Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Lunes, 24 de agosto de 2015
La información digital al servicio del control social

El lado oscuro de los "entretenidos" juegos de Windows

Guardar en Mis Noticias.

[Img #40071] 

 

   Por JUAN ANDRÉS PÉREZ RODRÍGUEZ / CANARIAS-SEMANAL.ORG.-     El Solitario, Carta blanca o el Buscaminas, juegos aparentemente inofensivos del sistema operativo de Microsoft Windows que seguramente usted conoce, y que permiten frente al ordenador largas jornadas de "aniquilación de tiempo", no son en realidad simples y gratuitos entretenimientos tal y como parece.

 

 

   Según publica el portal Mental Floss, estos juegos no fueron inventados para el entretenimiento.

 

 

    El juego más 'antiguo' de los tres, el Solitario, que era parte de la versión de Windows 3.0 de 1990, fue creado para enseñar gradualmente a usar el ratón, según señala el medio.  Se suponía que el juego enseñaría a toda una generación de usuarios, que estaban acostumbrados a introducir una serie de comandos de texto, a usar el novedoso elemento de computador.

 

 

 

   El siguiente en salir, fue el rompecabezas lógico Buscaminas, que apareció dos años después en la versión Windows 3.1 de 1992.  Esta vez la promesa era también que contribuiría a mejorar la velocidad y la precisión en el manejo del ratón.  Esencialmente para familiarizar a los usuarios con el clic de botón derecho y el izquierdo.

 

 

 

   Con el mismo sistema operativo saltó a la palestra otro juego de Windows.  Este fue el Corazones, donde se aplicó la entonces nueva tecnología de Windows, NetDDE, que permite comunicarse con otros usuarios en una misma red local.  No era más, destaca Mental Floss, que una manera de interesar a la gente en las capacidades de la conexión en red.

 

 

   Más tarde, y con el propio Windows 3.1 pero como parte de Microsoft Entertainment Pack Volumen 2, se incluía el paquete de Win32s, que permitía a las aplicaciones de 32 bits ejecutarse en el Windows 3.1 de 16 bits.  Si el paquete se instalaba incorrectamente, el Carta Blanca no se iniciaba.  Con lo cual, lo que parecía ser un juego sencillo, en realidad era una prueba para activar una cuenta oculta.

 

 

 

   Los fines con que estas cuentas fueron creadas, bajo el supuesto declarado de permitir el desarrollo de las habilidades que tienen que ver con el uso del ratón y la motivación de los usuarios de Windows, no se conocían bien.

 

 

 

   Sin embargo, con lo que Mental Floss revela, resultan evidentes unas relaciones que las denuncias de personas como el ex empleado de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden dejaron de parecer conspiranoicas: la relación de las grandes empresas como Microsoft y el Estado norteamericano.

 

 

   No olvidemos que Microsoft resultó ser la compañía más señalada en los informes filtrados por el ex agente de los servicios de inteligencia estadounidenses Snowden.

 

 

   Como se dio a conocer en su día, la multinacional norteamericana fue clave para el funcionamiento del sistema de espionaje PRISM, un recolector de información en Internet [1].

 

 

   Por medio de Microsoft la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) poseía el control de todos los correos de Hotmail y Outlook antes de ser guardados en los servidores de manera segura usando claves de acceso (encriptación).

 

 

   Incluso cuando de correos Outlook.com cambió la forma de encriptación, la empresa de Bill Gates permitió que los servicios de espionaje burlaran la nueva forma de encriptación y volvieran a tener el control de los mensajes.

 

 

   Lo mismo ocurrió con el FBI cuando Microsoft le proporcionó a esa entidad el acceso a los archivos guardados en Skydrive.

 

 

   Si recordamos, el caso es similar al que relacionó a su homóloga IBM con el nazifascismo alemán del holocausto.

 

 

 

   A propósito, piense por un momento en estos otros señuelos similares que, como "regalos", se nos ofrecen para nuestro beneficio: Las tarjetas de fidelización gratuita de las grandes superficies comerciales, las gasolineras o las líneas aéreas.  Piense en las "tarjetas de puntos", donde el cliente va sumándolos para poder canjearlos posteriormente por productos.

 

 

 

   Independientemente de ser unas alianzas entre firmas para ofrecer combos de productos, saltándose sin problemas la normativa relativa a la protección de datos personales, lo más preocupante es el cúmulo de información que vamos proporcionando sobre nuestros hábitos de consumo, y los perfiles individuales y sociales que pueden elaborar, con fines no comerciales, las instituciones gubernamentales para labores de control social.

 

 

 

   Porque cuando se nos dice que todas estas herramientas son "para aprender del feedback" y para vender más y mejor, traduciendo esos datos de navegación y de compra en cualidades que les ayudan a conocer mejor al cliente, su comportamiento y su demanda; de lo que se trata en realidad es de comprobar la efectividad del "ametrallamiento publicitario" para afinar el mensaje que desencadena las compras compulsivas y crea las necesidades para nuevos consumos.

 

 

 

   En cambio, el espionaje que permiten las nuevas tecnologías de la información es también un ejercicio de poder político.

 

 

 

      Si se tiene el acceso y el manejo de la información, igual que se conoce que hacer para "vender más y mejor", se puede saber qué hacer contra el enemigo para su control.  Se trata de la mejor manera de ejercer el poder por consentimiento, sin consciencia del dominado, que es el modo más efectivo.  Para eso trabajan al servicio del poder sociólogos, psicólogos y psiquiatras…

 

 

 

     [1] PRISM, que surge a raíz del "Protect America" Act de 2007, es una legislación que permite interceptar comunicaciones de objetivos sospechosos en el extranjero.  Teóricamente solo se utilizaría para recabar información sobre posibles terroristas o sospechosos "extranjeros" que representen una amenaza para los Estados Unidos.

 

Podían manejar la información contenida en los servidores de 9 compañías tecnológicas entre ellas por su puesto Microsoft.  La relación de compañías al servicio de Washington son Yahoo, Google, Facebook, AOL, Skype, Youtube, PalTalk y Apple.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress