataluña) están en contra de la gobernabilidad y estabilidad del Estado. Las responsabilidades de gobernar un Estado-nación cual España, pasan por entregas y sacrificios máximos a los que los miembros de ambas fuerzas políticas (PP-PSOE) han de estar preparados de manera totalmente abnegada. Caso contrario, probablemente la solución pasaría por afrontar un nuevo proceso electoral.

 

 

   Conclusión. La situación surgida de las urnas demanda, inexorablemente, una gran coalición formada por los dos grandes partidos, tal como se ha expuesto anteriormente; en las actuales condiciones. Cualquier otro tipo de pactos estaría abocado, presuntamente, a un previsible fracaso Tal aconteció en su día con la ruptura del pacto PSOE/IU, en la Junta de Andalucía. No llegando a los tres años Susana Díaz (PSOE), se vio obligada a adelantar  las elecciones al 22 de marzo de 2015.

 

 

(*) Juan Francisco Ramírez (Analista Político e Investigador).

 

  1. http://resultadosgenerales2015.interior.es/congreso/#/ES201512-CON-ES/ES

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
Fecha: Viernes, 25 de diciembre de 2015 a las 15:35
Johnny
Como la clase política española siga jugando al "tú más"; el Estado español termina hundiéndosé cómo le ocurrió al Titanic, y todos náufragos. ¡sálvese quien pueda! Joooojo llegó la Navidad y con ella Santa Claus cromo USA, pa rescata a los spanish people.
Fecha: Jueves, 24 de diciembre de 2015 a las 19:24
Ofelia
Pablo quiero un hijo tuyo... no puedo esperar al Mes de Mayo.
Fecha: Jueves, 24 de diciembre de 2015 a las 19:20
Venancio
... ¿ una gran coalición PP-PSOE ?... No fumo, gracias.

Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress