Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 1 de marzo de 2016
Expertos de la Universidad de La Laguna advierten de una amenaza inminente e ignorada:

"CANARIAS NO ESTÁ PREPARADA PARA LOS EFECTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO"

Guardar en Mis Noticias.

Canarias no se está preparando para los efectos más graves que, con toda probabilidad, provocará el cambio climático en las islas: lluvias y sequías más intensas, olas de calor u oleajes con más potencialidad de causar daños (...).

 

   Por EUGENIO FERNÁNDEZ / CANARIAS-SEMANAL.ORG.-

 

 

    Canarias no se está preparando para los efectos más graves que, con toda probabilidad, provocará el cambio climático en las islas: lluvias y sequías más intensas, olas de calor u oleajes con más potencialidad de causar daños por la elevación del nivel del mar…

 

 

   Esta es una de las advertencias que realizaba la pasada semana un grupo de profesores de la Universidad de la Laguna que estudia las maneras de anticiparse y paliar las consecuencias de un fenómeno que muy pocos científicos se atreven ya a cuestionar. El incremento de la temperatura global del planeta que acarrea el derretimiento parcial del hielo en los polos y la reproducción cada vez más frecuente de fenómenos meteorológicos extremos.

 

 

LAS CONSECUENCIAS DE UN PROCESO URBANIZADOR CAÓTICO Y ESPECULADOR

 

  En relación a la falta de previsión por parte de las autoridades en Canarias, Jaime Díaz Pacheco, uno de los investigadores de la cátedra de Reducción de Riesgos de Desastres de la ULL,  sostiene que “es necesario conectar el desarrollo urbano con los riesgos naturales".

 

   "Algo -apunta- que no se está haciendo en Canarias, ya que cuando se redactan los planes del territorio, los estudios de riesgo son recomendaciones, pero no son vinculantes, por lo que, por sí mismos no pueden impedir que el proceso urbanizador se extienda hacia zonas donde no sería conveniente hacerlo".

 

 

    “Entiendo que no podemos cambiar para otro sitio una ciudad o un barrio ya construido, aunque eso se ha hecho en Japón y Francia, pero sí tenemos que evitar repetir los errores de construir en barrancos”- añade Díaz, especializado en sistemas de información geográfica y evolución de las ciudades.

 

 

   Su compañero en la citada cátedra Sara Cabello, geógrafa  especializada en Protección Civil y Gestión de Emergencias, insiste en la necesidad “de  planificar, estar preparados, e implicar a la población en la prevención de estos riesgos”.

 

    “Los riesgos a los que nos exponemos -añade Abel López,  experto en Planificación y Gestión de Riesgos Naturalesno solo son climáticos, sino geológicos-geomorfológicos, y antropogénicos, como los clasifica la ONU”.

 

   López, que investiga fenómenos como los deslizamientos de tierra,  concluye que hay núcleos urbanos en Canarias que “no debieran haberse construido en zonas con ese riesgo potencial".

 

   Los profesores de la Universidad de La Laguna recuerdan que el Archipiélago es uno de los territorios con mayor densidad de Europa, con un relieve muy accidentado, y donde se registran lluvias torrenciales con más frecuencia de lo que parece, a lo que hay que unir que se urbanizaron sin ton ni son barrancos.

 

   Consideran, por ello, que la reforma legislativa sobre ordenación del territorio que tiene previsto acometer el Parlamento canario debería introducir como vinculante el factor de reducción de riesgos como los descritos.

 

 

   “En los casos de nuevas construcciones, esto tiene que tenerse muy claro, pues ya hay normas, leyes, directivas europeas, que ya tienen en cuenta el calentamiento global”- apunta Dorta.

 

MÁS LLUVIAS TORRENCIALES Y OLAS DE CALOR SAHARARIANAS

 

    El investigador advierte, igualmente, que el calentamiento del agua marina en el entorno de Canarias aumentará el riesgo de precipitaciones intensas, mientras que el calentamiento del Sahara hará que las olas de calor saharianas “cada vez sean más intensas y provocará incendios forestales”.

 

    En cuanto al aumento del nivel del mar - asegura -incluso en los pronósticos menos graves, con alturas inferiores a un metro, hará que los temporales marinos generen más daño que ahora a nuestras costas, sobre todo en mareas altas”.

 

EL TURISMO AMENAZADO

 

  Los profesores de la ULL, finalmente, recuerdan la importancia que el litoral tiene para la economía canaria y como ésta se podría ver afectada de manera dramática.

 

  “Las infraestructuras públicas –señalan -  ya debiera preverse esta elevación del nivel del mar”.

 

  Los  investigadores de la ULL coinciden en señalar como uno de las principales  amenaza para Canarias las inundaciones por lluvias, que históricamente han causado cientos de muertos, aunque sin olvidar las olas de calor, sobre las que no hay estadísticas de víctimas pero quizá podrían haber provocado incluso más fallecimientos.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress