Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 10 de septiembre de 2015
Dice Paul Kelley, un investigador del Instituto del Sueño y Neurociencia de la Universidad de Oxford

"LOS ACTUALES HORARIOS LABORALES SON UN ATENTADO CONTRA LA SALUD DE LOS TRABAJADORES"

Guardar en Mis Noticias.

     REDACCION .- Según informó este miércoles el periódico británico The Telegraph, Paul Kelley, un investigador del Instituto del Sueño y Neurociencia Circadiana de la Universidad de Oxford, forzar a los asalariados a iniciar su jornada laboral antes de las 10:00 de la mañana no puede sino ser interpretado como  "una tortura". Ese horario supone además una "grave amenaza" para la seguridad, pues provoca  que   los trabajadores produzca mucho menos, estén agotados y estresados y se enfermen con mayor facilidad, declaró el neurocientífico en el Festival Británico de Ciencias,  


 

 

         El académico de Oxford sostuvo en el marco del encuentro mencionado que el horario laboral de las personas debe ajustarse a su reloj interno, en función de factores tales como la edad. Indicó que el tradicional jornada laboral de 9:00 a 15:00 "tiene altos riesgos para la salud de los trabajadores" . Kelley enfatizó en la necesidad de un gran cambio social con el objetivo de mover los tiempos de trabajo adaptádolos al  "reloj biológico natural" de los seres humanos.


 

 

        Fundamentándose en los estudios existentes sobre reloj biológico interno de los seres humanos, Kelley mantiene que los niños de 10 años deberían comenzar la escuela a las 8:30, mientras que aquellos de 16 años, a las 10:00 am. En lo que respecta a los estudiantes universitarios, la hora óptima para comenzar las clases es a las 11:00. El académico sostiene que a partir de los 55, se vuelve a tener el mismo periodo de sueño que con 10 años. Según Kelley, el simple hecho de adaptar el inicio de las clases de manera correspondiente a la edad, mejoraría las calificaciones de los estudiantes en un 10%.

 

 

       Diversos estudios han demostrado que la privación de sueño tiene un gran impacto sobre la salud y está directamente relacionado con enfermedades como diabetes, depresión, obesidad y deficiencias en el sistema inmunológico. "Este es un problema social enorme (…) el hígado y el corazón tienen patrones diferentes y se les está pidiendo cambiarlos en dos o tres horas. Se trata problema de carácter internacional. "Nuestra sociedad adolece de falta de sueño", aseveró el académico de Oxford

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress