Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

La indignación sacude Colombia

La indignación sacude Colombia

(12 FOTOS)


     En defensa de la educación pública y en contra de la privatización de la Universidad, el pasado 10 de noviembre tuvieron lugar masivas manifestaciones estudiantiles en Colombia. En firme oposición a las pautas marcadas por el recientemente firmado Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, salieron a las calles más de 600.000 personas, en unas convocatorias que no obtenían tanto seguimiento desde hace más de 50 años, y las que se unieron jóvenes de primaria y secundaria, centrales obreras y sindicatos de maestros.

      Nuevas formas, creativas e imaginativas, llenaron de color las calles, recordando el ambiente de los carnavales. Danza, música y dramatizaciones tuvieron lugar por todas las calles por donde pasaban las manifestaciones, sin por ello restarle un ápice al fuerte carácter transformador de las reivindicaciones. A pesar de la desigual correlación de fuerzas, fue frecuente el uso de herramientas educativas -como lapiceros gigantes-, contra la represión policial, o las acciones nudistas frente a los 'antimotines', escenificando lo poco que le queda por perder a la clase estudiantil.

      En contra de las constantes imágenes de violencia que nos llegan de este país, las acciones de la población se caracterizaron en todo momento por su carácter pacífico e inclusivo, siendo los propios manifestantes quienes reprimían cualquier conato de violencia que surgía de entre sus propios miembros, acorralando y aislando a los violentos. Llegaron a poner de moda, durante un tiempo, la por ellos mismos denominada “abracitis”, dirigida a los policías. También repartieron besos y claveles a los transeúntes.

      Consecuencia del masivo seguimiento por todo el país de las convocatorias, el Gobierno retiró la Ley 30 el pasado miércoles 16, por lo que los estudiantes suspendieron las huelgas iniciadas. Subrayan, no obstante, que seguirán las protestas, así como el 'estado de alerta' para verificar el cumplimiento de los acuerdos alcanzados. Los estudiantes iniciaron, posteriormente, un proceso democrático constituyente, mediante el cual esperan presentar al gobierno una nueva propuesta de financiación de la Universidad.

      Dado que la reforma mantiene una estrecha relación con la que actualmente se está tratando de imponer en Chile, los estudiantes de ambos países anuncian ya una convocatoria conjunta para este próximo jueves, 24 de noviembre, y llaman a que se extienda la indignación por toda Latinoamérica.

    

     Texto: Pedro Larré

     Fotografías: Internet

Canarias-semanal.org • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress