Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Domingo, 7 de diciembre de 2014

Cuidado con la derecha demócrata

Guardar en Mis Noticias.

    No sabemos si es por su simpleza o su complejidad, a veces nos resulta difícil entender [Img #34001]las acciones políticas de los Partidos en Estados Unidos.

 

 

     Los Presidentes estadounidenses, una vez electos no gobiernan a nombre de su Partido, aunque esto no les niega el derecho de hacerlo de acuerdo a las ideas expresadas durante sus campañas políticas, porque precisamente y en gran medida, los votantes les dan su voto en la creencia que esas promesas serán cumplidas.

 

 

     El Presidente Obama ha fustigado la política internacional intervencionista de Estados Unidos, aunque en la práctica no ha podido implementar acciones consecuentes; promovió un Seguro de Salud para todos, aunque muy imperfecto, porque su propuesta original de un "pagador único" fue rechazada; otorgó un perdón a quienes perdieron sus casas personales (no las de inversión) eximiéndolos de pagar impuestos por la cancelación de las deudas bancarias*; recientemente emitió la orden presidencial para impedir que deporten a cinco millones de indocumentados y de palabras ha fustigado a Wall Street.

 

 

     Pero a la hora de actuar, Wall Street ha obtenido beneficios indebidos, ha sido un contribuidor importante a las campañas presidenciales demócrata y ha contado con adeptos de primera línea en las funciones de gobierno.  Otro tanto ha sucedido con poderosas corporaciones, aun cuando el capitalismo no se define por la famosa esquina de Manhattan.

 

 

     La Administración de Obama planea nombrar, como oficial de primer rango al Tesoro a Antonio Weiss, quien en calidad de jefe de adquisiciones y fusión de empresas de Lazard, orquestó lo que se conoce como "corporate inversion", algo así como "transmutación corporativa".  Este procedimiento traslada los puestos de mando corporativos a otros países y de esa manera evaden los impuestos nacionales.

 

 

     Algunos ven contradicciones en las actitudes del Presidente cuando por un lado defiende que las redes de internet sean consideradas compañías públicas y tiene el valor de emitir una orden presidencial para evitar la deportación de cinco millones de indocumentados, y al propio tiempo hace grandes concesiones a la banca y las finanzas.

 

 

    Pienso que este es el juego que mejor ejemplifica la identidad de los dos Partidos gobernantes, el Demócrata y el Republicano, los cuales se han petrificado en el tiempo y están derivando de ser los grandes promotores de un sistema político que permitió avanzar a la economía capitalista en proceso de desarrollo del Siglo XVII, en lápidas de cementerio.

 

 

 

     Parecería ser que sin esas fuerzas no alcanzarían el dinero que mueve las elecciones de un sistema electoral organizado para operar de esa manera, olvidando que las nuevas herramientas brindadas por la tecnología, combinando donaciones provenientes de sectores marginados de Wall Street con un bombardeo constante a través de las redes, pueden eventualmente estimular el voto mayoritario de los 50 estados.  Especialmente si consideramos que las personas más que simpatizantes de los Partidos tradicionales, cada día demandan con mayor fuerza soluciones públicas y regulaciones racionales para el sector empresarial que ellos hacen posible con su trabajo.

 

 

 

     Hay que observar de cerca estos movimientos pendulares que no se asemejan a los tiempos donde ambos partidos han promovido políticas parecidas u otras donde han existido marcadas diferencias en sus objetivos.  No sabemos si las nuevas tendencias de crear políticas inconsistentes con la tradición y las realidades, conducirá a dificultar el camino evolutivo que el desarrollo de la nueva economía en ciernes promete o si servirá para diluir en su propia caducidad a los dos Partidos del Poder.

 

 

 

    Elizabeth Warren, Senadora del Partido Demócrata por Massachussets, comentaba lo siguiente: " Empezando por Robert Rubin, quien fuera el CEO de Citigroup, tres de los últimos cuatro Secretarios del Tesoro durante administraciones demócratas, han recibido altos beneficios salariales y otros ingresos de Citigroup antes de servir en el Tesoro o después.  Al cuarto también le fue ofrecido un beneficio semejante pero declinó la oferta.  Directores del National Economic Council and Office Management and Budget, también han obtenido millones de Citigroup".

 

 

 

   Los principales cargos del Tesoro y oficiales financieros provienen de Wall Street.

 

 

   Estamos seguros que muchos republicanos se sonrojan cuando ven estas cosas.

 

 

   Así lo veo y así lo digo.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Domingo, 4 de enero de 2015 a las 01:23
Jorge
La izquierdona caviar pijaprogre y burguesoide sigue con su defensa del arma del capitalismo para el dumping social, la inmigración masiva(legal o ilegal).

Por algo en el referendum para endurecer la entrada de inmigrantes celebrado hace poco en SUiza, las patronales votaron al NO endurecimiento,¿y te extrañas de que Obama no expulse inmigración? si precisamente es lo que beneficia a esos capitalistas que nombras...¡Qué gente! estos pijos de izquierda.

Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress