Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 30 de octubre de 2013
Otra vez sobre la doble moneda y la doble tasa de cambio

Cuba: La profundización del Modelo Económico (III). Dialogando con Manuel David Orrio (1)

Guardar en Mis Noticias.

[Img #22709]   Varios han sido los "diálogos" sostenidos con el amigo y compañero Manuel David Orrio en un abanico de temas que van desde la prensa (2), pasando por las regulaciones aduanales (3), hasta determinados aspectos de la economía cubana (4).



   Aprovechando que en el diario Granma apareció la Nota Oficial del Gobierno cubano, anunciando la decisión de establecer un "Cronograma" con vistas a la unificación monetaria, volvemos a la carga y al "diálogo" con el amigo Orrio.



   Orestes Martí (OM): Estimado Manuel David; como ya conoces se acaba de anunciar que durante la última reunión del Consejo de Ministros fue tratado el tema de la doble moneda y que producto de ello surgió un "Cronograma" de trabajo para que una única moneda circule en el país (el CUP o peso cubano tradicional) ¿Qué opinión te merece la decisión y en que grado da respuesta a las "visiones" que expusimos en nuestros trabajos anteriores, incluyendo el tema de la doble tasa de cambio?



   Manuel David Orrio (MDO): A grosso modo, respuesta positiva a nuestras “visiones” y ¡por fin! el inicio de un muy retrasado y necesario proceso, que a estas alturas debió ser “agua pasada”. Recuérdese que el hoy ex - presidente del Banco Central de Cuba, Francisco Soberón, abogó desde el 2000 por las unificaciones monetaria y cambiaria, sin dejar de alertar sobre la complejidad de su realización (Manuel David Orrio: “Desdolarización” de Cuba: más vale tarde que nunca, dice Shangó).



    Por su parte, Roberto G. Peralo, de La Joven Cuba, reseñó un artículo de ¡1997!, en el cual un economista revolucionario de la talla de Alfredo González “proponía la creación de un mercado cambiario empresarial, permitiendo que las diferentes entidades tuvieran la misma posibilidad de las personas de intercambiar las monedas. Estaba a favor de una tasa de cambio facilitadora de que los pequeños productores, necesitados de divisa, pudieran comprarla a empresas que necesitan moneda nacional para su consumo interno. Llegado a este punto, se regularía por la oferta y la demanda” (El cambio de moneda, ya es noticia)



   Desde mi punto de vista, la decisión gubernamental representa el triunfo del INTERÉS NACIONAL sobre aquellos intereses sectoriales, para los cuales sostener las dualidades monetaria y cambiaria es una injusta ventaja comparativa y, por decirlo de algún modo, extraeconómica.



    Dato interesante: el Lineamiento No. 55 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, aprobado por el VI Congreso del PCC plantea: "Se avanzará hacia la unificación monetaria, teniendo en cuenta la productividad del trabajo y la efectividad de los mecanismos distributivos y redistributivos. Por su complejidad, este proceso exigirá una rigurosa preparación y ejecución, tanto en el plano objetivo como subjetivo".


   Sin embargo, economistas como Juan Triana Cordoví opinan como yo acerca de ese Lineamiento. Triana “considera conveniente no hacer depender el arreglo cambiario de mejoras en productividad y eficiencia, en tanto las propias distorsiones cambiarias son parte de las causas, no sólo de las causas de la baja productividad y eficiencia sino también, de las fallas en su medición” (Peralo, en El cambio de moneda, ya es noticia).


   Desde la aprobación de los Lineamientos, de ése en particular, hasta este momento, no se han producido en Cuba avances significativos en “la productividad del trabajo y la efectividad de los mecanismos distributivos y redistributivos”. Por ende, todo parece indicar un cambio de visión. Ahora, se aceptaría como causa lo que antes se proclamaba como efecto.



   OM: Parece que muchas personas no comprendieron adecuadamente el significado del anuncio; incluso algunas hablaban de "cambio de moneda" ¿Cómo consideras que han recibido la noticia los diversos estamentos de la sociedad cubana, incluyendo los economistas que han mantenido la urgente necesidad de eliminar tanto la doble circulación como la doble tasa de cambio?



 
   MDO:
Buenos ojos en general, por cultura económica o instinto popular. Se exceptúan honestos escépticos, y algunos “catastrofistas” asociados a la propaganda contra Cuba. Los últimos ya comenzaron a sobredimensionar las pérdidas o desajustes ocasionales que pudieran producirse a consecuencia de un proceso que, como siempre ocurre en Economía, tiene costos y beneficios.


   Por ejemplo, reporta EFE que “…expertos estadounidenses advirtieron esta semana de que la eliminación de la doble moneda en Cuba puede disparar la inflación y provocar una ‘dislocación’ económica con perjuicio para la población, según Jaime Suchlicki, director del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (ICCAS), de la Universidad de Miami (UM) (La unificación monetaria en Cuba: la reforma más compleja de Raúl Castro).


  
   Dichos ¿expertos? aprovechan la ignorancia de la población en estos temas, así como el descuido o ¿censura, autocensura? de la prensa de alcance para el cubano de a pie. Culpable, ésta, por no haber publicado opiniones contrapuestas de reconocidos economistas criollos, bien visibles en Internet, o por no haber promovido debates públicos entre partidarios o no de las unificaciones. Además, y por ahora sucede, por no instruir en profundidad sobre este proceso. No excluyo que en tal o cual medio sí se haya hecho o se haga. Pero no en los más importantes.



    OM: Al mismo tiempo del establecimiento del "Cronograma", se anuncia la introducción de una experiencia mediante la cual se podrá acceder con el CUP (al cambio actual de 25 x 1) a los productos que se comercializan en CUC ¿Qué opinas de ello? ¿Que efectos pudiera esto tener tanto en la masa monetaria que circula en CUP, como en el IPC (índice de precios al consumidor)?



   MDO:
¿Se anuncia una “experiencia” para demostrar una verdad de Perogrullo? A mi juicio, al menos para las personas naturales, es posible, DESDE YA, decretar la realización en pesos no convertibles (CUP) de TODAS sus transacciones, excepto aquellas en las cuales se involucren DIVISAS REALES. Por ejemplo, tener una cuenta bancaria en esas monedas. No es necesario pasar del 5to. capítulo del primer tomo de El Capital para comprender las funciones del dinero y de cómo ambos signos de valor (CUC-CUP) pueden convertirse en uno sin tocar la magnitud de ese valor, real o impuesta, expresada en los precios establecidos de bienes y servicios, sean éstos los que sean.


   Actuar en esa dirección puede implicar la emisión de más billetes de la mayor denominación (50-100), o de valor superior a los circulantes, como el de 1000. Asimismo, se puede generalizar el uso de tarjetas de débito o de crédito, justo para disminuir el impacto inflacionario que pudiera tener esa mayor masa monetaria. Se debe y se puede convertir los saldos de los ahorristas en pesos convertibles (CUC) a CUP, a la TASA ACTUAL. Hacer lo contrario sería ROBARLES.


   De paso, la memoria ayuda a comprender cuán posible es un aserto: “si hay voluntad política, lo demás es pura técnica”. Basta recordar con cuánta eficacia el Banco Central condujo en el 2004 la llamada desdolarización de Cuba, mediante la cual se eliminó el curso del dólar y se sustituyó por el actual CUC (Manuel David Orrio: “Desdolarización” de Cuba: más vale tarde que nunca, dice Shangó).


   Preciso es hacer entender que un problema es la unificación monetaria y otro distinto la cambiaria, sin dudas lo más complejo. Al cambio actual, es idéntico pagar 2,40 CUC por un litro de aceite de soja que entre 57,60-60,00 CUP ¡Ah! ¿Que entonces el orbe conocerá que la “botellita de aceite” puede costar más del 15 % del salario? ¿Que entonces todos sabrán que tenemos en Cuba algo bien parecido – si no lo es – a una hiperinflación? ¿Que saltará sobre el tapete la enormidad anacrónica de los impuestos con que se gravan los bienes y servicios hoy adquiribles en las denominadas Tiendas de Recaudación de Divisas (TRD)?


   Dichos impuestos, quede claro, influyen muy negativamente en poder adquisitivo, rotación de inventarios y estructura de la oferta y demanda, más allá de que su anacronismo hizo injusto lo que en su momento fue justo. Bien, todo lo anterior es parte del proceso unificador. Y será mejor mientras más rápido se cruce El Rubicón.


   No me atrevo a pronósticos sobre qué ocurrirá, de inmediato o a mediano plazo, respecto al Índice de Precios al Consumidor (IPC). No obstante, la unificación monetaria en la circulación minorista desegmentará mercados, incrementará la rotación del dinero y, por la propia lógica de esos procesos, debe de hacer descender el IPC.



   OM: El salario medio actual en Cuba está en torno a los 427 CUP, equivalentes a entre 17 - 20 USD y a 17 CUC ¿Crees que el costo de la Canasta Familiar pudiera cambiar en algo con estas medidas? ¿Sería recomendable un incremento salarial por sectores?



  MDO: Unificar monedas desegmentará mercados e incrementará la rotación del dinero; el mayor dinamismo de la economía provocado por ambos procesos debe de influir positivamente sobre la Canasta Familiar. La unificación cambiaria tenderá sin dudas al descenso en la tasa de cambio para las personas naturales, aunque ese beneficio puede ser mediatizado y hasta contrarrestado por el encarecimiento de la tasa para las personas jurídicas. En este contrapunto, a mi juicio, se halla una de las mayores incógnitas, por cuanto nadie sabe cómo se reflejará en los costos y por ende en los precios. Habrá que actuar y corregir sobre la marcha.


   Pável Vidal, en mi opinión uno de los más capaces economistas criollos, entre los estudiosos del tema monetario, apuntó que “Las autoridades económicas deberán evitar una espiral inflacionaria, con vista a conservar la estabilidad monetaria y con el objetivo de que la devaluación nominal del tipo de cambio termine siendo también una devaluación de la tasa de cambio real… Las autoridades deben localizar las empresas más afectadas y que comiencen a incurrir en pérdidas, y tomar decisiones al respecto…” (Notibancos La Habana, 19 de junio de 2008 Año 7 No 20).


   ¿Recomendable, un incremento salarial por sectores? Se ha hecho: el resultado global ha sido contraproducente, si bien éstos o aquellos se han beneficiado parcialmente.


     Prueba al canto: una funcionaria de primer nivel del Ministerio de Cultura devenga, entre salarios y dietas, unos 970 CUP. Su hija, a unos meses de ser graduada universitaria, iniciará su carrera con unos 700 CUP de salario, sin contar dietas. No es caso único: toda la política laboral criolla se encuentra “contaminada” por los denominados “parches salariales”, a los cuales se refirió el Vicepresidente Díaz-Canel en el pasado IX Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC). Planteó -va mi voto-, realizar las unificaciones monetaria y cambiaria, primero, y SÓLO DESPUÉS emprender una reforma general de precios y salarios.



   OM: Avanzar en el establecimiento de una circulación monetaria única hace tiempo que -dentro del país-, es un reclamo tanto de muchos especialistas -que comprenden su imperiosa necesidad-, como del sector popular -sin acceso directo al CUC-, sin embargo, poco se habla del efecto que tal medida pudiera tener en el ámbito de las relaciones con el exterior ¿Cuál es tu "visión" al respecto?



   MDO: Las dualidades monetaria y cambiaria han provocado tales distorsiones en la medición del valor, que a ciencia cierta no se sabe cuáles oportunidades ofrecen las unificaciones a la capacidad exportadora cubana, a la sustitución de importaciones o a las inversiones públicas y privadas, internas y externas. No se discute que habrá oportunidades: pero dudo se conozcan dónde y cómo.


    Ejemplo a la mano: por estos días el Ms.C. Ing. Geólogo Rolando Batista fue noticia. A resultas de sus investigaciones, Cuba se presenta como sitio promisorio para la extracción y exportación de minerales y metales, o como plaza para producir sus derivados. Punto atendible en sus hallazgos fue el potencial para construir viviendas que tienen muchos municipios criollos, a partir de sus propios recursos minerales. Batista, y otros investigadores, identificaron POSIBILIDAD EXPORTADORA o de SUSTITUCIÓN DE IMPORTACIONES en diversos rubros, pero al mismo tiempo señalan las limitaciones financieras locales para materializar esas posibilidades, cuyo valor concreto se halla, justamente, en lo local.


   Pues bien, sólo contando con una moneda REAL, frente a las divisas, es posible determinar la factibilidad de esos emprendimientos, o atraer inversiones cuyo monto puede ser o no elevado, o generar iniciativas locales que se expresen en mayor Desarrollo Humano. Por tanto, pregunta al parecer aún sin respuesta: ¿se acabará de entender que sólo con un peso cubano debidamente valuado frente a las divisas será posible una verdadera sustentabilidad local, base de la autosuficiencia de Cuba? Martí lo dijo: “Ésa es la raíz y ésa es la sal, de la libertad: el municipio” (Diccionario del Pensamiento Martiano. Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 2004. Pag. 458).


  Imaginemos, nada más, este escenario: se unifican monedas y tasas de cambio, y se realiza una reforma general de precios y salarios, ambas exitosas. Aparece, entonces, que es más rentable pagar “como Dios manda” a los arroceros criollos, antes que importar arroz. Diez años después Cuba se autoabastece y comienza a exportar en el área del Caribe ¿Parece un sueño? Pues algo parecido ocurrió en Vietnam…de donde nuestro país importa arroz.


   OM: Estimado Manuel David, creo que los lectores ya tienen una primera impresión de tus "visiones" sobre el tema, no obstante, creo que será necesario continuar este diálogo; por lo tanto, espera algunas observaciones y nuevos asuntos que -obviamente- se han tenido que quedar fuera por ahora, como el posible impacto de la unificación monetaria en el PIB,  en el IDH y en otros "indicadores" económicos y sociales.


NOTAS:

1 Manuel David Orrio del Rosario, periodista y economista cubano residente en Cuba. Presidente de la Comisión de Ética de HERMES Internacional

2
La prensa cubana o “fría se la toma cualquiera"

3 Nuevas regulaciones aduanales

4- Cuba: la nueva Ley Tributaria
- La CUCalización en la economía cubana


INFORMACIÓN RELACIONADA

-Cuba: La profundización Orestes Martí
-Cuba: La profundización (II)Orestes Martí
-Cuba: El Partido y el CongresoOrestes Martí
-Remesas para poner negocios Gerardo Arreola/La Jornada
-Créditos para negocios y casas Equipo de Progreso Semanal/Elsa Claro
-No juega la lista con el billete Manuel Alberto Ramy
-Gaceta Oficial de Cuba
-intervención del General de Ejército Raúl Castro Ruz Publicado por Rosa C. Báez en HERMES Información-Comunicación desde la izquierda


Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress