Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Martes, 27 de octubre de 2015
Sobre la privatización de la Organización Mundial de la Salud

La salud humana, una lucrativa mercancía capitalista

Guardar en Mis Noticias.

    Por JUAN ANDRÉZ PÉREZ RODRÍGUEZ / CANARIAS-SEMANAL.COM.- la internacionalización y generalización de las relaciones mercantiles, que conducen a la instrumentalización de las relaciones humanas, la salud de las personas se ha convertido en una de las mercancías más rentables de la producción, por la vía del derecho de patente que beneficia a las farmacéuticas.

 

 

 

    A esto se ha referido, desde su perspectiva, el doctor y filósofo colombiano Germán Velásquez, quien trabajó durante más de 20 años para la Organización Mundial de la Salud (OMS), en una entrevista concedida al diario Público el pasado domingo. Para el también economista, esta organización de Naciones Unidas se ha terminado "privatizado".

 

 

    Para entender sus palabras es preciso conocer que ya en 2011 Velásquez había señalado   que el presupuesto de la OMS, que debe provenir de los estados miembros, representa solo el 20% del total necesario, que se completa con donaciones como las que “aporta” Bill Gates.

 

 

    En ese sentido, Velásquez sostiene que después de 25 años de trabajo en esa organización ha llegado a la conclusión de que “la solución no puede venir de la ONU —donde hay una superficialidad brutal y poca elaboración a nivel conceptual— ni de los gobiernos, porque son miopes y buscan soluciones a corto plazo a pesar de que en salud pública no se pueden hacer milagros en dos o tres años”.

 

   Con la experiencia de haber trabajado para las farmacéuticas como directivo –en Asia y Europa- el doctor colombiano describe la lógica capitalista que se ha terminado por imponer de los medicamentos. La fórmula consiste básicamente en investigar con fondos públicos o privados, patentarlo todo y vender los fármacos a un precio altísimo que impide el acceso a los mismos a millones de personas.

 

    De sus declaraciones se deduce que si las farmacéuticas no gozaran de la prerrogativa de tener los medicamentos secuestrados bajo una patente durante 20 años, no podrían imponer el precio que quieren, y mucho menos sin relación con el costo de producción.

 

   La realidad es que  tienen esa ventaja que les permite imponer esos precios arbitrarios como en el caso de la Hepatitis C. Así  quien desarrolla el medicamento contra la enfermedad hepática vende en EEUU por 82.000 dólares las  12 semanas que requiere el tratamiento por paciente.

 

   Según Velásquez, el director general de la empresa justificó ese precio a partir de lo que costaría un trasplante de ser necesario si la evolución de la enfermedad lo requiriera. Es decir, nada que ver con los costos de producción del producto en venta.

 

    En ese sentido, denunció que los Estados no hacen nada por ejercer el derecho que  tienen, como miembros de la Organización Mundial de Comercio, de retirar las patentes y producir más barato el fármaco. Sencillamente –afirma- porque pesan  mucho las presiones de las farmacéuticas y las coacciones directas del Gobierno de EEUU para que no se hagan licencias obligatorias a sus firmas privadas. Como ejemplo de ello citó, precisamente, el caso del Estado español con la Hepatitis C.

 

    Para Germán Velásquez la cuestión es: ¿de qué sirve innovar en medicamentos si la gente no puede acceder a ellos?

 

   Para el doctor colombiano hace tiempo que “la industria farmacéutica dejó de hacer medicamentos para curar”.

 

   “Hoy -confirma- el 80% de los medicamentos que hay en el mercado son para tratar. Los fármacos contra el sida, para la hipertensión, la diabetes o contra enfermedades cardiovasculares deben tomarse toda la vida".

 

    “Si sacamos un medicamento contra el cáncer de mama, en vez de un tratamiento, estaremos matando el negocio porque al cabo de un tiempo perderemos un cliente. El Estado tendría que exigir que los medicamentos nuevos curen o prevengan”- opina Velásquez.

 

     Sin embargo, para ser realistas, en el marco del sistema capitalista lo que realmente queda por saber es ¿cuándo comenzarán cotizar en bolsa los medicamentos?

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
Fecha: Viernes, 30 de octubre de 2015 a las 20:42
gustavo
sobre la verdad del cambio climatico...
http://nomoriridiota.blogspot.com.es/2015/10/sobre-la-mentira-del-cambio-climatico-y.html
Fecha: Viernes, 30 de octubre de 2015 a las 10:45
Trajano
Los laboratorios farmacéuticos son un bien esencial para los estados; por eso deben estar en manos, inexcusablemente, de los estados, pues no cabe duda que junto al sistema médico sanitario conforman parte, de manera exclusiva y excluyente, de los bienes públicos esenciales, siendo inalienables, inembargables e imprescriptibles. Las cuestiones relacionadas con la salud de los pueblos, repito, son parte indivisible, indisputablemente, de un Estado. Otra cuestión es que los gobiernos de manera anómala consientan lo opuesto. De ahí, la importancia del voto.
Fecha: Martes, 27 de octubre de 2015 a las 18:38
Mercurio
Mientras los padres de la familia (los gobiernos), toleren que los hermanos más poderosos (corporatocraticos) dominen a los más débiles (pueblos), no habrá equidad entre los hijos. Es decir, el mundo está en las manos de los poderosos; de ahí el refrán, "El pez grande se come al chico" Llegados a esta punto, cabría preguntarnos ¿Para qué tener gobiernos?

Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress