Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Lunes, 6 de febrero de 2012

Rabia Occidente, rabian sus servidores

Guardar en Mis Noticias.

[Img #4474]    ¿Y ahora qué? preguntan con despecho, tras el veto ruso y chino en la cuestión siria, los "civilizados" que arrojan toneladas de bombas contra pueblos indefensos. Francia anuncia que seguirá ayudando a los "inexistentes" grupos armados sirios, las embajadas de Rusia en Líbano y Libia son atacadas, el presidente georgiano, Mijail Saakashvili dice que Moscú impide cualquier tipo de apoyo a los "movimientos democráticos" y añade que Turquía- país que causó el genocidio armenio- se ha convertido en un modelo para los "revolucionarios". Rabia Occidente, rabian sus siervos.

    La "primavera árabe" ha sido utilizada para eliminar - partiendo de descontentos sociales en unos casos, y en otros ni eso- todo vestigio de resistencia imperialista en la zona del norte de África y Oriente Medio, incluso sacrificando amigos molestos ya no necesarios (Ben Alí o Mubarak) pero conservando monarquías feudales intocables como Arabia Saudita, que ha salido reforzada.

   Lo ha dicho la embajadora estadounidense en la ONU, Susan Rice: "EEUU está molesto porque dos miembros de miembros de este Consejo nos impiden el cumplimiento de nuestro único propósito". Su propósito lo sabemos todos: Implementar una estrategia de guerra continuada, asesinar pueblos, destruir sus sociedades. Es la única opción que tiene Washington para prolongar su hegemonía.

    En el colmo de la hipocresía, Rice califica al veto de "imperdonable" cuando su país es de los que más veces lo utiliza. Rusia sobre todo, y China tienen un rol que desempeñar en la región y han chocado con los intereses más reaccionarios, más imperialistas (si es que hay grados) y más fascistas. Que sepamos, esos dos países no amenazan a nadie con guerras, ninguno impone condiciones mediante la fuerza bruta en sus relaciones con otros pueblos. Es obvio que el pasado socialista, aún imprime carácter.

    Así lo han debido entender también los países de ALBA, que en el comunicado de clausura de la XI cumbre de Caracas, se pronuncia sobre Siria de esta manera: "Los países miembros del ALBA condenan los actos de violencia armada que grupos irregulares apoyados por potencias extranjeras han desatado contra el pueblo sirio". ¿Será que Venezuela, Cuba o Bolivia-entre otros- también son imperialistas como Rusia y China y no nos hemos enterado?
 


(*) J.M. Álvarez
es analista político y colaborador de Canarias-semanal.com.


http://jmalvarezblog.blogspot.com/



Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress