Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Por J.M. Álvarez - Canarias-semanal.org
Jueves, 17 de octubre de 2013
"Stone ignora que la aventura imperialista de EE.UU. comenzó desde su nacimiento"

¿Cómo vimos el documental de Oliver Stone sobre Estados Unidos?

Guardar en Mis Noticias.

 [Img #22334]   

   El martes 15 de octubre finalizó en La 2 de TVE la serie documental "La historia no contada de los Estados Unidos", narrada por el famoso cineasta Oliver Stone. Quien esto suscribe considera que sus denuncias, valientes eso es cierto, en absoluto son nuevas ni trascendentales, pues ya las han realizado, y siguen haciéndolo, multitud de analistas anónimos de todo el mundo. El problema que vemos es que el documental no cuestiona el sistema capitalista, por eso pensamos que La 2 ha permitido su difusión.
 

          Oliver plantea de manera más objetiva que otros una serie de hechos, pero sigue aportando datos inventados por la burguesía para descalificar, más dulcemente si se quiere, a Stalin. La URSS sí fue una dictadura como la cita de manera peyorativa, pero una dictadura del proletariado de la que no renegamos  porque es sinónimo de voluntad de la mayoría sobre una minoría, y si eso es así es porque cuando dejar de actuar de esa manera, la minoría será la que tomará el poder y oprimirá a la inmensa mayoría.
 

       A Stalin lo denomina "dictador sanguinario", ignora su papel en la guerra civil rusa, la construcción del socialismo en circunstancias muy complejas, la industrialización y colectivización de la agricultura. Aunque  reconoce su victoria sobre los nazis en la Segunda Guerra Mundial, no cita su habilidad para jugar con las contradicciones interimperialistas. Firmó un pacto de no agresión con Hitler (hoy los súper lo habrían puesto de traidor), lo que facilitó ganar algo de tiempo, pues sabía que la URSS era el objetivo final. Es cierto que sus purgas en el ejército pasaron factura pero no es menos cierto que, gracias a ellas, sólo un militar soviético de alto rango se pasó a las filas alemanas.
 

    El director de cine considera a Kruschev "un héroe olvidado" y muestra su simpatía por él y Gorbachov; sin embargo el primero negó la lucha de clases en la URSS lo que, a la postre, desembocó en la desaparición del bloque socialista de la mano de Gorbachov. Ambos personajes fueron el principio y el fin de una esperanza y sus actitudes los hacen responsables ante la historia de la muerte de millones de personas a manos del imperialismo que obtuvo vía libre para cometer genocidios por doquier. No pueden hacerse héroes de villanos.
 

    Stone plantea que fue al final de la Segunda Guerra Mundial cuando EEUU pasó de un sistema democrático a un régimen más o menos dictatorial. Entendemos que no fue así. EEUU desde su nacimiento como nación soberana, comenzó su aventura imperialista intentando apoderarse sin éxito de Canadá aprovechado que Gran Bretaña luchaba en Europa contra Napoleón, después provocó el exterminio de los indígenas en el oeste, la invasión de México en el sur y sus intervenciones en América Latina. Todo ello sucedió mucho antes de esa supuesta transformación denunciada por él y que concreta en el traspaso de la presidencia de Roosevelt a Truman. Nadie puede venderme la supuesta bondad de una democracia burguesa secuestrada porque, es justo al revés, la democracia burguesa es la secuestra a las masas mediante la alienación.
 

    Tras recordar las barbaridades de los Bush, cree ciegamente en la historia oficial sobre la operación que dio muerte a Ben Laden, un muerto que nadie ha visto. Según otras fuentes, el ex colaborador del Pentágono falleció tiempo antes en un hospital de Arabia Saudita porque padecía una enfermedad renal. En el colmo del despropósito compara a Ben Laden con Lenin y Hitler y termina diciendo que Obama fue la promesa frustrada  de un regreso de EEUU al humanismo y al respeto medioambiental ¿Pero cuándo Washington ha hecho eso en toda su historia? EEUU es un país que hizo de la expansión a costa de otros pueblos, una ideología con contenidos parecidos al nazismo.
 

   En definitiva, y bajo mi punto de vista, más de lo mismo, más visión americana del mundo, más "American way of life" pero en versión Oliver Stone.


http://jmalvarezblog.blogspot.com.es/

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
7 Comentarios
Fecha: Jueves, 28 de noviembre de 2013 a las 10:44
Fede
Hablar bien de los bolcheviques con Stalin a la cabeza, es indigno para un obrero con conciencia de clase. La igualdad de clase, la libertad de poder expresarse en asambleas obreras, la libertad de palabra en los medios de comunicación, la igualdad (paridad) económica entre los obreros ( la igualdad en la calidad de vida calefacción, comida, vestido, etc.), y la élite dirigente, la libertad de la mujer y la igualdad con el hombre, la enseñanza libre e igualitaria de clase en libertad sin la odiosa disciplina militar (no estoy en contra de otro tipo de disciplina que sea ideológica de clase y no burguesa militar). La ausencia de derechos sindicales en un régimen que acordaba los convenios colectivos de obligado cumplimiento; etc., etc. No soy troskista. No soy anarquista. Mi cultura de clase se inició en las CCOO de las asambleas de las obras en los años 19... En ningún partido (PT, PCML, PCI, PCC, CCI, ...) he podido sentar cuna porque todos adolecen de la misma cultura anti-obrera, caciquil, dogmática, pequeño-burguesa que hacen del dirigente o de los dirigentes bestias burguesas henchidos de vanidad y de soberbia. Es la cultura política e ideológica de los bolcheviques con Stalin a la cabeza. Es totalmente imposible que una cultura burguesa pueda darle la libertad a la clase obrera para que alcance su emancipación. Simplemente porque la clase obrera, para ser libre ha de haber igualdad. Igualdad de clase: política, ideológica, económica, social, cultural, legal, ... y a la par responsabilidad. Responsabilidad en la que todos, sin excepción, hombres, mujeres y niños, tengan la obligación de participar en la governanza de la sociedad, en todos lo niveles políticos, sociales y económicos; cada cual según su capacidad. Lo dejo aquí. Creo que los logros bolcheviques, su ideología y su forma de partido fue, quizás, la mayor de las mentiras vertidas sobre la clase obrera.
Uno que se dice de izquierdas.
Fecha: Domingo, 17 de noviembre de 2013 a las 13:17
Félix Duque Criado
Desde mi perspectiva norteamericana: el comentario breve de asison abre tantas cuestiones cuantas sentencias contiene. ¿Quien hace héroes de villanos? ¿Ha alguien glorificado aquí a Nikita Jrushchov, Felipe Gonzáles, Boris Ielltsin, Xavier Solana o Barack Obama? Luego, ¿qué quiere decir esto de “visión estalinista del mundo”? Y, en general, ¿ese atributo de “estalinista”? Los delirios aparte, ¿es cualquier otra cosa que un equivalente lapidario de la calificación “revolucionario proletario consiguiente”? Por ejemplo, en contraposición a la traición trotskista, eurocomunista, etc. Por supuesto, el asunto se puede abordar y en un contexto mítico o confabulatorio, como lo hace Manuel también, pero da asco y compasión al mismo tiempo.
Fecha: Viernes, 8 de noviembre de 2013 a las 11:54
asison
!!No pueden hacerse héroes de villanos.!!!

Lo tuyo si es mas de lo mismo, visión estalinista del mundo. Tan patético como el propio Stone.

Das risa y pena la mismo tiempo.

Fecha: Lunes, 28 de octubre de 2013 a las 12:33
Juan Ramón Medina
Para empezar a desmontar las mentiras sobre Stalin: Domenicco Losurdo "Stalin. Historia de una leyenda negra". Editorial Viejo Topo.
Fecha: Viernes, 25 de octubre de 2013 a las 12:01
Adaiunay
Tengo la impresión, claro está subjetiva, que Manuel se habrá leído “El libro negro del comunismo: crímenes, terror y represión” (1997) escrito por profesores universitarios y investigadores europeos y editado por el francés Stéphane Courtois. En español fue publicado en 1998 por las editoriales Espasa Calpe y Planeta en 1998, traducción del acérrimo militante anticomunista el sionista César Vidal. Hay versión opuesta, “El libro negro del capitalismo”, de Gilles Perrault; Jean Ziegler y Maurice Cury, publicado en 1998 como reacción a aquel panfleto anticomunista. La editorial estadounidense ‘Harvard University Press’ se negó a publicar la traducción al inglés de “El libro negro del capitalismo”. Un año antes, en 1997, la imprenta de la Universidad de Harvard había publicado la versión anglosajona de “El libro negro del comunismo”.
Fecha: Miércoles, 23 de octubre de 2013 a las 13:16
Manuel
Al parecer, 5 millones de muertos en la abandonada Ucrania, otros tantos entre fusilamientos y deportados a Siberia, el aniquilamiento de los artistas e intelectuales rusos. Eso, eso no basta para calificar a Stalin como el fascista de guante rojo más atroz de todos los tiempos. Músicos como Shostakovich, que dormia con su ropa ante el temor de que la KGB viniera y se lo llevase de su casa. O funcionarios que visitaban casas para realizar tests a personas elegidas por "el padrecto de los pueblos" para comprobar su grado de adhesión al sistema totalitario que urdió Stalin. En resumen, un monstruo, que sigue alentando beneplácitos entre algunas gentes llamadas de izquierda, embargados por la ignorancia o por un idealismo trasnochado que siguen pregonando que los que hablamos mal de Stalin estamos engañados por la propaganda burguesa. En esto os pareceis a la religion católica, que ante el cúmulo de barbaridades que acaecen en el mundo dicen que dios nos ama.
Fecha: Jueves, 17 de octubre de 2013 a las 12:28
Danielgue
Lamentablemente ,ejemplo cantantes de revoluciones que
se hicieron ricos ,despues se hacen de derecha para que esta les cuide la furtuna

Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress