Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 9 de julio de 2014
Hipótesis alternativas sobre el nacimiento del homo sapiens

Qué factor empujó la evolución humana: ¿el agua o el fuego?

Guardar en Mis Noticias.

 

        La biología evolucionista estima que hace unos 1,8 millones de años el antecesor de los humanos actuales desarrolló un cerebro más grande, un menor aparato digestivo y la capacidad de caminar de forma bípeda. La cuestión es, ¿por qué sucedió esto?
[Img #29641]

 

 

         Aquella transformación resultó muy exitosa: los humanos desarrollaron la capacidad de utilizar herramientas básicas y cazar.   La carne ofrecía más calorías que las plantas, y esto permitió a la especie humana crecer y expandirse en nuevas áreas.

 

 

 

        El primatólogo británico Richard Wrangham desafió esta teoría con el argumento de que el aparato digestivo de nuestros antecesores no era capaz de digerir la carne cruda. Sus datos muestran que los humanos empezaron a cocinar con ayuda del fuego hace los mismos 1,8 millones años. Opina que por eso logramos abandonar los árboles y nos convertimos en cazadores.

 

 

 

      El paleontólogo gibraltareño Clive Finlayson presentó otra hipótesis más sobre la evolución de nuestra especie. Asegura que durante el período de los cambios climáticos en la Tierra las sequías destrozaban los bosques húmedos donde vivían nuestros antecesores.

 

 

 

       La situación de inestabilidad provocó la necesidad de 'seguir las lluvias'. "El 'homo sapiens' fue una respuesta evolucionaria contra el riesgo de la escasez de agua", opina Finlayson. Para escapar de las áreas secas o frías y trasladarse a las regiones templadas —que iban cambiando constantemente por esos cambios climáticos— los humanos necesitaron moverse más rápidamente con piernas más largas y un cuerpo más ágil y ligero.

 

 

 

        El científico da un ejemplo de un comportamiento semejante en un pueblo martu en los desiertos del oeste de Australia. Los miembros de la tribu detectan lluvias a larga distancia y se trasladan allí. Después de consumir el agua pluvial —que también se evapora rápidamente— los martu se trasladan a otro lugar donde haya agua.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress